Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lluvia desbordó las nuevas canalizaciones de es Pujols, en Formentera

El Consell revisará el funcionamiento del sistema de alcantarillado, que no pudo absorber todo el caudal

Los bomberos trabajan en uno de los aparcamientos más afectados de es Pujols.

Los bomberos trabajan en uno de los aparcamientos más afectados de es Pujols.

El Consell de Formentera «revisará el correcto funcionamiento» de las canalizaciones de es Pujols que el pasado lunes por la mañana no pudieron recoger el caudal de agua que provocó una lluvia torrencial. Como consecuencia, numerosos locales comerciales de la avenida Miramar y la calle Punta Prima de la localidad se inundaron y registraron hasta 20 centímetros de agua.

Dos bomberos trasladan una bomba de agua. | CIF

En una nota de prensa, el Consell avanzó que la revisión de las canalizaciones de pluviales se dirigirá a «minimizar las posibilidades de que se vuelva a repetir esta situación», en referencia a las inundaciones. Además, admite que «con la situación excepcional» de la lluvia torrencial, «las canalizaciones de la avenida Miramar y calle Punta Prima vieron sobrepasada su capacidad».

La brigada de caminos limpia una vía secundaria. | CIF

Sin embargo, todas las instalaciones subterráneas de esta localidad fueron cambiadas dentro de las obras de mejora y embellecimiento de es Pujols, que concluyeron el pasado mes de junio y fueron recepcionadas por el Consell de la isla.

Un operario del servicio de carreteras limpia el carril bici de la PM-820. | CIF

Siguen las tareas de limpieza

Mientras tanto bomberos, servicios de limpieza y brigadas de caminos y red viaria de la institución insular continuaron ayer con las tareas de refuerzo iniciadas el lunes para evacuar agua y limpiar y acondicionar las calles y las vías afectadas por la fuerte tormenta registrada. Los operarios centraron su trabajo principalmente en es Pujols, que ha sido la zona más afectada, donde retiraron con agua a presión y palas el barro y el material arrastrado por la lluvia.

También trabajaron en la carretera principal, la PM-820, en los aparcamientos de es Pujols y la zona de ses Illetes y en otras vías secundarias y caminos.

Por otra parte, el área de Medio Ambiente ampliará el tratamiento contra los mosquitos en las zonas donde haya agua dulce estancada para evitar la proliferación de estos insectos.

Compartir el artículo

stats