Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de la Mola critican la invasión de moscas y malos olores por el vertido de lodos

Abaqua intensifica la fumigación de los restos de la planta de Formentera que se depositan en una finca agrícola para hacer compost

Fumigado de lodo cubierto de vegetación. | D.I.

Fumigado de lodo cubierto de vegetación. | D.I.

La Agencia balear de Agua (Abaqua) intensificó ayer la fumigación de los lodos de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Formentera depositados en una finca agrícola de la Mola para hacer compost. La actuación coincide con las numerosas quejas que han presentado los vecinos del Pilar y de su entorno por la invasión de moscas y malos olores (en función de la dirección del viento) que han tenido que soportar por este depósito.

Fuentes de la conselleria balear de Medio Ambiente explicaron que normalmente estos lodos se reparten entre los agricultores que los piden para hacer compost, pero este año «se da la circunstancia que sólo una sola explotación ha pedido reutilizar los lodos».

Desde Abaqua consideran que la reutilización de este material para compost es positiva en términos medioambientales y va en la línea del fomento de la economía circular y de la reducción de residuos.

Las mismas fuentes señalaron que «a raíz de las quejas que nos han transmitido desde el Consell de Formentera, aplicaremos a los lodos una mayor cantidad del producto antiparásitos».

Al mismo tiempo, Abaqua ha dado la orden al transportista de este material para que, «a la mayor brevedad, haga la descarga de los lodos a partir de las nueve de la mañana». La cantidad de lodos que transporta en cada carga es de 15 toneladas y se descargan unos cinco camiones a la semana.

Desde el área de Medio Ambiente del Consell también han transmitido su preocupación a la conselleria balear por las molestias que han denunciado los vecinos, «para que mejore la actuación en esa finca, tape con restos de poda y fumigue la zona».

Varios vecinos de la zona se pusieron en contacto con este diario para expresar su indignación por «la invasión de moscas de estos días».

Incluso un establecimiento de restauración del Pilar se ha visto afectado por la presencia de estos lodos porque ha perdido clientes. Otra vecina aseguró a Diario de Ibiza: «No puedo estar en el exterior de mi casa por las moscas, es imposible».

Compartir el artículo

stats