Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El organizador de la media maratón de Formentera: «El error es nuestro y de nadie más»

Los servicios sanitarios atendieron a 22 personas, dos terminaron en el Hospital

Guardia Civil repartiendo agua en la media maratón Gerardo Ferrero

Tres días después de la celebración de la media maratón de Formentera en la que participaron más de dos mil corredores en los 21 kilómetros, las quejas por la falta de agua en ese recorrido arrecian. La mala organización de la prueba, especialmente por la falta de previsión de Unisport Consulting, a la hora de suministrar agua en la carrera más larga, hizo que casi un millar de corredores se quedara sin posibilidad de hidratarse cuando estaban a media carrera.

El sistema de vasos provoca una gran pérdida de agua. | TONI ESCOBAR

Los servicios sanitarios tuvieron que atender a 22 personas, por golpes de calor y deshidratación, especialmente a partir del kilómetro 18. Dos de ellos tuvieron que ser trasladados por las ambulancias al Hospital de Formentera. Un hombre sufrió un golpe de calor y tras pasar la noche en el centro sanitario fue dado de alta el domingo por la mañana. El segundo caso fue una mujer con distintas molestias pero que fue dada de alta el mismo sábado.

El director de la empresa contratada (Unisport Consulting) por el Consell de Formentera para organizar esta prueba, Manuel Hernández, reconoció ayer a Diario de Ibiza que han recibido numerosas reclamaciones, sin precisar cuantas: «Sí, hemos recibido quejas y con razón. Hemos reconocido el error y lo sigo manteniendo. El error es nuestro y de nadie más tampoco del Consell, como se está diciendo». «Calculamos mal el consumo de agua y asumo la responsabilidad, me he equivocado».

«Calculamos mal el consumo de agua y asumo la responsabilidad, me he equivocado»

decoration

Hernández precisó que no sirven botellines de agua en ninguna prueba que organizan «por Ley, no porque no queramos, existe una norma balear que prohíbe el uso de envases de un solo uso». Por eso han cambiado el sistema para hidratar a los corredores, poniendo vasos de cartón que se rellenan con agua de garrafas por los voluntarios.

El caso es que cuando un corredor en movimiento atrapa el vaso al vuelo, la mitad de su contenido se derrama y el resto se lo suele tirar por encima. El resultado es que más de la mitad del agua se desaprovecha.

Pero lo más grave no fue que el sistema para hidratar a los participantes fuera de por sí un desastre sino que en el kilómetro 10 de la carrera, tercer avituallamiento, ya no hubo más agua. El resultado fue que la mitad del pelotón empezó a desesperar. Entonces algunos vecinos que se percataron de la situación, salieron a la carretera para ofrecer agua. Otros corredores no dudaron en pararse, a su paso por Sant Ferran, para comprar agua en alguno de los supermercados abiertos, dónde incluso hubo cola.

La Guardia Civil, en los últimos kilómetros de carrera y de forma voluntaria, transportó botellines de agua que repartió entre los corredores.

El jefe de Protección Civil de Formentera, Francis Moya, también emitió un comunicado para aclarar las funciones de este cuerpo de voluntarios: «Estamos para dar seguridad a la prueba junto a las fuerzas de seguridad (Policía Local y Guardia Civil) y colaborar con los profesionales médicos en atender las posibles emergencias médicas». Moya lamentó que algunos corredores se desahogaran con algunos de los miembros de este cuerpo: «Mostrar nuestra tristeza y malestar cuando, con poca deportividad, algunos de los corredores se dirigían a nosotros con insultos y malas conductas, en un servicio perfecto e intachable» de Protección Civil.

El Consell de Formentera, a su vez emitió un comunicado en el que lamentó la situación y pidió disculpas a los participantes. Al mismo tiempo avanzó ha pedido «explicaciones a la empresa organizadora, que asume su error de cálculo en el segundo año del maratón sin botellas de plástico desechables». Añade que para las próximas ediciones «se trabajará con la empresa organizadora para que este hecho no vuelva a repetirse y mejorar el servicio y la atención a los participantes».

Compartir el artículo

stats