Fútbol - Segunda

Un mes para conformar el grueso de la UD Ibiza 22-23

El equipo celeste arrancará la pretemporada a comienzos de julio y para entonces deben conocerse la mayoría de los descartes y muchas de las nuevas incorporaciones, con prioridad en la contratación del entrenador

Plantilla de la UD Ibiza de la temporada 2021-22 en Segunda División. Con una ‘x’ los jugadores que no continúan y Paco Jémez. En interrogante los que acaban contrato. | D.I.

Plantilla de la UD Ibiza de la temporada 2021-22 en Segunda División. Con una ‘x’ los jugadores que no continúan y Paco Jémez. En interrogante los que acaban contrato. | D.I. / RUBÉN J.PALOMO. EIVISSA

Rubén J. Palomo

Rubén J. Palomo

Aunque los rescoldos de la temporada 2021-22 todavía humean en Can Misses, apenas resta un mes para el inicio de la pretemporada que conducirá a la UD Ibiza a su segundo ejercicio en LaLiga SmartBank que dará comienzo el fin de semana del 13 y 14 de agosto. El tiempo es suficiente para confeccionar el grueso de la nueva plantilla, pero la salida de Paco Jémez deja muchos frentes abiertos para la dirección deportiva a cargo de Miguel Ángel Gómez. El exmandatario del Real Valladolid ha puesto a su nuevo equipo manos a la obra para materializar todas la operaciones que tiene por delante la UD Ibiza, pero cuanto antes se active la maquinaria, mucho mejor. El conjunto celeste arrancará la pretemporada el lunes 4 de julio -a falta de confirmación oficial- y para entonces sería recomendable tener ya más que perfilada la plantilla que debe aspirar al ‘play-off’ de ascenso, a expensas de los retoques que se seguirán produciendo hasta que finalice el mercado de fichajes a finales de agosto.

El conjunto ibicenco volverá a los entrenamientos en poco más de un mes y, a día de hoy, no dispone de entrenador tras el anuncio este martes de que Paco Jémez no renovará. Contratar al futuro inquilino del banquillo celeste es cuestión prioritaria, pero también lo es acertar con el capítulo de bajas, renovaciones y fichajes.

Respecto a la plantilla 2021-22 se mantienen 13 futbolistas con contrato en vigor (Germán Parreño, David Goldar, Juan Ibiza, Álex Gálvez, Gonzalo Escobar, Javi Pérez, Raúl Sánchez –ambos hasta 2024–, Nono, Miki Villar, Ekain, Sergio Castel, Guerrero y Herrera), aunque algunos de ellos como Gálvez y Nono, cuyo rendimiento ha sido decepcionante, podrían tener sus horas contadas en la entidad ibicenca. Además, hay seis futbolistas cuya vinculación finaliza el 30 de junio y que están pendientes de resolver su futuro, casos de Pape Diop, Fran Grima, Cifuentes, Kevin Appin y Rubén González. El sexto, David Álvarez ‘Davo’, no ha renovado su contrato y dice adiós al club tras dos temporadas.

Por otro lado, tres de los capitanes del plantel celeste en las últimas temporadas, Javi Lara, David Morillas y Manu Molina, ya han causado baja mientras que otros tres jugadores se han despedido tras llegar en calidad de cedidos al club de Can Misses: Álvaro Jiménez, Álex Domínguez y Mati Bogusz.

Así las cosas, la lógica y los precedentes invitan a pensar en que el equipo se reforzará con al menos una decena de futbolistas. A pesar de que Amadeo Salvo descartó que se vaya a producir una «revolución» en el vestuario, su conocida ambición pronostica un aluvión de incorporaciones para mejorar el decimoquinto puesto alcanzado este ejercicio y luchar por las seis primeras posiciones.

Comienza el baile de nombres

Como es habitual cuando finaliza la temporada, el trabajo se traslada del césped a los despachos y llega el turno de los directores deportivos y agentes de futbolistas. Aunque a cuentagotas, ya ha comenzado el baile de nombres en torno a la UD Ibiza. Según el periodista Ángel García (cazurreando), el defensa Rubén González y Manu Molina tendrían sobre la mesa la posibilidad de marcharse al Real Zaragoza tras la llegada al banquillo maño de Juan Carlos Carcedo. En cuanto a posibles llegadas, en las redes sitúan en el entorno del conjunto ibicenco al lateral zurdo José Antonio Ríos Reina, desvinculado de la Ponferradina. Según Pucela Fichajes, Miguel Ángel Gómez habría sondeado la opción de incorporar a Pablo Hervías y Waldo Rubio, que no seguirán en el Real Valladolid tras su ascenso a Primera. Aunque es pronto para materializar fichajes de relumbrón, la secretaría técnica celeste tiene mucho trabajo por delante y apenas un mes para configurar el grueso de la plantilla 2022-23.

Suscríbete para seguir leyendo