Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Ibiza logra su primer triunfo ante el Tenerife en el debut de Nolito

1-0. El equipo de Javi Baraja conquista los tres puntos gracias a un gol en propia puerta de Mellot en la segunda parte

Los futbolistas de la UD Ibiza celebran el gol del triunfo LaLiga

La UD Ibiza ha conquistado esta tarde su primera victoria de la temporada en el debut de Nolito frente al CD Tenerife, en un encuentro que ha mejorado en la segunda mitad y en el que los celestes han propuesto mucho más que su rival. Javi Baraja y la plantilla respiran tras un importante triunfo que ha llegado gracias a un gol en propia puerta de Mollet a los 63 minutos de partido.

Baraja recuperó el 4-1-4-1 con Iván Morante en la dirección de juego y Ekain y Appin moviéndose entre líneas para conectar con Suli, Herrera y Darío. Sin embargo, fue el lateral zurdo Javi Vázquez quien provocó a los 10 minutos de partido la primera ocasión, tras ganar línea de fondo y forzar un córner que botó el andaluz y remató Ekain a las manos de Soriano.

El inicio fue espeso y sufrió varias interrupciones, incluida la sustitución de Mo Dauda tras salir mal parado de un choque con Fran Grima, novedad en el once celeste junto a Martín Pascual en defensa.

El Tenerife supo romper el ritmo de los ibicencos con un fútbol físico y batallador que restó fluidez y verticalidad a la propuesta celeste. Así, los minutos corrieron sin que se registraran ocasiones de peligro a pesar de la insistencia del conjunto de Baraja por abrir el campo en busca de fisuras en la zaga visitante.

Fuzato intervino por primera vez al filo de la media hora de juego tras una frivolidad de Martín en defensa que originó un rápido pero ineficaz contraataque visitante. Tras el asueto para la hidratación, Waldo protagonizó la mejor acción de los tinerfeños con una buena maniobra a pierna cambiada sobre Grima y un potente disparo cruzado que se marchó por encima del travesaño.

A falta de ideas, Suli tomó la responsabilidad e intentó desbordar por banda en varias ocasiones. Tampoco a balón parado obtuvo rédito de sus opciones el cuadro pitiuso, que se fue desinflando hasta el descanso cediendo terreno y dominio al bloque de Luis Miguel Ramis. Darío tuvo en el descuento la mejor tentativa para la UD Ibiza después de un robo y contragolpe de Ekain, pero su remate forzado se marchó al lateral de la red.

Descanso

Tras una primera mitad tediosa y decepcionante en el plano ofensivo, con algunos pitos desde la grada incluidos, en los primeros compases de la segunda se sucedieron las oportunidades. Appin levantó al público con un fuerte disparo ajustado que se fue lamiendo el poste después de una buena combinación por banda izquierda, donde se mudó Herrera tras alternar el puesto con Suli.

Suli cae durante el partido. LaLiga

El peligro cambió de área y el Tenerife disfrutó de varias acciones peligrosas a balón parado. En una de ellas, Fuzato intervino de manera providencial para despejar el disparo a bocajarro del central Carlos Ruiz y evitar el 0-1. Respondió el cuadro celeste con una combinación de banda a banda que envenenó Herrera con un centro atrás perfecto para la llegada de Ekain, pero el vasco se llenó de balón y remató mordido errando una clara ocasión para los de Baraja.

Para ese minuto ya estaban sobre el césped Sergio Castel y Gonzalo Escobar, quienes dieron nuevos bríos a un ataque pitiuso cada vez más convencido de sus posibilidades. Y tras varias acometidas, llegó el gol que tanto ansiaba la UD Ibiza cuando el defensa Mellot desvió a su propia portería un cabezazo de Juan Ibiza a centro de Cristian Herrera (1-0, min. 63). Medio gol fue del extremo canario, que sorteó a dos rivales tras el rechace de un córner y puso un centro medido para el remate de su compañero en el corazón del área.

El Tenerife trató de reaccionar y Appin a punto estuvo de culminar con éxito un contraataque, pero Soriano repelió con los puños su potente chut. Con un cuarto de hora por delante, Baraja dio la alternativa a Miguel Azeez y a Nolito, para delirio de la afición. El flamante fichaje de la UD Ibiza actuó por banda izquierda y dejó detalles de su calidad, mientras que el centrocampista cedido por el Arsenal ofreció un notable despliegue físico en la medular.

Los de Ramis intentaron dar un paso al frente en busca del empate, pero los remates dentro del área de Teto, que salvó Fuzato con un paradón abajo, y Gallego no tuvieron éxito antes de iniciarse un largo descuento de nueve minutos en los que ya no se movería el marcador.

Compartir el artículo

stats