Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

Alcoa se arrogó durante 21 años la propiedad del suelo público donde se levanta la fábrica

La Autoridad Portuaria, dueña genuina de la parcela, tuvo que instar una declaración de dominio para reinscribir la finca a su nombre, dada la negativa inicial de Alu Ibérica

Las tres hileras de naves de la izquierda son las que se levantan sobre el suelo motivo de la disputa.

La multinacional del aluminio Alcoa, que entre 1998 y 2019 explotó la fábrica de San Balandrán (antes empresa pública Inespal), mantuvo registrada como propiedad suya todos esos años la parcela de 131.423 metros cuadrados donde se levantan las líneas de electrolisis números 2 y 3, la nave de fundición y el almacén de brea. La propiedad de ese suelo no sería discutida de no ser porque, según consta en documentos anteriores a la compra de Inespal por parte de Alcoa, los terrenos son propiedad de la Autoridad Portuaria de Avilés y en 1960 fueron otorgados a perpetuidad a la Empresa Nacional de Aluminio, S. A. (Endasa) para construir la factoría aluminera. El matiz del “otorgamiento” es importante: en ningún momento se traspasó la propiedad, solo el uso perpetuo en régimen de concesión y sujeto al pago de un canon anual.

Sin conocimiento de la Autoridad Portuaria de Avilés, el Registro de la Propiedad inscribió la finca en cuestión como propiedad de Alcoa Inespal Avilés (actualmente Alu Ibérica AVL) al poco de tomar forma esta sociedad heredera de Inespal

decoration

Sin conocimiento de la Autoridad Portuaria de Avilés, el Registro de la Propiedad número 2 de la ciudad inscribió la finca en cuestión como propiedad de Alcoa Inespal Avilés (actualmente Alu Ibérica AVL) al poco de tomar forma esta sociedad heredera de Inespal, y así mantuvo la situación la compañía estadounidense hasta que bien recientemente, en 2020, un técnico del Puerto detectó la anomalía.

Fracasado un primer intento de resolución amistosa del entuerto, la Autoridad Portuaria promovió una acción declarativa de dominio y ahora la Justicia se ha pronunciado: el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Oviedo declara que la finca en litigio “siempre ha sido dominio público terrestre, titularidad del estado y adscrita a la Autoridad Portuaria de Avilés”. En consecuencia, declara la nulidad de la inscripción registral cuestionada y ordena al Registro de la Propiedad que proceda a la cancelación del actual asiento y lo cambie por otro en el que quede clara la adscripción del terreno al Puerto de Avilés. La juez condena en costas a la parte demandada (Alu Ibérica, en su condición de empresa sucesora de Alcoa).

En su defensa, la Autoridad Portuaria de Avilés presentó varias pruebas, la más contundente el documento del otorgamiento de concesión administrativa a Endasa para sanear unas marismas en la margen derecha de la ría al objeto de construir una fábrica de aluminio, así como para ocupar una parcela para construir un muelle. Esa concesión distingue dos zonas: un otorgada a título de precario (muelle y silos) y otra otorgada a perpetuidad (almacén de brea, nave de fundición y líneas 2 y 3 de electrolisis). Esa última es la que motivó el litigio. También añade el Puerto que Alcoa “ha seguido abonando las tasas en su condición de concesionaria”, lo cual daría a entender que hay un reconocimiento tácito de la ausencia de propiedad.

La parte demandada se mantuvo firme en la idea de que es propietaria de la controvertida parcela.

decoration

Admitida a trámite la acción judicial del Puerto fue oída la parte demandada, que se mantuvo firme en la idea de que es propietaria de la controvertida parcela. Y ello porque, según expuso, la inscripción registral así lo certifica “desde 1997”, el canon “sólo se fijó respecto de la zona de muelle y anexos” y la finca litigiosa “dejó de ser dominio público portuario con el replanteo y deslinde operados en 1960-1962”. Celebrada la audiencia y oídas las partes, la magistrada acabó dando la razón a la Autoridad Portuaria, que ya trabaja para que la propiedad de la parcela donde se levanta media fábrica de aluminio vuelva a estar inscrita a su nombre en el Registro.

Por otra parte, el Puerto de Avilés ha iniciado meses atrás el expediente de caducidad de la concesión de los muelles de Inespal; es decir, ha iniciado el proceso de desahucio de sus instalaciones (la Autoridad Portuaria es propietaria de buena parte del suelo en el que están la fábrica, es decir, son caseros de Alu Ibérica).

Compartir el artículo

stats