Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Ibiza, el tercer equipo más joven de la Liga, sigue en busca de diamantes en bruto

La escuadra presenta una media de edad de 24 años que solo rebajan el Villarreal B y el Mirandés

Armando Shashoua, de 21 años, el pasado domingo. | TONI ESCOBAR

El nuevo proyecto deportivo que encabezan Miguel Ángel Gómez y Javi Baraja al frente de la UD Ibiza está depositando su confianza en jóvenes valores del fútbol nacional e internacional. Las ochos incorporaciones realizadas hasta la fecha tienen en común su talento y proyección pero, sobre todo, su juventud e inexperiencia en la categoría de plata del balompié español.

Daniel Fuzato y Darío Poveda, con 25 años, son los más versados en el fútbol profesional mientras que Zé Carlos (24), Martín Pascual (23), Armando Shashoua (21), Iván Morante (21) y Suleiman (20), todos ellos titulares el pasado domingo en el debut liguero ante el Granada, están dando sus primeros pasos en Segunda División.

El primer once titular de Javier Baraja en LaLiga SmartBank presentó una media de edad de 24 años porque elevaron el promedio Cristian Herrera, el más veterano con 31 años, Ekain (28) y Goldar (27). El zurdo Javi Vázquez, con apenas 21 años y de regreso a la disciplina celeste tras jugar cedido en el Racing, completó la primera alineación de Baraja en Can Misses.

Con estas cifras, la UD Ibiza se sitúa como el tercer equipo más joven de la competición solo por delante del Mirandés, con una media de edad de 22 años, y de un filial como el Villarreal B, con 21,9. Ese rejuvenecimiento de la plantilla isleña con futbolistas procedentes, en su mayoría, de Primera RFEF, ha hecho que muchos analistas sitúen al Ibiza en la terna de equipos que pasarán apuros para salvar la categoría. No obstante, a nivel global la plantilla celeste se sitúa en los 26 años ya que suben exponencialmente la media futbolistas como Pape Diop, con 36, Fran Grima, con 35, y Álex Gálvez, con 33.

A pesar de la bisoñez del plantel celeste, la política de fichajes del club que preside Amadeo Salvo parece inamovible y los tres futbolistas que suenan para recalar en Can Misses antes del cierre del mercado tampoco han acabado aún su tiempo de cocción. Isma Ruiz, centrocampista del Granada, tiene 21 años; uno menos que Mati Bogusz, que está pendiente de resolver su futuro con el Leeds. También tiene 22 el medio centro del Real Madrid Castilla Antonio Blanco, por quien también puja el Cádiz según desveló Entrenadores de Fútbol.

Compartir el artículo

stats