Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formentera aún tardará tres años en implantar el contenedor de materia orgánica

El Consell tiene previsto comprar y soterrar 56 nuevos depósitos marrones, con una inversión de 500.000 euros

Una vecina deposita cajas de cartón en el correspondiente contenedor, en Sant Francesc. | C.C.

Una vecina deposita cajas de cartón en el correspondiente contenedor, en Sant Francesc. | C.C.

El quinto contenedor de residuos urbanos, el marrón para restos orgánicos, no llegará a Formentera hasta dentro de tres años, como mínimo, mientras que en otros municipios de la isla de Ibiza ya se han empezado a instalar.

Son varias las razones de esta demora, teniendo en cuenta que la Unión Europea ha puesto enero de 2024 como fecha para su implantación. Entre ellas está la búsqueda de financiación, con fondos europeos, para la compra e instalación de estos nuevos contenedores, que en Formentera se ha presupuestado en medio millón de euros. La previsión que maneja la conselleria insular de Medio Ambiente de Formentera es la adquisición de 56 contenedores soterrados, de 5 metros cúbicos, con un precio unitario de 8.765 €, sin impuestos, más el coste de la obra civil.

De hecho, en las obras de es Pujols y en las del acceso al nuevo colegio de Sant Ferran ya se prevé la instalación de estos contenedores soterrados, junto al resto, para no tener que levantar las calles en el futuro. Además, existe un estudio para reconvertir algunos de los contenedores actuales de rechazo en depósitos para la recogida de residuos orgánicos.

Otro motivo del retraso es que al final de este año el Consell espera adjudicar la nueva contrata de basuras, por ocho años, cuyo pliego de condiciones fue aprobado, de forma inicial, en el pleno del pasado mes de febrero.

La implantación del quinto contenedor, para los residuos orgánicos, depende de la financiación europea para desarrollar el proyecto

decoration

La nueva contrata no contempla la instalación de los nuevos contenedores marrones, por lo que el Consell Insular está buscando esa financiación necesaria para incorporar este quinto contenedor a los ya existentes para separar los residuos. En la nueva contrata está previsto que ese quinto contenedor para los restos orgánicos se implante al tercer año de la entrada en funcionamiento del nuevo servicio de recogida de residuos urbanos.

Mientras, el Consell espera resolver la financiación de la compra e instalación, presentando el proyecto del quinto contenedor, así como otro no menos importante, la construcción de una planta de compostaje en es Cap para tratar estos residuos y evitar así que tengan que enviarse a las instalaciones del vertedero de Ca na Putxa en Ibiza.

El técnico de Medio Ambiente de la conselleria, Javier Asensio, explica que el problema se complica en lo que respecta al tratamiento de los restos orgánicos porque no solo se trata de separarlos, sino también de recuperarlos para compost: «El problema que tenemos es que, de momento, no tenemos una planta en condiciones para hacer el tratamiento de la orgánica y estamos estudiando qué salida le damos. También dependerá del volumen que se genere para que se pueda compensar económicamente».

El técnico insiste en que desde su conselleria se ha trabajado desde 2017. «Hemos sido pioneros, primero en Sant Francesc, en la recogida puerta a puerta para medianos y grandes productores de residuos orgánicos con un contenedor marrón». Esa campaña se amplió al año siguiente y se mantuvo en 2019 con el resto de establecimientos de núcleos urbanos.

Pero en 2020, con la llegada de la pandemia, la reducción de la actividad de esos medianos y grandes productores hizo insostenible económicamente mantener ese servicio. «El Consell tiene por contrato la recogida de orgánica para pequeños y grandes productores y para este año, según evolucione la pandemia y la generación de estos residuos, haremos la recogida para este sector». El servicio se debería cubrir entre el 15 de mayo y el 15 de octubre.

Asensio recuerda que la campaña para que los vecinos accedan de forma gratuita a un compostador doméstico sigue activa. Esta solución se aplica especialmente en casas diseminadas.

Compartir el artículo

stats