Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sant Joan cobra 600€ por la consulta de un expediente cuando el Consell de Ibiza sólo cobra 3,5€

Ningún otro ayuntamiento de Ibiza ingresa una tasa por la prestación de este servicio a los ciudadanos

La tercera teniente de alcalde de Sant Joan, Tania Marí, y el alcalde, Antoni Marí, en una imagen de archivo. | TONI ESCOBAR

Perder los papeles de los permisos tramitados en el Ayuntamiento de Sant Joan puede salir muy caro. La ordenanza municipal que regula la tasa por expedición de documentos administrativos, cuya última versión se aprobó en diciembre de 2017, obliga a pagar 600 euros para la consulta de un expediente de más de 10 años de antigüedad, cifra que se reduce a la mitad (300 euros) si tiene entre cinco y 10 años. Ningún otro ayuntamiento de la isla cobra por la consulta de expedientes, sólo por las fotocopias.

El Consell de Ibiza también obliga a pagar por la consulta de un expediente, pero sólo 3,49 euros si tiene más de cinco años y 1,92 euros si es más reciente. Esta ordenanza fiscal está en vigor desde 2005.

El alcalde de Sant Joan, Antoni Marí, admite que el pago de 600 euros «puede parecer exagerado, pero en algunos casos sale barato». «Cada uno tiene sus ordenanzas, sus archivos y su manera de hacerlo. Hay que ir al archivo, buscar los expedientes, hacer fotocopias... Hemos tenido empleados destinados a buscar archivos de hace 30 ó 40 años», justifica el primer edil de Sant Joan.

Marí justifica que el Consistorio ha recibido «una avalancha» de solicitudes de regulación de establecimientos y edificios. «Y no sé qué pasa, pero todo el mundo ha perdido los papeles», agrega. De hecho, afirma que cuando se fijó el coste de este servicio se hizo pensando en el trabajo que supone rebuscar documentos en el archivo del Ayuntamiento.

La ordenanza fiscal que regula la tasa por la expedición de documentos de Sant Joan también contempla precios más altos en otros conceptos en comparación con las del resto de ayuntamientos de la isla. Así, la elaboración de un informe por un accidente de tránsito tiene un coste de 225 euros en Sant Joan, cuando en Ibiza, capital de la isla, cuesta 174,30 euros, casi el mismo que en Sant Josep (175 euros). En Santa Eulària cuesta un poco más, 185 euros, pero, en cambio, en Sant Antoni sólo 75 euros.

El Ayuntamiento de Sant Antoni también ingresa 75 euros por un informe urbanístico. Santa Eulària también tiene fijada la misma tasa (75 euros), tanto para informes de cualificación urbanística como de viabilidad de proyectos. En Sant Josep es aún más barato, con una tasa de 50 euros. Sin embargo, Sant Joan también cobra 50 euros por cada informe sobre características de un terreno o una consulta a efectos de edificación, pero 200 euros, más del doble que Santa Eulària, por informes de viabilidad de proyectos.

Para obtener permiso para celebrar bailes de salón con música en vivo y pregrabada o cualquier otra actividad por un día, un particular tiene que pagar 50 euros en Santa Eulària, 90 euros en Sant Antoni y 180,30 euros en Sant Joan. Al ser preguntado por estas diferencias, el alcalde Marí responde: «A lo mejor los demás subirán las tasas cuando las revisen y serán más caras».

Asimismo, en Sant Joan, los residentes pagan por una boda civil 60 euros si es de lunes a viernes de 10 a 14 horas y 150 euros las tardes, sábados, domingos y festivos (120 y 250 euros, respectivamente, los no residentes). En Santa Eulària, los residentes pagan 50 y 100 euros y 150 y 300 euros los no residentes (si la boda es fuera del Ayuntamiento, 200 y 400 euros). En Vila las bodas son más caras si son en el exterior, con un máximo de hasta 2.000 euros si incluye catering y se celebran en el baluarte de Sant Llúcia. En el salón de plenos de Can Botino cuestan 120 euros. Los residentes con más de tres años de antigüedad pagan la mitad.

Compartir el artículo

stats