Laboral

El colapso de Extranjería agrava la falta de trabajadores en el sector turístico

Los empresarios del ocio nocturno lamentan la falta de mano de obra necesaria para cubrir sus plantillas, un problema que también llega al sector agrario

Imagen de archivo de una cola de gente en el interior de la Oficina de Extranjería.

Imagen de archivo de una cola de gente en el interior de la Oficina de Extranjería. / Guillem Bosch

Fernando Guijarro

Las empresas vinculadas a la actividad turística se están encontrando con que el problema de escasez de mano de obra cualificada se está viendo notablemente agravado por el colapso que se registra en los servicios de Extranjería de la Policía Nacional. En Baleares la situación ya se deja notar. La concesión de los números de identificación de extranjeros (NIE) se encuentra paralizada, impidiendo que se realice la contratación de personas procedentes de otros países europeos, según denuncia el presidente de la asociación balear de ocio nocturno (ABONE), Miguel Pérez-Marsá. Sin embargo, no es el único sector que padece este problema: hace algunas semanas, el Govern balear tuvo que acompañar a las asociaciones agrarias a un encuentro con el delegado del Gobierno para exponer la situación que se está viviendo en el archipiélago.

Hace algo más de un mes los sindicatos UGT y CCOO, junto a algunos abogados, ya advirtieron de lo que iba a suceder. Durante la temporada turística es muy habitual que las empresas del sector contraten durante algunos meses a jóvenes procedentes de otros países europeos para reforzar las plantillas, algo muy habitual en los establecimientos de ocio nocturno, al igual que en la restauración, ya que así se facilita la relación con los clientes de esas mismas nacionalidades.

Estas personas, para poder ser contratadas en el marco de la legalidad, necesitan obtener su número de identificación de extranjero y el certificado de residencia de ciudadanos europeos.

Situación de saturación

Aunque el primero puede obtenerse a través de colegios profesionales, como los de abogados o graduados sociales, eso no está haciendo que la situación mejore. En concreto, el presidente de ABONE apunta que es habitual que las empresas de esta actividad encarguen este trámite al colegio de abogados, pero subraya que ni de esa manera se están logrando obtener los NIE que se necesitan debido a la situación de saturación que se vive en el servicio de Extranjería.

Miguel Pérez-Marsá, presidente de la asociación balear de ocio nocturno.

Miguel Pérez-Marsá, presidente de la asociación balear de ocio nocturno. / Manu Mielniezuk

Pérez-Marsá subraya que ya existe un serio problema de escasez de mano de obra española, pero pone de relieve que lo que se está viviendo en el caso del personal extranjero lo multiplica debido a la citada situación de colapso a la hora de hacer los trámites necesarios, lo que al sector turístico le está generando fuertes tensiones a la hora de disponer del personal necesario cuando ya se está en los meses punta de actividad.

Según algunos abogados afectados, está situación pone a muchos empresarios "entre la espada y la pared", al verse obligados a elegir entre llevar su negocio con menos personas de las necesarias, con las tensiones que eso genera en las plantillas, o recurrir a la vía irregular, contando con esos extranjeros que necesitan pero sin la correspondiente inscripción en la Seguridad Social.

Otros sectores

Esta situación afecta a otros sectores más allá del turístico, y en este sentido desde la conselleria de Agricultura del Govern balear se recuerda que hace algunas semanas el titular de este departamento, Joan Simonet, acompañó a las organizaciones agrarias a una reunión con el delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez, precisamente para abordar la situación de Extranjería por el impacto que está teniendo sobre la citada actividad.

Hace poco más de un mes, y en relación a la falta de personal de la Administración del Estado en Baleares, el secretario general de UGT-Servicios Públicos, Miguel Angel Romero, ya advirtió que "no estamos diciendo que viene el lobo, sino que el lobo ya está aquí".

Suscríbete para seguir leyendo