Fútbol sala | Fase de ascenso a Segunda División femenina

El San Pablo Ibiza se despide del ascenso en Tenerife con la cabeza alta

5-2. El equipo ibicenco pierde en la final con el Teidaya canario tras una mala primera mitad

IBIZA FUTBOL SALA FEMENINO PLAYOFF SAN PABLO - TEIDAYA

IBIZA FUTBOL SALA FEMENINO PLAYOFF SAN PABLO - TEIDAYA / D. Espinosa

Rubén J. Palomo

Rubén J. Palomo

El San Pablo Ibiza ha dicho adiós este domingo al ascenso a la Segunda División del fútbol sala femenino nacional después de caer derrotadas por 5-2 en el partido de vuelta de la eliminatoria final ante el CFS Teidaya de Tenerife. Tras el empate a tres goles cosechado el pasado fin de semana en es Viver, las ibicencas necesitaban ganar en la pista canaria, pero una mala primera mitad, que ha concluido 4-0, ha dilapidado buena parte de sus opciones. Las de Iván Gil no han arrojado la toalla y tras el descanso han podido meterse en la eliminatoria, pero su reacción ha sido insuficiente con un rival con mucho potencial. 

Ambos equipos saltaron a la pista de Los Hinojeros con muchas precauciones para no cometer errores, pero fue precisamente un mal despeje de la guardameta ibicenca Nuria Escudé el que facilitó el 1-0 cumplido el minuto 3 de partido. La capitana Alba González aprovechó el regalo para marcar con un disparo raso y ajustado al poste. En los minutos siguientes reaccionó el San Pablo, pero cuando no se había cumplido el 9 de partido, la local Andrea Zeolla se sacó un trallazo lejano a la escuadra que amplió la ventaja del Teidaya. 

Las ibicencas, que notaron ausencias como la de Irina Viñals, tuvieron que arriesgar para intentar recortar diferencias y el conjunto tinerfeño aprovechó un robo con contragolpe, culminado por la propia Andrea, para poner tierra de por medio a ocho minutos para el descanso.

El Teidaya, campeón.

El Teidaya, campeón. / FFT

Las canarias no concedieron muchas opciones a las pitiusas, demostrando por qué habían saldado la temporada regular con pleno de victorias. Al filo del descanso, Julia Bartolucci recogió un balón en el perfil zurdo y con un punterazo ajustado anotó el 4-0. Un mazazo del que trataría de levantarse el equipo de Iván Gil.

Reacción visitante

Tras el paso por vestuarios recortó distancias el San Pablo a los pocos segundos de la reanudación, con un golazo de Haruna Tanimoto desde la zona del doble penalti. Las 'vileras' saltaron a la pista enrabietadas y pudieron meterse en el partido en esos primeros minutos, en los que llegaron con claridad al área tinerfeña. El partido estaba roto y abierto, con ocasiones para ambos equipos, y Gina Tumbaco consiguió el 4-2 con 15 minutos por delante tras recoger un despeje y acertar en el mano a mano. La propia Gina estrelló un balón en el poste cumplido el minuto 7 del segundo periodo, pero del posible 4-3 se pasó al 5-2 cuando Carol Chinea aprovechó ese contragolpe par abatir a Nuria.

El gol del equipo local cayó como un jarro de agua fría en las ibicencas, que a pesar de intentarlo hasta el final con orgullo y amor propio ya no pudieron revertir la desventaja y acabaron diciendo adiós a la posibilidad de ascender.