Resultados empresariales

Aceitunas La Española deja atrás siete años de pérdidas y logra un beneficio de 1,5 millones

La empresa alimentaria alcoyana aumentó sus ventas más de un 15% en el último ejercicio, hasta superar los 73 millones de euros

La fábrica de La Española en Alcoy.

La fábrica de La Española en Alcoy. / / NANDO JS

David Navarro

Tras siete años consecutivos en números rojos, el fabricante de aceitunas rellenas La Española consiguió dejar atrás las pérdidas el pasado año, cuando anotó un beneficio neto de más de 1,5 millones de euros. Unos resultados que consiguió a pesar de que el precio de su principal materia prima –es decir, las aceitunas- siguió disparado como consecuencia de la sequía y la baja producción.

Así lo recogen las cuentas que la compañía ha depositado en el Registro Mercantil, que también recogen el importante aumento de facturación que registró la firma alcoyana, que fue una de las claves de esta mejora de resultados. De acuerdo con estos balances, la empresa alimentaria cerró el ejercicio con unos ingresos de 73,2 millones de euros, casi diez millones más que el año anterior, o, lo que es lo mismo, un 15,6% más.

Junto con este aumento de las ventas, otra de las claves fue la mejora del margen bruto que consiguió la compañía, al trasladar a los precios el aumento de costes registrado en los últimos años. Algo que el año anterior no pudo hacer, lo que elevó sus pérdidas.

Los responsables de La Española también señalan que el aumento de facturación le permitió absorber mejor los gastos generales y de estructura de la empresa, a lo que se sumó una adecuación de los "recursos materiales y humanos al volumen de negocio que se alcance en cada momento". Por último, el documento destaca las inversiones realizadas para incrementar la productividad de sus instalaciones.

La sede de La Española en el municipio de Alcoy.

La sede de La Española en el municipio de Alcoy. / / NANDO JS

Todo esto permitió que, a pesar "de las tensiones en los precios de las materias primas y suministros", La Española finalizará 2023 con resultado de explotación de 1,9 millones de euros, frente a los datos negativos de 4,3 millones del año anterior, lo que se tradujo en un resultado final de 1,5 millones frente a unas pérdidas de 3,2 millones.

Mercado nacional

En cuanto a la distribución de sus ventas, la compañía realiza hasta el 97,89% de su negocio en territorio nacional y, como la propia firma admite en su informe de gestión, buena parte de esta cifra depende de un solo cliente –Mercadona, aunque no lo cita explícitamente-, lo que provoca que los acuerdos con la cadena de Juan Roig influyan "de forma significativa en la actividad de la sociedad". Por su parte, las ventas a otros países europeos apenas suman un 1,12% de sus ingresos (819.000 euros) y menos del 1% se envía a terceros países, según las mismas fuentes.

Por la parte de los aprovisionamientos, La Española realiza el 95% de sus compras en territorio nacional. En concreto, un 47% en Andalucía, un 22% en la zona de Levante y un 26% en el resto del país.

Además de la planta de Alcoy, la compañía también tiene instalaciones de fabricación en Aznalcázar, en Sevilla. Su plantilla media ascendió el año pasado a 144 personas, una más que el anterior. 

A pesar de las pérdidas acumuladas de los años anteriores, La Española siempre ha mantenido una situación financiera saneada gracias a su elevado nivel de fondos propios, que rozan los 31 millones de euros.

Suscríbete para seguir leyendo