Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista Ana Juan Torres Presidenta del Consell Insular de Formentera

Ana Juan Torres: «Es una ventaja enorme tener un gobierno progresista»

«Tenemos temas pendientes y de importancia por delante, como la regulación de los fondeos de s’Estany des Peix y alrededor de la isla y seguir trabajando en la sostenibilidad del turismo y la movilidad»

Ana Juan (PSOE) posa en uno de los balcones de la sede del Consell. C.C.

Ana Juan Torres (Formentera, 1971) es desde el pasado viernes la nueva presidenta del Consell de Formentera tras tomar el relevo de Alejandra Ferrer en cumplimiento del pacto de gobierno entre su partido, el PSOE, y Gent per Formentera (GxF). Tiene ante sí 20 meses de mandato en los que tendrá que poner en marcha importantes proyectos, como la contrata de la basuras y la del transporte público terrestre, entre otros.

Acaba de ser elegida presidenta del Consell. ¿Cómo se siente?

Es un orgullo no solo para mí sino para el partido socialista, que tras 28 años vuelve a estar al frente de la primera institución de Formentera. También es una responsabilidad muy grande.

Usted es además la secretaria de organización del PSOE insular. ¿Qué ha cambiado en estos últimos años en su partido?

Han cambiado muchas cosas y no solo me refiero a las caras que están al frente de la formación, como Rafa Ramírez, secretario general, y con una ejecutiva renovada. Es cierto que en las elecciones de 2015 sacamos los peores resultados pero cuatro años más tarde doblamos el número de votos. Pienso que el partido socialista en Formentera está volviendo al sitio en el que ha estado siempre históricamente. El otro día repasaba datos y desde que hay elecciones el PSOE las ganó todas hasta 1999 , cuando se integró en la COP. El partido socialista en esta isla tiene un bagaje y un recorrido que no podemos pasar por alto.

Durante estos 28 meses que ha sido vicepresidenta del Consell, ¿se ha sentido cómoda en el equipo de gobierno?

Sí, muy cómoda. Si hacemos una lectura del resultado de las últimas elecciones vemos que el pueblo de Formentera es progresista, que pedía un gobierno de esa tendencia y el único pacto posible que había era con Gent per Formentera. Teníamos que llegar a un entendimiento para trabajar para los ciudadanos.

¿Qué significa este relevo para la institución?

Cambian algunas cosas. Además de los despachos también cambia la vicepresidencia, que pasa a Alejandra Ferrer, y además de asumir la máxima representación de esta institución, asumo el área de Igualdad. El cambio es importante pero está siendo normal. Tenemos un acuerdo programático que firmamos para esta legislatura. Y aunque la pandemia nos ha trastocado los planes seguimos hacia adelante con él. Además, están los programas con los que nos presentaremos a las próximas elecciones, tanto ellos como nosotros.

Hasta entonces le quedan 20 meses por delante. ¿Cuáles son sus retos?

Tenemos que sacar adelante el acuerdo programático pactado. Hay proyectos acabados, unos iniciados y que van avanzando y otros que están parados porque la pandemia nos ha obligado a replantearnos todas nuestras prioridades. Eso nos llevó a atender la crisis sanitaria y luego la económica y social. Para mí, hay temas pendientes muy importantes como la regulación de s’Estany des Peix, la de los fondeos en toda la isla, la recuperación de es Campament, seguir trabajando por un turismo sostenible en equilibrio que también llegue a la movilidad para todo el mundo... Podría seguir, queda mucho trabajo por hacer y aquí estaré para intentar sacarlo adelante en el tiempo que queda hasta el final de la legislatura.

¿Es una ventaja que usted sea socialista y que el Govern también esté liderado por su partido para alcanzar esos objetivos?

(Niega con la cabeza). Creo que es una ventaja, enorme, tener en Formentera un gobierno progresista, y también contar en Balears con una mujer socialista como Francina Armengol y que el Gobierno del Estado también lo sea. Pienso que si trabajamos conjuntamente las tres administraciones, podremos sacar ventajas para nuestra isla.

¿Cuál es su opinión sobre la situación actual del transporte marítimo con Formentera?

En verano la línea marítima entre Ibiza y Formentera soporta una cantidad de frecuencias diarias inasumible, es insostenible. Atraviesan un Parque Natural. Los barcos se tienen que adaptar a nuestras necesidades y encaminarse hacia la sostenibilidad y sobre todo tenemos que garantizar la movilidad de todos los residentes en la isla durante todo el año, con la primera barca de las seis de la mañana y la de las 22.30 horas de regreso. Ahora mismo hay un compromiso asumido por la navieras para que a partir de mañana se recupere ese horario de la noche, pero esto se tiene que trabajar para que esté garantizado por ley y regulado todo el año. Es muy importante además desarrollar el decreto de Transporte Marírimo, si puede ser antes de final de legislatura.

El Consell ha puesto en marcha el programa Formentera.eco para regular la entrada de vehículos en verano. ¿No le parece que sigue habiendo muchos vehículos en las carreteras de la isla?

