Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La isla que nos une

Cocina Central Ibiza, apostando por una isla sin hambre

La inseguridad alimentaria está más cerca de lo que pensábamos

Presentación oficial de Cocina Central Ibiza. DI

El hambre sigue siendo uno de los problemas más grandes y con mayor solución del mundo. La inseguridad alimentaria aguda afectó a 135 millones de personas en 55 países en 2019. Es más: uno de cada tres individuos padece alguna forma de desnutrición. Erradicar el hambre y la desnutrición es uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo.

Para alimentar a los 795 millones de personas que actualmente pasan hambre y a los 2.000 millones de personas más que se calcula que estarán en esa situación en 2050, es preciso hacer profundos cambios en el sistema agroalimentario mundial.

Empleados del Catering s'Olivera junto a su gerente, Pilar Escandell. DI

Un mundo con hambre cero puede influir positivamente en nuestra economía, así como en la salud, la educación, la igualdad y el desarrollo social generales. El hambre cero es una pieza clave de la construcción de un futuro mejor para todos.

Cabe destacar que la inseguridad alimentaria no solo afecta a países en desarrollo. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la define como «cuando las personas no tienen en todo momento acceso físico, social y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana». La falta de ingresos es un factor fundamental.

Muchas familias aquí en Ibiza sufren dificultades para llevar una dieta saludable, aún más desde que la pandemia de la Covid-19 desencadenó una fuerte crisis económica. Se ha disparado la demanda de ayuda en los bancos de alimentos y las organizaciones sociales como Cáritas han pasado momentos complicados intentando responder a las necesidades.

Por todo ello, una nueva iniciativa que apoyamos desde IbizaPreservation intenta poner su granito de arena abordando el problema del hambre y ofreciendo a familias necesitadas de la isla comida fresca y saludable.

Cocina Central Ibiza fue la creación del chef catalán David Reartes, afincado aquí en Ibiza. Cuando estalló la pandemia en marzo de 2020, viendo las necesidades crecientes, se inspiró en la World Central Kitchen, creada en 2010 por otro chef español, José Andrés, tras el terremoto de Haití. Hoy en día, la iniciativa es global y ha dado de comer a millones de personas en todo el mundo, utilizando el poder de los alimentos para nutrir a las comunidades y fortalecer las economías en tiempos de crisis y más allá.

Se entregará más de 11.000 comidas durante dos meses

decoration

Inspirado en la idea de Andrés, Reartes creó su propia Cocina Central Ibiza y, a lo largo de varios meses, se esforzó para lograr los fondos y los permisos necesarios para darle vida. El proyecto finalmente se puso en marcha en septiembre de este año, gracias a Red Eléctrica de España, que ha aportado 50.000€, y la colaboración del Ayuntamiento de Ibiza, que facilita el contacto con 175 personas del municipio que tienen unos ingresos por debajo de un umbral determinado.

La iniciativa cuenta con la participación de la empresa ibicenca Catering S’Olivera, que se encarga de preparar menús diarios, teniendo en cuenta las necesidades dietéticas de los destinatarios. Las comidas se sirven en envases biodegradables y se entregan directamente a los hogares de las personas en cuestión. Desde IbizaPreservation, además de gestionar los fondos, nos encargamos de facilitar el suministro de productos frescos y saludables desde los agricultores de la isla, en el marco de nuestro proyecto Ibiza Produce.

Durante esta etapa inicial se entregarán más de 11.000 comidas a lo largo de dos meses, beneficiando a casi 70 familias de Ibiza. Pero las necesidades se extienden más allá de este único municipio y nuestra gran esperanza es poder ampliar la iniciativa por toda la isla de Ibiza, para respaldar a los residentes más necesitados durante los duros meses de invierno.

Es importante recordar que todos tenemos un papel que desempeñar en el reto de lograr el objetivo del Hambre Cero. Podemos hacer cambios en la vida cotidiana, sea en el hogar, en el trabajo o en la comunidad, apoyando a los agricultores y a los mercados locales, apostando por la alimentación sostenible y nutritiva y luchando contra el desperdicio de alimentos.

Podemos además aprovechar nuestro poder como consumidores y votantes, exigiendo que las empresas y los gobiernos tomen decisiones y realicen cambios que hagan posible poner fin al hambre y asegurar una alimentación sana, nutritiva y suficiente para todos.

La clave

ODS 2: HAMBRE CERO

En 2015, las Naciones Unidas aprobaron su Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, «una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás». La Agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de los cuales el número 2 aspira poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible. 

Compartir el artículo

stats