Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Normalización hídrica

Los regantes cierran un acuerdo con el Gobierno para mantener el Júcar-Vinalopó hasta 2031

La Junta Central y CHJ se comprometen a fijar durante este semestre el precio definitivo y la cantidad anual de agua, clave para cerrar acuíferos

El Gobierno ha accedido a firmar un convenio que garantiza agua del Júcar hasta 2031. / ÁXEL ÁLVAREZ

Un paso adelante en la normalización hídrica en la cuenca del Júcar. La Junta Central de Usuarios del Trasvase Júcar-Vinalopó ha llegado este viernes a un principio de acuerdo con el Ministerio para la Transición Ecológica, Acuamed y la Confederación Hidrográfica del Júcar para que el trasvase de agua que comenzó a llegar desde el Azud de la Marquesa el pasado 27 de mayo se prolongue, en principio, nueve años más, hasta el horizonte de 2031. Faltan por cerrar varios flecos como es la cantidad de agua anual que llegará, precio y cómo se procederá al cierre de los acuíferos. Dos aspectos que dependerán, según ha acordado en la reunión mantenida en València por los representantes de la Junta Central -Antonio Berenguer, Ángel Urbina y Carlos Ibarra- y Teodoro Estrela, director general del Agua del Ministerio y Miguel Polo, presidente de la CHJ. Por la Generalitat ha asistido el director general del Agau, Manuel Aldeguer.

El objetivo, cerrado por todas las partes, es que el trasvase no se corte el próximo 31 de diciembre, que el agua siga llegando durante nueve años a un precio pactado -actualmente 0,30 euros/m³- y que mientras tanto se vayan completando las obras necesarias para abaratar el precio (incorporación de la energía fotovoltaica para mover turbinas y elevaciones) y las infraestructuras del denominado postrasvase. Usuarios del agua y Administración coinciden en que es imposible cerrar acuíferos para el regadío sin que todas las comunidades de regantes tengan acceso al agua del Júcar.

“Hemos salido de la reunión satisfechos porque nos han trasladado que hay voluntad de que esto salga bien y el trasvase sea una infraestructura para muchos. Ahora hay que seguir trabajando en flecos muy importantes como el precio y la cantidad de agua que llegará cada hasta 2031”, subraya Ángel Urbina, portavoz de la Junta.

La Confederación Hidrográfica del Júcar comenzó a repartir el viernes 27 de mayo en la provincia los primeros metros cúbicos de agua de un total de 18,8 hm³ que llegará gracias al trasvase del Júcar-Vinalopó hasta diciembre. Primer gran envío de agua desde que oficialmente acabaran las obras (2012) de una infraestructura que costó 400 millones de euros, que se reclamaba desde hace 600 año y por la que hasta ahora habían circulado 36 hm³ en diez años. En los próximos seis meses llegarán casi 19 hm³, a un precio de 0,30 euros/m³, que debe aún negociarse para que el trasvase se institucionalice. La Junta Central reclama también al Ministerio que el Vinalopó y l`Alacantí queden inscritas oficialmente como demandantes el agua del Júcar, como sucede en Valencia.

Premios Asaja

Por otro lado, Asaja-Alicante entrega esta noche en una gala en Alicante sus premios anuales. Héctor Hernández, de Agrícola los Fardatxos de Guardamar del Segura recibe el premio al agricultor más joven. A sus 31 años, cultiva 18 hectáreas de alcachofa, brócoli, apio, col, boniato y otras hortalizas en agricultura tradicional y mano a mano con otros miembros de su familia. Hernández representa el relevo generacional en un sector que sufre abandono de cultivos por falta de mano de obra joven.

El premio Mujer Rural de 2021 es para Ana Cañizares, productora de forrajes y ensilados para ganado de Dolores. Cañizares gestiona 70 hectáreas de producción en varios municipios de la Vega Baja desde 2017, año en que decidió cambiar su trabajo en el sector servicios para convertirse en empresaria agrícola. La agricultora representa un ejemplo de igualdad y de integración de las mujeres en un sector históricamente masculinizado.

El galardón al Agricultor Profesional será para Thierry Callewaert, empresario agrícola de Algorfa. Callewaert está al frente Hermanos de Montemar SL, una explotación modélica en términos de aprovechamiento de recursos hídricos y energéticos centrada en la producción ecológica de diferentes variedades de cítricos.

La gestión de sus 170 hectáreas de naranjas y mandarinas es un ejemplo de economía y rentabilidad que marca el camino del agro en el sureste español en un horizonte de escasez, según Asaja.

Asaja-Alicante concede el Premio Ganadería 2021 a Ganados Blanquet de Polop. Francisco Pérez, titular de esta explotación familiar con cerca de 400 cabezas de vacuno y equino, ha conseguido controlar la cadena alimentaria desde la producción hasta la venta. El ganadero es propietario de la granja que nutre de producto tanto la venta al detalle, que realizan en su carnicería de Altea, como la venta exterior de carne de equino.

Por último, la organización agraria entregará el premio Calidad y Sosteniblidad Agroalimentaria a Rafael Cañizares, enólogo y director de Bodegas Volver de Pinoso. Con una clara apuesta por variedades autóctonas de uva y por la sostenibilidad energética, la empresa ha logrado impulsar los vinos de la DO Alicante y prestigiar la uva monastrell en los mercados internacionales sin perder la esencia familiar que recoge su nombre.

Compartir el artículo

stats