Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Segunda

UD Ibiza: LaLiga SmartBank más abierta

Los partidos se podrán ver hasta por 10 plataformas diferentes

Maffeo golpea a Suli durante el Ibiza-Mallorca del domingo. TONI ESCOBAR

Quedan solo tres días para que el balón eche a rodar en LaLiga SmartBank 2022-23. El viernes, a las 21.00 horas, Levante y Huesca darán inicio a una nueva temporada que se plantea vibrante en la categoría de plata del fútbol español. Y a partir de ahí, 42 jornadas y un play off apasionante para ver qué equipos ascienden de manera directa, quién lo consigue a través de las eliminatorias finales y qué cuatro conjuntos bajan a Primera RFEF. El primer turno para la UD Ibiza llegará el domingo, a las 19.30, frente al Granada en Can Misses.

La Segunda División se plantea más abierta e igualada que nunca, tanto por arriba como por abajo. Como cada año, los máximos candidatos a regresar a LaLiga Santander son los recién descendidos -Levante, Granada y Alavés-, por plantilla y presupuesto, pero este año se suman un buen números de aspirantes que se han reforzado bien y pretenden pelear, como poco por el play off. En ese grupo de aspirantes se encuentra el Málaga CF, que se ha reforzado con 10 fichajes de calidad, más un par de piezas que quedan por llegar, para intentar su retorno a la máxima categoría.

Además de los blanquiazules, en este grupo hay otros muchos históricos del fútbol español. Por supuesto, ahí está el Eibar, que el año pasado se quedó a un paso del ascenso tras toda la temporada en la zona noble. Se le escapó en la última jornada y luego no fue capaz de lograrlo en el play off. Este año vuelve a contar con una plantilla de la calidad.

También entra en ese vagón otros míticos como el Real Zaragoza, con nueva propiedad y con el exceleste Juan Carlos Carcedo en el banquillo; el Sporting de Gijón, que el curso pasado vivió una situación similar a la del Málaga; el Real Oviedo, con un proyecto de continuidad, el Huesca y los dos canarios. Tanto Las Palmas como el Tenerife, que el año pasado cayeron en las eliminatorias por el ascenso, volverán a ser candidatos a pelear por todo.

A partir de ahí, otro grupo de equipos cuya misión principal es alcanzar los 50 puntos que te garantizan, en circunstancias normales, la permanencia y luego empezar a soñar. En una competición tan igualada siempre hay sorpresas. Por ejemplo, uno de los clubes que parte con esta premisa como la Ponferradina, la pasada campaña estuvo muy cerca de colarse entre los seis mejores. Burgos, Cartagena, Leganés, Lugo, Mirandés o UD Ibiza son otros de los equipos cuya tarea principal es intentar no pasar apuros para continuar, como mínimo, en el fútbol profesional.

El conjunto ibicenco ha dejado buenas sensaciones durante la pretemporada, acabando con victoria y empate frente a dos ‘primeras’ como Elche y Mallorca.

La dificultad este año en LaLiga SmartBank será mayor. Y uno de los motivos es que los cuatro equipos que consiguieron el ascenso desde Primera RFEF no vienen de paseo a vivir una simple experiencia en Segunda, como el curso pasado se podía pensar con el Amorebieta o la Real Sociedad B. El Racing de Santander y el Albacete son dos históricos que regresan para intentar mantenerse, el Andorra de Piqué es un proyecto que crece año y año y el Villarreal B no es un filial al uso, porque cuenta con jugadores con veteranía suficiente para hacer algo interesante en la categoría.

Sin duda, arranca una temporada dura y complicada para todos los clubes de LaLiga SmartBank, incluida la UD Ibiza. El equipo ibicenco fue la revelación en la primera vuelta, aunque se desinfló hasta acabar 14º el curso de su debut. El nuevo rumbo que ha tomado el club con Miguel Ángel Gómez y Javi Baraja al frente se pone a prueba en un mes frenético con la Liga y el cierre del mercado de fichajes.

Compartir el artículo

stats