Josep Llorca Construcciones inicia su andadura en la isla con el compromiso del «buen hacer» que preside la empresa.

Presentación Josep Llorca en Ibiza Jesús Cebrián

Dos palabras que ya apenas se utilizan, pero con un profundo contenido, «buen hacer», protagonizaron el acto de presentación de Josep Llorca Construcciones, organizado el jueves en el Club Diario de Ibiza. Este concepto es el que la empresa quiere trasladar a Ibiza, una isla con muchas conexiones con la Vila Joiosa, Benidorm y la zona de la Marina Baixa en Alicante, donde la constructora ha contribuido a la renovación de la planta hotelera. «Hemos meditado mucho el paso de establecernos en Ibiza. Sabemos lo que necesita la isla», precisamente la base de su negocio, calidad en el menor espacio de tiempo. Para lograrlo, Josep Llorca se comprometió a cumplirlo en Ibiza, gracias a «un equipo motivado y comprometido». Consciente de las dificultades que tiene Ibiza para contar con profesionales cualificados, el CEO de la constructora avanzó que desplazará a su equipo a la isla cuando sea necesario. «Ya somos una empresa de Ibiza», aseguró Josep Llorca.

Luis Galindo animó al auditorio a tener siempre una actitud positiva. | VICENT MARÍ

Sus breves palabras terminaron con la idea que preside los cincuenta años de esta compañía fundada por el padre de Josep, Salvador: «La pasión por el trabajo bien hecho».

Josep Llorca recibió en la entrada a los invitados a la presentación. | JESÚS CEBRIÁN

Precisamente este valor atrajo al conferenciante internacional y colaborador de las empresas más importantes de España y del mundo hispano, Luis Galindo, de Josep Llorca Construcciones.

Los asistentes siguieron con interés las intervenciones. | VICENT MARÍ

Con grandes dosis de pasión, Luis Galindo emocionó al auditorio con su conferencia sobre ‘Volver a ilusionarse’. Empresarios relacionados con el mundo inmobiliario y de la construcción, y profesionales de distintos sectores tuvieron la ocasión de disfrutar de este regalo con el que la constructora inició su camino en Ibiza.

A la pasión se une también el corazón y el coraje que contribuyen, según desgranó Luis Galindo en su hora larga de trepidante intervención, a «sentirte orgulloso de tu trabajo al final del día».

Intentar mejorar cada día

Con grandes dosis de maestría para encandilar al público, Galindo habló de sentimientos y animó a los presentes a tener una actitud positiva ante la vida, tanto en el trabajo como en casa. «Si puedes ser un profesional de ocho, no te quedes en un siete. Si puedes ser un padre de siete, no te quedes en un seis». La clave, en su opinión, es ser proactivo, intentar mejorar cada día y no poner excusas, «es que...», como expresó. Estas recomendaciones sirven para mejorar el estado de ánimo en un momento tan complicado como el actual, un entorno denominado VUCA, por sus siglas en inglés, que es volátil, incierto, complejo y ambiguo.

Ante un auditorio entregado que ofrecía constantes aplausos, Luis Galindo concluyó diciendo que «transparencia, honestidad, calidad, innovación, talento y pasión» son los pilares que sustentan la empresa Josep Llorca Construcciones.