Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Segunda

La UD Ibiza firma en El Alcoraz su octavo empate

El conjunto ibicenco neutraliza al Huesca en un partido con multitud de ocasiones y vuelve a dejar su portería a cero tras la derrota ante el Almería

El celeste Bogusz forcejea con Pulido para ganar un balón. | SDH

La UD Ibiza firmó ayer un empate sin goles en El Alcoraz frente al potente SD Huesca que le permite volver a puntuar tras su derrota contra el Almería, mantener su excelente rendimiento lejos de Can Misses y afianzarse entre los 10 primeros clasificados de Segunda División.

Fran Grima tropieza, con Seoane en el suelo, ayer en El Alcoraz. SD HUESCA | SDH

Los de Carcedo, que introdujo cuatro cambios respecto al pasado domingo, volvieron a dejar la portería a cero en un encuentro con muchas ocasiones de peligro. Los celestes fueron de más a menos ante un Huesca necesitado que tampoco tuvo acierto de cara a la portería de Germán. Justo reparto de puntos y octavo empate en Liga para los celestes.

Dos lances del encuentro disputado ayer en Huesca.

La lucha de poder por hacerse con el dominio territorial y con el balón se prolongó durante el primer cuarto de hora, durante el cual no se registraron llegadas significativas. Los oscenses, necesitados de alegrías en casa, trataron de llevar la iniciativa percutiendo sobre todo por banda izquierda, y su presión alta dificultó la creación del cuadro ibicenco.

La UD Ibiza firma en El Alcoraz su octavo empate

Un contragolpe de Herrera que murió en un mal control de Bogusz frenó el ímpetu de los locales, que tampoco eran capaces de penetrar las líneas de un Ibiza compacto y disciplinado en su 4-4-2. Los celestes generaron una nueva ocasión a los 17 minutos, cuando Javi Pérez ganó línea de fondo y sirvió un pase de la muerte que no pudo conectar Guerrero, rodeado de rivales.

El Huesca respondió con un doble centro lateral desde el perfil diestro. El segundo, una falta botada con maestría por Marc Mateu, se fue cerrando hasta impactar con la cruceta tras superar a Germán por alto (min. 21). Una mala salida que pudo costarle caro al bloque isleño.

Los ibicencos llevaban mucho peligro en sus esporádicas transiciones ofensivas, y Herrera volvió a ser protagonista en una de ellas. Tras ganar la espalda de la zaga y regatear por velocidad al portero Andrés Fernández, acabó muy escorado, se entretuvo y perdió la opción de marcar.

El sustituto ayer de Sergio Castel, exhibiendo una gran movilidad, volvió a ganar la partida a sus marcadores y sirvió en bandeja un balón que Guerrero que no supo definir, con todo a su favor, en una de las acciones más claras de la primera mitad.

Herrera, protagonista

La UD Ibiza se había hecho con el dominio del encuentro pasada la media hora de juego, con un fútbol asociativo y vertical y con ocasiones que anestesiaron el empuje inicial de los aragoneses. Acarició de nuevo el gol Herrera tras un centro lateral de Grima que bajaron dentro del área Cifu y Bogusz, de forma acrobática, y que culminó a la media vuelta el punta celeste rozando el poste. Una acción espectacular que certificó la superioridad que estaba mostrando el recién ascendido frente al recién descendido. Aunque los de Xisco Muñoz se estiraron en los minutos finales, no lograron generar ocasiones de peligro más allá de una aproximación de Ratio por la derecha que despejó Manu Molina tras un buen repliegue defensivo.

Segunda parte oscense

Un disparo escorado y un remate de primeras que salió lamiendo el poste por parte de Joaquín pudo cambiar el signo del encuentro tras el paso por vestuarios. El partido entraba en un peligroso ida y vuelta, con múltiples llegadas. Contestó el Ibiza con un balón al área que acabó rematando de cabeza Herrera cerca del travesaño, donde apareció el portero del Huesca para despejar a córner. En el área contraria, Germán detuvo un disparo de Gaich tras un mal despeje dentro del área de Morillas.

El intercambio de golpes se sucedía en medio del desgobierno, y el Huesca gozó de otra doble ocasión clarísima que no acabó en gol de milagro, tras un palo del propio Morillas y un despeje en línea de gol de Fran Grima (min. 53).

Después de un periodo de transición sin demasiada profundidad, Carcedo refrescó su ataque dando entrada a Castel y Ekain. Pero fue el Huesca el que avisó de nuevo en botas de Marc Mateu, aunque su ejecución con la pierna mala en el segundo palo encontró la respuesta de Germán con una buena estirada. Los celestes contraatacaron con un gran centro de Castel que mató Fran Grima de cabeza para que Javi Pérez empalara el balón, que se estrelló en un zaguero oscense. Apretó el Huesca en los minutos finales, con peligrosos centros al área y llegadas, como la de Mikel Rico, que pusieron a prueba la contundencia de los pitiusos.

Al final, los celestes dieron por bueno un punto que les mantiene en el vagón delantero de LaLiga SmartBank con un balance positivo de cinco victorias, ocho empates y cuatro derrotas.

Carcedo: «No nos podíamos permitir el lujo de tener dos derrotas seguidas»

El entrenador de la UD Ibiza, Juan Carlos Carcedo, valoró el punto conseguido en un estadio como El Alcoraz y se mostró orgulloso del trabajo realizado por sus futbolistas frente a un recién descendido de Primera como el Huesca. «Ha sido un partido bastante igualado, hemos tenido buenos minutos, un par o tres de ocasiones y hemos hecho un buen primer tiempo. En el segundo ha habido alternativas y creo que el empate es justo», resumió el riojano, quien opinó que el partido «habría cambiado» si logran materializar alguna de sus oportunidades».

Carcedo no obvió la necesidad de volver a sumar tras la derrota ante el Almería tras la intervención del VAR. «Teníamos que quitarnos el mal sabor de boca de la semana pasada, haciendo un muy buen partido obtuvimos una derrota en casa. Sabemos cómo son las dinámicas y no nos podíamos permitir el lujo de tener dos derrotas seguidas. Todo lo que sea puntuar es bueno», argumentó el técnico celeste, que sobre la suplencia de Sergio Castel esgrimió que dispone de «una plantilla muy amplia», con «mucha competencia», y se mostró «muy satisfecho» con la actitud y el rendimiento de Herrera y Guerreo. «Se merecían jugar», puntualizó.

Por su parte, Xisco Muñoz valoró como «un paso adelante» el encuentro frente a la UD Ibiza pese a no haber logrado la victoria. El técnico azulgrana destacó en la sala de prensa tras el partido los números que había cosechado su equipo, pese a que no se habían podido traducir en goles. «Creo que hemos sido merecedores de los tres puntos, con 35 centros al área, hemos finalizado el doble que el rival. Pero tenemos que mejorar, seguimos avanzando con actitud y ganas. Nos hubiera gustado sumar los tres puntos, pero el esfuerzo está allí. Si no es suficiente, hay que seguir trabajando», apuntó el entrenador en el inicio de su comparecencia.

Compartir el artículo

stats