Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atletismo

Andrea Romero Escandell: «No veo el momento de ir a Dublín, tengo una motivación brutal»

La atleta de Formentera disputará el Europeo sub-23 de cross con el tercer puesto logrado en el Nacional tras un esfuerzo agónico «A falta de 600 metros iba gritando que no podía más. Al llegar a meta, desfallecí. Lo había dado todo», explica la deportista

Andrea Romero sufriendo en los metros finales del cross de Itálica, que finalizó en tercera posición y derrumbada por el esfuerzo. | RFEA

La atleta formenterense Andrea Romero Escandell consiguió una agónica tercera posición en la carrera sub-23 del Campeonato de España de campo a través por clubes, celebrado el pasado domingo de manera conjunta con el XXXIX Cross Internacional de Itálica, en la localidad de Santiponce (Sevilla).

La subcampeona de España de la especialidad, resultado que logró el pasado mes de febrero en Getafe, solo fue superada por la palentina Carla Gallardo y por la catalana Elia Saura, consiguiendo una de las plazas directas (tres en el caso de la categoría sub-23) para formar parte de la selección española que acudirá al Campeonato de Europa de campo a través que tendrá lugar en Dublín el próximo 12 de diciembre.

Será la tercera vez que la atleta formada en el GE Espalmador forme parte del combinado nacional en los Europeos de cross, tras haber acudido a Šamorín en 2017 y Lisboa en 2019, en ambas ocasiones como sub-20.

La discípula de José Antonio Redolat alcanzó la tercera posición definitiva cuando a falta de 600 metros para el final adelantó a la navarra Maite González, aunque no pudo alcanzar a las dos atletas que se disputaron la victoria. La formenterense finalizó en un tiempo de 18 minutos y 43 segundos los 5.445 metros que debían completar las corredoras sub-23 al circuito ubicado entre las ruinas romanas de Itálica, que por primera vez en su historia acogía esta competición.

Romero: «No veo el momento de ir a Dublín, tengo una motivación brutal»

Tras digerir el resultado y la clasificación, Andrea Romero aseguró ayer ser «más consciente de lo que pasó el fin de semana» y admitió estar «muy contenta» con la obtención del billete para Dublín. «El año pasado fue mi primero sub-23 y debido al covid no pudimos competir. Este año hice mínima para el Europeo de pista al aire libre, pero había tres chicas mejores que yo, solo había tres plazas y me quedé fuera. Tenía esa espinita de ser cuarta y con el cross, que me gusta muchísimo desde siempre, mi idea principal era meterme», recordó con emoción la deportista pitiusa adscrita al club Juventud Atlética Elche.

«Decidí apostarlo todo, y salió»

Romero «iba con todo» a la longeva competición sevillana, «pero tenía claro que sería muy difícil» ya que «tenía que quedar entre las tres primeras sí o sí» para lograr la plaza internacional. «Otras tres chicas que no competían eran las seleccionadas por criterio técnico. Yo no había podido competir hasta ahora porque me puse enferma y decidí apostar todo al negro, a este domingo, y salió bien», argumentó la atleta formenterense, que se sentía «fuerte» y llegaba con «buenas sensaciones» a la competición, aunque «sin conocer» el nivel de sus rivales.

Sobre la prueba, explicó que las dos primeras vueltas fueron «con un ritmo controlado que iba estirando la carrera» y que a falta de la vuelta grande se marcharon en cabeza las cuatro más fuertes. «Solo había tres plazas, yo iba con la mentalidad de aguantar y sufrir, sabía que la tercera y cuarta plaza estarían reñidas. A falta de 600 metros iba gritando que no podía más, la gente me animaba, pero yo estaba ‘out’ (fuera en inglés). A falta de 300 metros y muertísima me vino un subidón, dije, no puedo quedar cuarta otra vez, pegué un cambio y al final le saqué casi 15 segundos a la cuarta», detalló Andrea Romero, que tras cruzar la línea de meta se derrumbó y tuvo que recibir asistencia médica durante varios minutos.

«Al llegar, desfallecí. Me tiré al suelo muerta, lo había dado todo. No era consciente en el momento, ver a mi grupo, a mi familia y amigos. La chica que quedó cuarta era mi amiga, me encantó compartirlo con ella aunque se quedó fuera. Sufrí como nunca, pero fue espectacular», desgranó la subcampeona de España sobre un cross «durísimo» en el que padeció «como una loca».

«Todo esfuerzo tiene su recompensa», subrayó Romero, que ya tiene puestas todas sus ilusiones y esperanzas en la cita irlandesa del 12 de diciembre. «Ahora quiero disfrutar de mi primer Europeo como sub 23 y estoy deseando ir a Dublín. No veo el momento, tengo una motivación brutal», puntualizó la joven deportista pitiusa, que ya trabaja para conseguir el mejor resultado posible en la cita continental.

Compartir el artículo

stats