Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones 28M

Mayoría absoluta del PP en electos: 84 de los 144 en disputa en las Pitiusas

Pilar Costa logra al Parlament 618 votos más que el candidato del PSOE al Consell, mientras que en el PP sucede lo contrario: la lista a la cámara balear recibe 1.455 apoyos menos que a la institución insular

Comparativa de numero de votos de los principales partidos en el 28M en Ibiza.

El PP (incluida Sa Unió) no sólo logró mayoría absoluta en la práctica totalidad de las instituciones de las Pitiusas (salvo en Sant Josep), sino que además se hizo con 84 de los 144 representantes (ediles, diputados y consellers) que había en disputa, el 58,3% del total. Otra mayoría absoluta. En las municipales y autonómicas de hace cuatro años, los populares lograron 22 cargos menos y un porcentaje inferior (44,2%) sobre el total, que entonces fue de 140 escaños. En cuatro años han sumado 17 concejales, dos consellers insulares y tres diputados baleares.

Comparativa del numero de votos de los principales partdos de Ibia en el 28M

El varapalo sufrido por el PSOE reduce su presencia en las instituciones de las Pitiusas a 37 elegidos, una decena menos que en 2019. Ahora sólo suponen el 25,7% del total, casi ocho puntos porcentuales menos que en los anteriores comicios. El mayor golpe lo han recibido en el número de ediles, ocho menos.

El castañazo de Unidas Podemos es sonado: se han volatilizado ocho de los 13 representantes que tenían en la anterior legislatura, seis de ellos concejales. Sus representantes suponían cerca del 10% del total en el anterior mandato, mientras que ahora sólo son el 3,47%, porcentaje que deja patente su absoluta irrelevancia en las instituciones desde ahora. La formación, que en 2016 llegó a captar 14.000 votos al Congreso de los diputados, va camino de la implosión: se ha dejado desde entonces 11.000 votos por el camino.

Rebasados por Vox

Ahora supera a los morados, tanto en votos como en cargos, Vox, que de un solo edil en 2019 ha pasado en estas elecciones a sumar seis, además de un conseller y una diputada: son el 5,5% del total de representantes pitiusos.

Como en todas las elecciones locales, llama la atención que los electores no introduzcan las papeletas del mismo partido en cada una de las tres urnas. Por ejemplo, el PP obtuvo un total de 23.202 votos para los cinco ayuntamientos ibicencos, aproximadamente los mismos que al Consell (a falta de una mesa, su número ascendía a 23.186) pero 1.455 sufragios más que los que consiguió la lista al Parlament liderada por Toni Costa, es decir, un 6,2% menos. Hace cuatro años, la lista del Consell encabezada por Vicent Marí tuvo un millar de respaldos más que las listas municipales y 3.000 más que la del Parlament, también liderada entonces por Costa.

Toni Costa, penalizado

Este fue penalizado en todos y cada uno de los municipios ibicencos: captó alrededor de medio millar de votos menos que la lista al Consell en Vila, 700 menos que la candidatura al Ayuntamiento de Santa Eulària, unos 300 menos que Vicent Marí en Sant Josep, y 400 menos que Marcos Serra en Sant Antoni. Hasta en Sant Joan recibió 80 sufragios menos que el presidente del Consell.

¿Y de dónde ha sacado el PP casi 4.000 votos más al Consell que hace cuatro años? Posiblemente, 2.500 hayan sido transferidos desde Ciudadanos, que de los 3.120 apoyos que tuvo en 2019, el partido liderado por Javier Torres sólo ha rescatado 625. A esos 2.500 de diferencia hay que sumar algunos más absorbidos de grupúsculos (como Epic-Pi) y parte de los procedentes del incremento del censo, que ha aumentado en 3.000 electores.

Costa, mejor que ‘Agustinet’

Tampoco el PSOE tuvo un respaldo homogéneo. Josep Marí Ribas, el candidato a presidir el Consell, recibió unos 600 votos menos (-5,5%) que la cabeza de lista al Parlament, Pilar Costa, que ya en 2019 fue la más votada de las tres opciones, con unas 760 papeletas más que la candidatura de Vicent Torres al Consell aquel año. De hecho, Agustinet es el candidato con menos votos en todos los municipios, incluso en su Sant Josep natal, salvo en Sant Joan, donde tuvo 51 papeletas más que el desconocido cabeza de lista al Consistorio.

En el caso de Vox, es Patricia de las Heras, que encabezaba la lista al Parlament, la que tuvo más tirón. La votaron 4.101 ibicencos, medio millar más que a los ayuntamientos y que al Consell (Jaime Díaz de Entresotos), que en ambos casos recibieron en torno a un 12% menos de apoyos.

El fuerte correctivo sufrido, en general, por Unidas Podemos es mayor en las opciones al Consell (Óscar Rodríguez, que obtuvo escaño, el único de UP, que en 2019 sentó allí a dos consellers) y al Parlament (Gloria Santiago, que finalmente no salió elegida). En ambos casos hay alrededor de un centenar de votos menos que la suma de sufragios a todos los consistorios. Pero en este caso hay grandes oscilaciones según el municipio: Santiago saca la delantera en Vila, es la menos votada en Santa Eulària (con diferencia respecto a la candidatura al Consistorio), prácticamente iguala los dígitos al Ayuntamiento de Sant Josep y es la menos respaldada en Sant Antoni.

El extraño caso de Epic-El Pi

Los electores también han dejado claro que no tienen claro para qué sirve la coalición formada por Epic y El Pi y que confían más en las candidaturas municipales que en la insular y autonómica. En los dos consistorios a los que se presentaron obtuvieron 880 votos, 576 correspondientes a Vila (con Toni Villalonga de candidato a alcalde) y 304 a Sant Antoni (con Joan Torres a la cabeza). Pero al Consell (Lucía Ribas) sólo los respaldaron 585 personas, y al Parlament (Villalonga de líder), 594. En Vila, de quienes optaron por la papeleta de Toni Villalonga (576), no todos le votaron al Parlament, donde sólo recibió 274 votos,; la candidatura a la institución insular tuvo 273. Y en Sant Antoni sucedió algo parecido: consiguió 304 votos al Ayuntamiento, más del doble que al Consell (146) y al Parlament (142).

Tampoco registró los mismos votos Sa Unió en el Consell de Formentera (1.870) que en el Parlament (1.746), de la misma manera que GxF y PSOE por separado (1.030 y 702 votos, respectivamente) no fueron apoyados de la misma manera que en la candidatura conjunta al Parlament (1.673, que son 59 menos).

Compartir el artículo

stats