La UD Ibiza y Paco Jémez rompen

Ni Carcedo ni Jémez han superado las expectativas de Amadeo Salvo, que busca dar un nuevo golpe de efecto

Paco Jémez y Amadeo Salvo el día de la presentación del cordobés en enero.

Paco Jémez y Amadeo Salvo el día de la presentación del cordobés en enero. / RUBÉN J.PALOMO. EIVISSA

Rubén J. Palomo

Rubén J. Palomo

La UD Ibiza y Paco Jémez separan sus caminos. El club que preside Amadeo Salvo comunicó ayer que no renovará al técnico cordobés tras la finalización de su contrato, solo dos días después de finalizar en Oviedo la temporada del debut en Segunda División con la tercera derrota consecutiva y en la decimoquinta posición de la tabla. La marcha de Jémez, que llegó al equipo en enero en sustitución de Juan Carlos Carcedo, se produce además tras unas declaraciones «de despedida» realizadas por el cordobés en el Carlos Tartiere –que no debieron sentarle nada bien a Amadeo Salvo–, en las que negaba que el club le hubiera citado para hablar de su renovación mientras se despedía de futbolistas y empleados antes de iniciar sus vacaciones.

Jémez tampoco ha cumplido las expectativas del club celeste, que tal y como anunció Salvo pretende dar un paso más la próxima temporada, para lo que también sustituyó a Fernando Soriano en la dirección deportiva por Miguel Ángel Gómez.

La UD Ibiza y Paco Jémez rompen

La UD Ibiza y Paco Jémez rompen

A pesar de los recientes desencuentros, la UD Ibiza destacó ayer en el comunicado del adiós de Paco Jémez que «su liderazgo y exigencia en el trabajo han sido fundamentales en el crecimiento deportivo del club». «Desde su llegada, el primer equipo sufrió una positiva transformación, consiguiendo generar una nueva ilusión en todas las áreas del club y de forma muy especial en nuestra afición», explicó la UD Ibiza en un comunicado, que finaliza diciendo: «Desde todos los estamentos de la UD Ibiza, y en especial desde el Consejo de Administración, queremos expresar públicamente nuestro agradecimiento por su trabajo, compromiso e identidad».

Ni Carcedo ni Jémez

Uno de los grandes clásicos de la filosofía, el griego Aristóteles, dejó como legado una reflexión que encaja a la perfección en el balance de la temporada que ha protagonizado la UD Ibiza en su debut en LaLiga SmartBank: en el término medio está la virtud.

El equipo ibicenco, que ha salvado con nota su primera participación en la categoría, ha finalizado decimoquinto tras completar dos vueltas diametralmente opuestas pero hasta cierto punto simétricas con Juan Carlos Carcedo, primero, y Paco Jémez, después, a los mandos de la nave celeste.

Con el riojano, la UD Ibiza fue de más a menos, pasando de ser el equipo revelación y de coquetear con los puestos de ‘play-off’ –llegó a ir séptimo en la jornada 15 a tres puntos del sexto– a terminar el año en el puesto 17º tras enlazar seis jornadas consecutivas sin ganar. El fútbol errático que practicaba el equipo, la extremada mesura y sobriedad de Carcedo en sus propuestas, y los alarmantes problemas para ver portería precipitaron su salida tras la derrota ante el Sporting de Gijón.

MERCADO

El Real Zaragoza ficha a Juan Carlos Carcedo 

Juan Carlos Carcedo se convirtió ayer en nuevo entrenador del Real Zaragoza hasta 2024. El club aragonés anunció la contratación del técnico riojano, expreparador de la UD Ibiza, al que ascendió a Segunda, y exasistente de Unai Emery. 

El riojano, héroe del ascenso, se marchó después de conseguir 25 puntos merced a cinco victorias, 10 empates y seis derrotas, y con un saldo goleador desfavorable: 19 tantos a favor y 23 en contra. A la falta de espectáculo se sumaba que la UD Ibiza presentaba mejores números a domicilio que en Can Misses, lo cual jugaba en contra de la idea del club de ampliar su masa social.

Amadeo Salvo dio un golpe de timón en Navidades y con Paco Jémez se invirtió enseguida la idea de juego. Tres victorias seguidas devolvieron al cuadro celeste al sueño de la fase de ascenso después de colocarse noveno, a cuatro puntos del Girona. Pero el fútbol total y vertiginoso de Paco Jémez comenzó a mostrarse vulnerable en defensa y los resultados se resintieron, sobre todo lejos de Can Misses.

Después de mantenerse varios meses en la pomada, la derrota ante el descendido Amorebieta cercenó cualquier atisbo de esperanza y el equipo, con la permanencia en el bolsillo, se fue dejando llevar mientras Jémez protagonizaba alguna salida de tono con la prensa.

Jémez completó la segunda vuelta con dos puntos más que su predecesor (27) tras firmar siete victorias, seis empates y ocho derrotas, y con un balance goleador notablemente superior: 34 goles a favor y 36 en contra.

Finalmente, la UD Ibiza cerró el curso con tres derrotas consecutivas que le rebajaron de la décima a la decimoquinta posición, con el perjuicio económico que implica, lo que sumado al choque de caracteres con Amadeo Salvo han precipitado la salida del cordobés. Ahora se busca entrenador.

Suscríbete para seguir leyendo