Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra en Ucrania

¿Qué implica el tope al petróleo ruso impuesto por la UE?

La medida no afecta a los países europeos, donde desde este lunes están prohibidas las compras de crudo ruso, sino que trata de contener las ganancias de Moscú por las ventas a otros países

Una plataforma petrolífera.

La Unión Europea cerró el viernes un acuerdo para fijar un tope al precio del petróleo ruso transportado por barco de 60 dólares por barril y un mecanismo de ajuste para mantener la cifra un 5% por debajo de la media del precio del petróleo ruso en el mercado internacional. El tope, que ha entrado en vigor este lunes 5 de diciembre, no afecta directamente al bloque comunitario, porque a partir este mismo lunes aplica un embargo total al crudo que importa de Rusia, sino que busca limitar las subidas bruscas de precios provocadas por las condiciones de mercado extraordinarias, y reducir drásticamente los ingresos que Rusia obtiene del petróleo. Los países también prevén que sirva para "estabilizar los precios mundiales de la energía y al mismo tiempo atenuar las consecuencias negativas en el suministro energético de terceros países".

¿A quién afecta?

El límite al precio máximo al que Rusia puede vender su petróleo ha sido una medida impuesta por los países de la Unión Europea, a la que se han sumado el resto de miembros del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Japón, Reino Unido e Italia) y Australia. Pero no se trata tanto de una medida dirigida a aliviar los precios que pagan los Veintisiete por el petróleo de Moscú, dado que habían acordado hace meses no comprar más crudo ruso a partir de este lunes; sino que sobre todo busca reducir las ganancias de Moscú por las ventas a otros países. La medida prohíbe que navieras europeas puedan transportar el petróleo ruso a terceros países, así como los servicios relacionados de aseguramiento si se vende a un precio superior a 60 dólares.

Así lo destacó la presidenta de la Comisión EuropeaUrsula von der Leyen, tras el anunció del acuerdo al subrayar que el tope "estabilizará los mercados energéticos globales" porque "permitirá que parte del petróleo ruso sea comerciado y transportado por mar por operadores de la UE siempre que se venda a un precio inferior al tope". "Por lo tanto, este límite beneficiará directamente a las economías emergentes y en desarrollo y será ajustable en el tiempo para que podamos reaccionar a los acontecimientos de los mercados", añadió.

¿Por qué se pone un tope?

El objetivo de la Unión Europea es limitar los ingresos de Moscú y seguir ahogando su economía por la guerra de Ucrania, pero de forma equilibrada para evitar una restricción a nivel global que pudiera disparar los precios de esta materia prima, ejerciendo todavía más presión en los bolsillos de los consumidores y en la inflación del continente. Es decir, que Moscú siga vendiendo petróleo pero limitando sus ganancias. El acuerdo final se sitúa a medio camino de quienes se resistían a poner un tope, como Grecia, Malta o Chipre, por el temor a que la medida impactase negativamente en su sector naviero dedicado al transporte de crudo, y de Polonia, que pretendía que el tope fuese bastante inferior a los 65 euros que había pactado el G7. Pero el precio del barril de petróleo de los Urales, que es como se llama a la mezcla rusa, se sitúa actualmente en torno a los 65 dólares, apenas por encima del tope de 60 dólares impuesto, lo que hace prever un efecto limitado en el corto plazo.

¿Cuándo empieza a aplicarse?

El límite de 60 dólares por barril entra en vigor este lunes 5 de diciembre para el crudo. Pero existe un periodo de gracia de 45 días para aquellos barcos que hayan cargado petróleo ruso antes de este lunes a un precio superior de 60 euros, siempre que sean descargados en el puerto final de destino antes del 19 de enero de 2023. Dado que el tope de precios puede revisarse periódicamente para adaptarlo a la situación del mercado, se establece un periodo transitorio de 90 días después de cada modificación del tope de precios, a fin de garantizar una aplicación coherente del tope de precios por parte de todos los operadores.

¿Es inamovible?

El acuerdo entre países establece una "revisión periódica" del tope cada dos meses para responder a la evolución del mercado. El objetivo es conseguir que el límite sea siempre al menos un 5% inferior al precio de mercado del petróleo y los productos petrolíferos rusos, calculados sobre la base de los datos facilitados por la Agencia Internacional de la Energía. La primera evaluación será "a mediados de enero de 2023" y según el texto tendrá que tener en cuenta "la efectividad de la medida en términos de sus resultados esperados, su implementación, adhesión internacional y la alineación informal con el mecanismo de precios máximos y su impacto potencial en la Unión y sus Estados miembros, y para responder a la evolución del mercado, incluidas sus posibles turbulencias". Esta revisión debe, además, valorar los objetivos del precio máximo, "incluida su capacidad para reducir los ingresos petroleros de Rusia, así como el principio que el precio máximo debe ser al menos un 5% inferior al precio medio de mercado del petróleo y los productos derivados del petróleo rusos".

¿Cómo afecta al precio de la gasolina y el diésel?

El efecto de este mecanismo sobre los precios de los carburantes es imprevisible. Tras el acuerdo, el precio del barril de Brent ha subido desde el viernes un 2,56%, hasta los 57,76 euros por barril; mientras que los precios de la gasolina y del diésel en España siguen cayendo, hasta un total de 1,679 euros y los 1,753 euros, respectivamente. Además, este domingo se ha celebrado una nueva reunión de los trece miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de sus 10 aliados, entre los que figura Rusia, que acordaron mantener la reducción de dos millones de barriles diarios hasta finales de 2023. La próxima reunión del cártel se ha establecido para el 4 de junio de 2023, aunque el grupo se mostró dispuesto a reunirse "en cualquier momento" de aquí a esa fecha para tomar "nuevas medidas inmediatas" si fuera necesario.

Compartir el artículo

stats