Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras

Semana Santa patas arriba en Formentera por el retraso en las obras en es Pujols

Los trabajos se han retrasado por la dificultad del tendido de las instalaciones eléctricas, de agua y de alcantarillado aunque el conseller de Infraestructuras asegura que los problemas ya se han resuelto y que las obras terminarán el 15 de mayo

14

Semana Santa patas arriba en Formentera por el retraso en las obras en es Pujols Carmelo Convalia

Las obras de la localidad turística de Formentera, es Pujols, parecen eternizarse, o esa es la impresión que tienen muchos vecinos de esta localidad. Las principales calles de la localidad están en obras y pasar por ellas, e incluso acceder a la playa resulta bastante complicado. La mayoría de los negocios están cerrados y solo se encuentran abiertos una boutique, una peluquería, una lavandería, un local de comida para llevar, un bar y un supermercado.

Calle Espalmador donde está pendiente abrir una zanja. | C.C.

Las obras comenzaron en diciembre del pasado año, aunque realmente no fue hasta finales del mes de enero de este año cuando lo hicieron a un ritmo normal. La previsión es que la intervención en la avenida Miramar y la calle Punta Prima termine el próximo 15 de mayo, según la planificación que ha presentado la empresa adjudicataria, la UTE Xix Avenida Miramar, que ejecuta la obra por 1.087.286,02 euros.

Dos vecinos de es Pujols observan la evolución de las obras de la avenida Miramar. | C.C.

El conseller insular de Infraestructuras, Pep Marí, aseguró ayer que está muy encima de estos trabajos, que visita «un día sí y otro no, y también me llegan quejas porque toda obra molesta», reconoció. El responsable insular de obras públicas precisó que algún negocio se ha quejado porque no se podía acceder a él, «pero se le ha facilitado que pudieran entrar y salir».

«Pequeños retrasos»

En respuesta a la pregunta formulada por Sa Unió a raíz de las quejas que habían recogido de vecinos y empresarios de la zona, el conseller Josep Marí manifestó entonces que las obras de es Pujols habían sufrido «un pequeño retraso sobre el plazo previsto». El motivo es que al acceder a las infraestructuras antiguas se han encontrado con tuberías a distintos niveles de profundidad, por «lo que se ha tenido que trabajar en nuevos trazados ante estas dificultades aparecidas». «Por contrato está previsto que acaben el 15 de mayo». Una fecha que volvió a confirmar ayer al ser preguntado por este diario.

Una de las pocas tiendas abiertas en es Pujols que convive con las obras. | C.C.

Uno de los problemas generados por las obras es la dificultad de acceder a la playa de esta localidad turística

decoration

Pero aún queda por abrir la calle Espalmador en el tramo que va del Hotel Sa Volta al paso de cebra del Hotel Roca Plana. En este caso se trata de una obra de «urgencia», indicó el conseller de Infraestructuras, por el deterioro del alcantarillado: «Se trata de un tramo de la canalización del alcantarillado que causa problemas e inundaciones en sótanos de hoteles». Esta actuación está prevista por Aqualia, pero con el mismo adjudicatario que el resto de la obra. Está previsto tender la nueva canalización y volver a tapar la zanja, para, seguramente pasada la temporada turística, acometer su urbanización, embaldosado y adoquinado. El objetivo de esa intervención es «justamente evitar esos problemas en esos establecimientos», recalcó Marí.

Respecto a los retrasos, indicó que la mejora de la parte izquierda de la avenida Miramar, si se va en dirección al mar, «ha sido complicadísima porque por allí discurren todos los servicios, teléfono, electricidad, agua y alcantarillado, más los contenedores soterrados y la red de alumbrado público, esa excavación ha sido muy complicada y es lo que más ha demorado la reforma, «pero ahora esto ya está hecho; están tirando hormigón y a partir de ahora se verá avanzar rápido con la pavimentación».

En la parte izquierda ya se ha embaldosado las aceras. | C.C.

Otro de los problemas que se han encontrado es que el nivel del alcantarillado antiguo no coincidía con el nuevo y en varios puntos estas canalizaciones se cruzaban. «Esto ha causado un problema de ejecución, pero ya está solucionado», aseguró el conseller.

Josep Marí indicó que en la parte derecha de la avenida Miramar, «la acera está ya prácticamente terminada, incluso hasta el final de la calle Punta Prima, donde termina la obra». El motivo es que en ese lado, «al no haber instalaciones de servicios, se ha avanzado más que en la otra parte».

Vecinos

Los pocos vecinos que estaban ayer en es Pujols veían con escepticismo y resignación el desarrollo de las obras. Lina Tur tiene una tienda de productos de playa y recuerdos y echa de menos que «no se haya facilitado más información o un mapa para que los pocos visitantes que vienen a es Pujols puedan llegar a la playa y sepan por dónde pasar». Comentaba que «quizá hubiera estado bien un acceso señalizado para llegar al mar, porque la gente ha estado cruzando por la obra». Y justamente en ese momento dos visitantes pasaban bicicleta en mano por en medio de la obra.

También se lamentaba Josefina Pérez, encargada de una lavandería: «Aquí estamos aguantando el tirón, nosotros abrimos todo el año y nos ha pillado toda la obra de la calle que quedará muy bien» deseó. Pero también reconoció que «ahora mismo nos está agobiando un poco la obra a todos, porque se está alargando y la gente tiene muchos problemas para acceder aquí, ya que estamos bloqueados».

Compartir el artículo

stats