Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mirada de Joan Costa

Las mejores instantáneas del fotógrafo ibicenco

Reflejo de Dalt Vila en una ventana Joan Costa

La estrella de cuatro brazos

Estrella de mar de cuatro brazos en el islote de la Esponja. Normalmente las estrellas de mar tienen cinco brazos, aunque a veces encontramos algún ejemplar con algún brazo seccionado. Estos animales tienen una extraordinaria capacidad para regenerar cualquier parte de su cuerpo; si se separa un brazo o parte de él, se regenera no solo la zona dañada, sino que la otra parte separada puede desarrollarse y regenerarse igualmente, convirtiéndose en un nuevo individuo. Esta capacidad, única en el reino animal, despierta mucho interés científico. 12/Diciembre/2021 Islas Baleares. Ibiza.

La estrella de cuatro brazos Joan Costa

El reflejo en la ventana

Imagen de la catedral reflejada en los cristales de una ventana en Dalt Vila. A veces conseguimos dar información de lugar simplemente con un detalle como el reflejo en un cristal. Este balcón sabemos perfectamente donde está aunque solo veamos la pared, la puerta y la barandilla. Como estaba más iluminada la fachada de la catedral que el propio balcón, esta se ve perfectamente en el reflejo. Los fotógrafos usamos habitualmente los reflejos como elementos de composición y tenemos la herramienta del filtro polarizador para controlar su intensidad siempre que no sean metálicos, ya sea en un cristal, en un charco o en la superficie del mar.

3/Octubre/2011. Islas Baleares. Ibiza.

El reflejo en la ventana Joan Costa

La emprendada

Una mujer muestra su emprendada durante la celebración del día del patrón en Santa Eulària. Las emprendadas inicialmente eran un símbolo de magia y protección que las mujeres llevaban por superstición. Estaban hechas habitualmente de coral y de plata. El coral era un material curativo. Con el paso del tiempo, fueron convirtiéndose en un elemento de ostentación y de orgullo de clase social y empezaron a fabricarse en oro. Algunas de ellas valen verdaderas fortunas y son un legado que transcurre de generación en generación.

12/Febrero/2007 Islas Baleares. Ibiza.

La emprendada Joan Costa

La aparición de San Pedro

Un gallo de San Pedro nada junto a un buceador durante una inmersión en Illa Murada. Los gallos de San Pedro son piezas muy codiciadas por los pescadores subacuáticos, y por consiguiente, son muy huidizos al ver un buceador. A veces encontramos ejemplares excepcionalmente curiosos, como este visto en Illa Murada, que permitió incluso ser fotografiado junto a un compañero. A los fotógrafos submarinos nos gusta que aparezcan otros buceadores, pues le dan interés y escala a la imagen. De todas formas, esta imagen no termina de ser redonda, pues según las reglas de composición, el gallo debería estar mirando hacia dentro en lugar de salirse del encuadre.

28/Junio/2014 Islas Baleares. Ibiza.

La aparición de San Pedro Joan Costa

La flor del almendro

Detalle de la flor de un almendro. Con la llegada del frío los almendros empiezan a florecer. Las primeras se empiezan a ver a finales del mes de enero, pero es en febrero cuando se alcanza el mayor espectáculo de flores blancas y rosáceas que inundan nuestros campos. Las almendras eran un elemento fundamental en la gastronomía y en la economía de la sociedad tradicional ibicenca. Con el paso del tiempo han ido perdiendo valor, lo que no excluye que sigamos admirando la belleza y delicadeza de sus flores. En el valle de Santa Agnès se concentran miles de almendros y merece la pena una visita para observarlos durante la época de floración. Esta imagen se hizo con la técnica de apilamiento de foco y aparece en el libro ‘101 flores de Ibiza y Formentera’, editado en 2017 por Balàfia Postals. 21/Enero/2012. Islas Baleares. Ibiza.

La flor del almendro Joan Costa

Compartir el artículo

stats