Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambios en el sector de la distribución

La pandemia expande el comercio electrónico

La pandemia disparó el año pasado las transacciones de comercio electrónico entre empresas y particulares

Organización 8Almacen de Amazon España en San Fernando de Henares (Madrid).

Organización 8Almacen de Amazon España en San Fernando de Henares (Madrid).

El volumen de negocio derivado del comercio electrónico entre empresas y particulares (B2C) superó los 50.000 millones de euros en el 2019, tras aumentar un 25%, mientras que los datos provisionales de 2020 apuntan de nuevo a un crecimiento cercano al 30%, según el informe ‘Logística para el Comercio Electrónico’, publicado por el Observatorio Sectorial DBK. La pandemia y las medidas de confinamiento y la restricción a la movilidad aplicadas para su contención aceleraron el trasvase de clientes desde los canales tradicionales al canal ‘on line’, aunque los datos difieren según las fuentes. Los ingresos derivados de la prestación de servicios logísticos vinculados a operaciones comerciales en internet se situaron en 2.300 millones en el año 2020, un 24% más que en el año anterior, según DBK. Según esta consultora, destacó especialmente el incremento de la demanda vinculada a productos para el hogar, de alimentación, ropa, material deportivo, productos de salud y belleza, material de oficina e informática, o artículos de bricolaje.

Para José María Bonmatí, director general de la asociación de fabricantes y distribuidores Aecoc, "ha habido un claro trasvase del consumo al hogar y el temor ante la incertidumbre sanitaria y económica ha disparado el porcentaje de ahorro en los hogares". El último barómetro de Aecoc Shopperview constata la consolidación del ‘on line’ como una opción de compra para productos de gran consumo (alimentación, bebidas, droguería...). Así, si en abril de 2020, el 40% de los españoles había comprado este tipo de productos por internet, en febrero de este año el porcentaje ya era del 69%. "El ‘on line’ ha llegado para quedarse: el 80% de los que compran por internet afirman que seguirán adquiriendo algunos productos por esta vía una vez pase la pandemia", asegura la gerente del área de estrategia comercial y marketing de Aecoc, Rosario Pedrosa.

Los servicios de última milla y el establecimiento de redes de puntos de entrega, buzones o taquillas automáticas están creciendo exponencialmente. Según un estudio de la multinacional Prologis, a escala global, la penetración del comercio electrónico aumentó a un gran ritmo de 390 puntos básicos en 2020 debido a la pandemia. Esta multinacional considera que el auge de las ventas ‘on line’ se inició antes de la pandemia y perdurará en l tiempo por lo que prevé que la penetración del comercio electrónico siga aumentando ya que "una vez que se superan las barreras a la adopción, los hábitos de los consumidores se mantienen". También porque las inversiones realizadas por las empresas van a mejorar la experiencia ‘on line’ de los clientes.

Compartir el artículo

stats