Gastronomía de guerra

Gastronomía de guerra en Ibiza: Berenjenas glaseadas con jengibre y cerveza

Aviso a navegantes de los fogones: esta receta no es apta para aquellos paladares que gusten de los sabores delicados

Berenjenas con jengibre y cerveza

Berenjenas con jengibre y cerveza / M. torres

Marta Torres Molina

Marta Torres Molina

Aviso a navegantes de los fogones: esta receta no es para todos los paladares. No es delicada ni refinada. Su sabor es intenso y picante, así que quienes gusten de los sabores más suaves, mejor que ni se planteen prepararla. Eso sí, es una de las recetas con la que la carne y hasta la piel de la berenjena quedan con una textura que se deshace en la boca. Si hay veganos en la cocina la miel se puede sustituir por sirope de arce o de agave. Sin problema. El sabor es prácticamente el mismo. Otra de las ventajas de este plato es que se prepara en un momento, en veinte minutos, como mucho, está listo. Además, se puede acompañar con prácticamente cualquier cosa: pasta, cuscús, arroz, pollo, pescado… A quienes les guste mucho la salsa (con ésta os vais a chupar los dedos, garantizado), si van a acompañarlo con arroz, pueden aumentar las cantidades de los ingredientes para que empape bien y quede ligeramente meloso.

Es complicado preparar gran cantidad en una sartén o una olla porque no caben más de dos berenjenas. En el caso de que se quiera cocinar para más personas, se puede cocinar en el horno, aunque los tiempos de cocción serán mayores. Hay que precalentar el horno a 180 grados y poner las berenjenas bocabajo en una placa con aceite. Cocinar diez minutos antes de añadir el vino y el caldo y dejar cocer hasta que estén blanditas. Volcar el caldo que haya en la placa del horno con la salsa, mezclándolo bien, y poner sobre las berenjenas. Cubrir con un papel albal para evitar que salpique y mantener entre 15 y 20 minutos, vigilándolas para que no se peguen ni se quemen.

Ingredientes (para dos personas):

-2 berenjenas (1,7€)

-1 trozo de jengibre (0,8€)

-2 ajos (0,04€)

-2 cucharadas de mostaza de Dijon (0,9€)

-1 vaso de salsa de soja (1,3€)

-1 tomate (0,2€)

-1 cucharada de miel (0,7€)

-Unas gotas de tabasco

-Medio vaso de cerveza (0,35€)

-1 vaso de caldo de verduras (0,25€)

-1 chorro generoso de aceite de oliva (0,15€)

TOTAL: 6,39€ (3,19 por ración)

Preparación

—Lavar las berenjenas y partirlas por la mitad a lo largo. Hacer unos cortes en diagonal, en los dos sentidos, a la carne. El cuchillo debe llegar como a la mitad de la berenjena, no debe romper la piel. Espolvorear un poco de sal y dejarlas unos minutos para que escupan un poco el agua.

—Añadir un chorro de aceite de oliva en una sartén o una cacerola amplia y colocar las berenjenas boca abajo, con la carne pegada al aceite. Tostar a fuego fuerte unos tres o cuatro minutos, comprobando que va cogiendo color, pero sin quemarse.

—Agregar la cerveza y dejar que se evapore el alcohol (ya sabéis, cuando asoméis la nariz por encima de la sartén y no os pique). Añadir entonces el caldo, tapar la sartén o la olla, bajar a fuego medio y dejar cocinar unos cinco minutos.

—Mientras, preparar la salsa. Se puede hacer perfectamente en un bol, mezclando con una cuchara o un tenedor, pero si se prefiere una salsa más integrada o a alguien no le gusta encontrarse los trocitos de jengibre al masticar, todo a la batidora y listo. De una forma o de otra, mezclar el jengibre rallado, los ajos picados, el tomate también rallado, la mostaza, la salsa de soja y el tabasco. Cuando todo esté integrado añadir la miel y volver a mezclar.

—Pasados los cinco minutos de cocción de las berenjenas, agregar la salsa, levantando un poco las berenjenas, que deben estar boca abajo, para que ésta corra por debajo de la carne. Cocer todo a fuego medio, o incluso lento, durante unos siete minutos.

El toque gourmet

Se le puede dar un toque muy especial a este plato sustituyendo el caldo de verduras por un caldo intenso de miso. Quienes quieran seguir profundizando en ese sabor más asiático sólo tienen que añadir a la salsa una hoja de nori bien picadita.

Suscríbete para seguir leyendo