Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciclismo

Mariano Marí apunta al ‘top 20’ mundial: «Este es mi momento»

El ‘rider’ ibicenco fue campeón del Open de España absoluto 2019 cuando era sub-23, y confía en sus opciones para competir con los mejores | El ciclista de Sant Joan enfoca ahora su punto de mira en las Enduro World Series, la Copa del Mundo de su especialidad

9

Mariano Marí apunta al ‘top 20’ mundial: «Este es mi momento» Toni Escobar

El ‘rider’ ibicenco Mariano Marí afronta un año clave para aspirar al top 20 mundial en la disciplina de enduro, donde en 2019 ya se coronó como campeón del Open de España absoluto siendo entonces corredor sub-23. El ciclista de Sant Joan, que recientemente ha recibido un homenaje por parte del Ayuntamiento de su municipio tras varios años cosechando éxitos nacionales, enfoca ahora su punto de mira en las Enduro World Series, la Copa del Mundo de su especialidad.

Después de un 2020 de clara sequía competitiva por la pandemia, el ciclista de 24 años espera poder correr de manera más regular este ejercicio y participar en media docena de citas internacionales en las que ganar experiencia y mirar a los ojos a los mejores del mundo.

«Cada vez me veo más cerca de estar entre los 20 mejores. Sería algo muy ‘top’ poder estar durante varios años entre los 20 o 30 primeros. Me falta experiencia, pero si puedo hacer cinco o seis carreras fuera, espero que se note la diferencia», explica Marí.

La disciplina que desarrolla el integrante del Portinatx Cycling Team consiste en superar en el menor tiempo posible circuitos muy técnicos salpicados con varios descensos, «donde entra más en juego la improvisación, el físico, saber leer el terreno y tener mucha técnica». A diferencia del enduro, el descenso «es una sola bajada cronometrada en la que sólo tienes una oportunidad para ir a tope». En el enduro puede desarrollar todas sus virtudes.

Marí se ve preparado para dar el salto internacional y asegura que para optar al podio no hay que ser un ‘kamikaze’. «Para ser el mejor en una competición no es solo estar un poco loco y bajar muy rápido o estar muy fuerte. Incluye el estado mental, la concentración, entrar en un estado de ‘flow’ donde estás en una zona de confort pero yendo más rápido que los demás», argumenta el ibicenco, que atribuye todas estas cualidades a «la experiencia, el control mental y a poder ir rápido pero con seguridad».

«Se me da bien soltar el freno», añade con sorna el de Sant Joan, que ha dejado boquiabiertos a sus seguidores en las redes sociales y a la afición local con vídeos como el de su espectacular descenso en es Culleram (Sant Vicent de sa Cala).

El ‘rider’ de Sant Joan posa sentado, ataviado con casco y protecciones, junto a su bicicleta de montaña. | T. ESCOBAR

Como la mayoría de niños y niñas, Mariano Marí comenzó a montar en bici de pequeño, aunque pronto le cogió el gusto a los saltos y los descensos. «Iba por senderos en Sant Joan y me hice unos saltos en casa. Me fui poniendo retos más grandes, buscaba vídeos de los mejores del mundo en Youtube, iba al Carub Bikepark de Jesús... Cada vez buscaba saltos más grandes y, al final, descensos. Siempre me gustó la competición», confiesa.

El talento innato y la constancia le permitieron ir conquistando podios a nivel nacional hasta consagrarse como uno de los mejores del país. Pero llegar a la élite no resultó sencillo, máxime residiendo en Ibiza. Hasta los 15 años no podía tener licencia, pero enseguida que pudo comenzó a competir. Con 16 años salía un par de veces al año a Cataluña o Andorra para tomar contacto con la alta montaña y, poco a poco, fue ganando competitividad. «Con 18 años, cuatro meses después de sacarme el carné, me fui sólo en coche al Open de España en Marbella. Vi que molaba y que se me daba bien. Hice podio y dejé el descenso para competir en enduro», relata.

Desde entonces, siempre se ha codeado con los mejores y ha dejado su impronta en diferentes localidades. En Cuenca, explica, dejó atónitos a los lugareños con una de sus mejores exhibiciones sobre la bicicleta en plena carrera. «El tramo era enfrente de las casas colgantes. Empezábamos arriba del todo de un monte pelado, donde hay una cruz. El tramo hacía varias curvas y llegaba a la ciudad por zonas de escaleras. Me tiré tan loco que pillé al que había salido 30 segundos antes que yo. Apreté al máximo y gané ese tramo. Todavía hay gente que lo recuerda», rememora el ibicenco.

Riesgos y accidentes

Llegados a este punto, a nadie se le escapa que esta disciplina es sumamente peligrosa, aunque por el momento Marí solo ha tenido que lamentar una rotura de muñeca que se produjo en una exhibición de saltos durante una competición de motocross en Cala Bassa. «Realmente ha habido muchas hostias grandes, pero he tenido suerte», subraya.

Marí realiza un espectacular salto durante la sesión. | T. E. T. E.

Entre los descensos más peligrosos que ha afrontado destaca el de una prueba de la Copa del Mundo en Francia, donde la lluvia y un terreno rocoso provocó numerosas caídas, incluso «entre los ‘pro’». La otra tuvo lugar en un Campeonato de España en Panticosa, Huesca, donde «se acabaron los cabestrillos de clavícula en el pueblo y había que bajar a Jaca». Anécdotas que ponen los pelos de punta al común de los mortales, pero que enorgullecen a este especialista del ‘mountain bike’.

Marí, que el pasado verano se licenció en Ciencias de la actividad física y el deporte en Barcelona, aspira a poder vivir de su pasión, aunque es consciente de que no solo dependerá de sus resultados deportivos.

«Hoy en día las redes sociales y Youtube son un complemento casi obligatorio. Si no eres el mejor, tienes que darte visibilidad, llegar a la gente, dar buena imagen y ser un buen comunicador. De esta manera puedes firmar un buen contrato con las marcas», sostiene el ‘rider’ de Sant Joan, que cuenta además con el nivel académico para «dar una formación muy completa a los pilotos en técnica de entrenamiento y conocimientos de la ciencia de la preparación física». Marí cree que podría enfocarse «a largo plazo» en esta rama, tan de moda por el fenómeno de los ‘youtubers’ e ‘influencers’, pero reconoce que actualmente sólo piensa en la competición.

«Este es mi momento, 2021 se presenta con toda la motivación, sabiendo que la situación no es la mejor y que pueden aplazarse las carreras, pero con la intención de ir a todas las que pueda a nivel europeo o mundial. Este año no se podrá correr en Australia o Suramérica, por lo que ocho de las nueve pruebas de las Enduro World Series serán en Europa. Por eso es un buen año para mí», advierte.

Compartir el artículo

stats