Sí, es la sensación que creo hemos tenido todos, residentes y visitantes. Me imagino que esto lo veremos reflejado cuando tengamos los datos del Observatorio Turístico, a través de las encuestas que se realizan en el puerto a los turistas. Pero sí, la sensación de este verano es que las carreteras estaban llenas de vehículos. Con la puesta en marcha de este proyecto en 2019 [Formentera.eco] asumimos el compromiso, a través del Consell d’Entitats, de reducir un 4% anual el número de vehículos que pueden circular. Pero la movilidad sostenible también tiene que pasar por los residentes. No podemos pedir solo a los visitantes que se muevan de una manera sostenible, que usen el transporte público y que usen vehículos eléctricos. Los residentes tenemos que ser conscientes de la necesidad de implicarnos. Si solo reducimos los vehículos de los visitantes o los de alquiler y nosotros como ciudadanos cogemos nuestros vehículos particulares para movernos 100 o 200 metros, así nunca conseguiremos avanzar hacia lo que sería deseable.

El año que viene el Consell tiene que adjudicar la nueva contrata de transporte público terrestre. ¿Qué novedades hay que esperar?

Esta nueva contrata tiene que estar adaptada a nuestras necesidades como residentes en la isla. Los autobuses tienen que tener una dimensiones adecuadas y ser sostenibles. También hay mejoras en las frecuencias y aumentan las líneas. No tenemos las mismas necesidades en invierno, obviamente, que en verano, luego se adaptará el servicio a cada momento. Una iniciativa ha sido el transporte público gratuito para menores de 18 años, personas con movilidad reducida y un acompañante, y esto seguirá.

Otra contrata que tiene que salir es la de la de recogida de residuos. ¿En qué momento está?

Ahora mismo se están contestando a las alegaciones que se han presentado. Luego se sacará la licitación, se adjudicará y se pondrá en marcha, esperemos que para el año que viene. Es el contrato más importante de nuestra Administración y tiene que dar solución a los problemas que tenemos en esta materia. Tenemos que notar una mejoría importante en el servicio. Pero de forma paralela debemos avanzar hacia una economía circular, que es lo que nos marca la Agenda 20-30. Debemos lograr reducir la cantidad de residuos que generamos, reciclar y reutilizar. Si no cambiamos nuestros hábitos nunca tendremos un servicio de recogida suficiente. Hemos puesto en marcha varias iniciativas en este sentido como la recuperación de palés o de bicicletas que tenían un impacto en el transporte de los residuos.

Está al frente de las áreas de Comercio, Emprendimiento, Mayores, Vivienda y, ahora con la presidencia, de Igualdad. ¿Cuáles son sus retos?

Son todas áreas que me entusiasman. Vengo del mundo del comercio y hemos avanzando con el plan de dinamización comercial que presentaremos a final de este mes. En cuanto a Emprendimiento, es un área a la que había que dar un impulso y la pandemia nos lo ha servido en bandeja para potenciar el emprendimiento entre jóvenes y mujeres. Hemos acabado ahora la redacción del Plan Estratégico de Ocupación Local (PEOL), que lleva asociada la creación de un centro de emprendimiento para acompañar a todas y todos los emprendedores en el inicio de sus proyectos, facilitándoles asesoramiento. Luego está Mayores, coordinado con Bienestar Social, y donde me encargo de la parte de ocio. Ahora estamos trabajando en el Plan Integral de Mayores. He estado en contacto permanente con este colectivo, que ha sido uno de los más afectados por esta pandemia. Me acuerdo de ese 9 de marzo de 2020, antes de que se declarara el estado de alarma. Ya decidimos cerrar los clubes de jubilados para protegerlos y también han sido los últimos que han retomado las actividades. Todavía no están al cien por cien y costará porque hay personas que aún tienen cierto respeto a ir al club de jubilados a pasar el rato.

¿Y Vivienda, un área que es competencia del Govern y que representa un gran reto teniendo en cuenta la dificultad para encontrar casa durante todo el año?

Es el área de la que me siento menos satisfecha. Es cierto que no tenemos competencias en Vivienda. Nuestro compromiso era crear una oficina o agencia de la vivienda y no me vale como excusa, pero el covid también ha influido. Y hemos visto desde entonces cómo este problema ha aumentado no tanto para acceder a una casa sino para pagar los alquileres, que no son bajos en nuestra isla. Esa oficina físicamente no está, pero hemos sacado dos líneas de ayuda al alquiler. Somos conscientes de que las ayudas al alquiler no solucionan el problema, porque son ayudas puntuales. Es un problema difícil y no solo se produce de Formentera; está en nuestro entorno inmediato, en nuestra comunidad y en todos los territorios turísticos en los que el mercado del alquiler está tensionado. Es un problema complejo que casi está enquistado en nuestra isla y que necesita soluciones globales y transversales con todas las administraciones públicas implicadas. También necesitamos la implicación de los propietarios, debemos darles seguridad para cuando ponen su vivienda en alquiler todo el año.

¿Qué opina de la regulación de fondeos en s’Estany des Peix?

Tenemos que frenar la degradación medioambiental que sufre s’Estany des Peix, en el Parque Natural, y los informes están allí. Coincidimos en la necesidad de regular los usos que se dan en este espacio. Si miramos el PRUG se están dando usos que esa normativa no permite, pero no ahora sino de siempre. El reglamento de usos dirá cómo y quién podrá fondear.

Compartir el artículo

stats