Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vanessa Sánchez: «Un humedal en mal estado de conservación libera emisiones»

La Universitat de València y la Fundación Global Nature cuantifican cuánto carbono puede retener una laguna

Vanessa Sánchez. Global

La Universitat de València y el Instituto Cavanilles participan en el proyecto Wetlands4Climate, que analiza cuánto carbono es realmente capaz de retener un humedal en función de su estado de conservación e identifica qué medidas de gestión son las más apropiadas para que alcance su máxima capacidad de almacenamiento y de mitigación climática. La Fundación Global Nature coordina esa iniciativa; explique un poco en qué consiste.

Hasta ahora se ha medido la capacidad de los humedales como sumidero, pero no se ha valorado el efecto de las diferentes medidas de gestión sobre los flujos de carbono. El proyecto trata de analizar por ejemplo qué efecto tiene la siega de vegetación y su posterior uso compostada en agricultura, o la actividad de la ganadería sobre la emisión de gases de efecto invernadero. De este modo podremos establecer modelos de uso para que sean aliados frente al cambio climático.

El problema de los humedales en España es que concitan intereses encontrados.

Intentaremos involucrar a los diferentes actores o entidades, desde la sociedad que vive en el entorno de los humedales hasta el sector privado, a través de diferentes medidas de sensibilización, educación ambiental, y transferencia de resultados. Se pretende además generar nuevas metodologías de proyectos de absorción de gases de efecto invernadero a través de la gestión de los humedales, de modo que entidades o empresas que pretendan compensar su huella de carbono en el mercado voluntario, pueda hacerlo a través de estos proyectos.

Es llamativo que siempre se hable de los humedales como sumideros de carbono, pero se dedican pocos recursos a su cuidado.

Curioso, sí. Los humedales son ecosistemas de gran importancia para la conservación de la biodiversidad. El 40% de las especies viven o se reproducen en estos espacios y, sin embargo, presentan un alto grado de amenaza.

España es de los países que más humedales tiene. En ese sentido partimos con ventaja en la lucha frente al cambio climático. ¿No?

Un humedal mal gestionado puede convertirse en emisor neto de gases de efecto invernadero. Sin embargo un humedal en buen estado de conservación fija emisiones. De ahí la importancia de la gestión que se realice en los mismos y de mantener estos ecosistemas bien conservados.

Compartir el artículo

stats