Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell debe autorizar la compuerta de sa Sequi para regular s’Estany Pudent

La Comisión Técnica Asesora ha de valorar el impacto ambiental y patrimonial. La actual solución es cuestionada por vecinos de la zona, a la espera de que se apruebe otro sistema más integrado

Sacos de grava instalados de forma provisional en sa Sequi para amortiguar la entrada de agua a s’Estany Pudent.

La Comisión Técnica Asesora (CTA) del Consell de Formentera tiene que evaluar la idoneidad de la compuerta provisional que la empresa Posidonia SA, que explota las salinas de la isla, quiere instalar en el canal de sa Sequi, debajo de la carretera, para regular la entrada del agua a s’Estany Pudent y, en principio, facilitar así la cría de aves en determinadas áreas de esta zona húmeda, situada en el Parque Natural de ses Salines.

Entrada del canal de sa Sequi desde el mar. | C.C.

El conseller de Medio Ambiente de Formentera, Antonio Sanz, insiste en que la solución que se ha aplicado, «de forma muy provisional», fue la de colocar unos sacos de grava, palets y plásticos, mientras la CTA informa sobre la propuesta de la empresa explotadora, Posidonia SA, de instalar un sistema más adecuado pero igualmente provisional. La solución definitiva sería la de colocar la antigua compuerta bajo el arco de sa Sequi, algo que puede demorarse.

Esta iniciativa arranca en agosto de 2020, cuando se inicia el expediente por parte del Consell a petición de la empresa explotadora. En noviembre de ese año, la Comisión de Medio Ambiente balear emite un informe favorable y asocia la recuperación del espacio salinero a las tareas de conservación. Respecto a la petición de instalar una compuerta, la Comisión indicó en ese momento: «Para evitar contaminaciones y hacer frente al incremento del nivel del mar a causa del calentamiento global, episodios que pueden contaminar el circuito de la explotación, alterar la nidificación de las aves o afectar a las poblaciones endémicas y otras comunidades vegetales, se deberá instalar una compuerta reguladora con materiales tradicionales en el canal de entrada al circuito salinero desde el mar, en sa Sequi».

Supervisión del Parque Natural

Insiste la Comisión en que el montaje de la citada compuerta obliga a cumplir ciertos criterios: «La actividad deberá ser siempre tradicional; las obras para el mantenimiento de las instalaciones en ningún caso pueden romper el paisaje, dañar el patrimonio o no permitan el asentamiento de las poblaciones de fauna y flora». Además, indica que «cualquier actuación que se lleve a cabo en el ámbito de la explotación salinera deberá estar supervisada en todo momento por el Parque Natural de ses Salines».

Sanz explica que hubo una reunión a tres bandas entre el propio Consell de Formentera, Costas y el Parque Natural. «Para realizar esa actuación provisional con los sacos de grava y los palets, nos hemos encontrado con que recientemente se ha retirado, de forma vandálica, un palet, provocando una entrada muy importante de agua que puede afectar a los nidos que ya existen». El conseller insiste en que la solución definitiva sería instalar una compuerta bajo el arco de sa Sequi para regular la entrada de agua que ya existía antiguamente.

Balizamiento y concesionesde playas

El conseller de Medio ambiente de Formentera, Antonio Sanz, también confirmó que el balizamiento de las zonas de baño de las playas de Formentera ya está ultimado, para evitar que las embarcaciones de recreo fondeen en los 200 metros de la zona de baño. Asimismo se han marcado los canales de entrada y salida a las playas, incluido el puerto pesquero de es Caló de Sant Agustí. Respecto a las concesiones de playas, avanzó que las autorizaciones terminan el 31 de diciembre. Y que este año el Consell volverá a sacar a concurso las mismas.

Compartir el artículo

stats