Fútbol - Segunda RFEF

La Penya Independent debuta mañana en Segunda RFEF

El club de Sant Miquel volvió a hacer historia en junio al lograr un nuevo ascenso y este fin de semana se ve las caras en casa con el Sant Andreu

Imagen de archivo de la celebración del ascenso a Segunda RFEF tras ganar al Ejea.

Imagen de archivo de la celebración del ascenso a Segunda RFEF tras ganar al Ejea. / TONI ESCOBAR

Redacción

La Penya Independent debutará mañana sábado en Segunda RFEF y lo hará en casa. El partido contra la UE Sant Andreu comenzará a las 19 horas en el campo municipal de Sant Miquel.

«En 50 años de historia de la S.E. Penya Independent, nunca habíamos pasado de categoría regional hasta la temporada pasada, que debutamos en Tercera RFEF, y en tan sólo una temporada, y peleando hasta el final, conseguimos el ascenso a Segunda RFEF», recordaron ayer desde el club ibicenco, que ha logrado todo un hito histórico con dos ascensos consecutivos en dos años.

El presidente de la entidad miquelera, Toni Curuné, recordó ayer a través de unas declaraciones difundidas por el club que a raíz del ascenso ha tenido que llevarse a cabo un gran trabajo: «[La pretemporada] Ha sido intensa y complicada a la hora de planificar la plantilla. Cada vez es más difícil confeccionar el equipo teniendo en cuenta las circunstancias de vivienda e insularidad que tenemos en la isla, algo que sufrimos todos los equipos de Ibiza y el Formentera. Aun así, estamos muy contentos con el equipo que se ha creado».

Toni Curuné recuerda que la insularidad y el problema de la vivienda dificultan la confección de las plantillas

Sobre los cambios en la estructura de la Penya Independent, Curuné resaltó que la pretemporada ha sido «exigente» debido a los requisitos de la categoría. Así, señala que antes de crear el equipo llevaron a cabo una reestructuración de los departamentos del club y que «se han incorporado nuevas figuras»: «La más destacable es la del director general, que ocupa Carlos Guerrero, con más de 25 años de experiencia en Primera División». Por otro lado, el presidente también asegura que también es palpable el trabajo que se ha llevado a cabo para fomentar la cantera: «Cuando cogimos las riendas del club, apenas había una decena de niños jugando y a día de hoy hay más de un centenar. Parte del trabajo y del esfuerzo es para que el municipio disponga de un espacio donde los más jóvenes se empapen de valores asociados al deporte y la salud disfrutando del fútbol».

Con todo, Curuné hizo ayer hincapié en que tanto el arranque de la temporada anterior como la 23/24 han requerido mucho esfuerzo y horas de trabajo para la Penya Independent. Y es que los éxitos deportivos cosechados obligan a «adaptarse a las circunstancias, a las exigencias de la categoría y dar lo mejor de sí en el campo».

Mañana el equipo competirá contra el Sant Andreu, que también debuta en Segunda RFEF. El presidente de la Penya explicó ayer en declaraciones al club que el objetivo es «trasladar al campo toda la ilusión que tenemos en el municipio, todo el trabajo que se ha hecho para arrancar la temporada y dar lo mejor de sí».

«De menos a más»

El cuerpo técnico miqueler también es nuevo esta temporada «y lo dirige Iván Ruiz, quien tiene mucha experiencia en la categoría». «La evolución que he visto durante estas semanas de pretemporada es muy buena. Se han jugado amistosos contra dos equipos de una categoría superior, así como dos de nuestra categoría, y la evolución ha ido de menos a más. Eso es muy positivo, aunque seguimos trabajando en corregir cosas que se tienen que perfeccionar. También se notan las ganas y la predisposición en el campo y eso es con lo que salimos al césped este sábado en el debut del equipo en Segunda RFEF», concluyó ayer Toni Curuné.