Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | Segunda División | Novena jornada

La UD Ibiza naufraga en defensa y sale desfigurada de Cartagonova

Escobar y Gálvez, que acabó expulsado, debutan cometiendo sendos penaltis

El japonés del Cartagena Okazaku pugna con Cifuentes por un balón aéreo durante el partido de ayer. | LA OPINIÓN DE MURCIA

Tardó ocho jornadas en sufrir su primera derrota en Segunda, y poco más de media hora en recibir la segunda estocada y un auténtico revolcón en Cartagonova, un estadio maldito para los celestes. La UD Ibiza, hasta ahora revelación de LaLiga SmartBank, protagonizó ayer su peor partido de las últimas campañas frente a un Cartagena que hizo escarnio público de los ibicencos con una severa goleada por 5-1. Una irreconocible UD Ibiza volvió a caer goleada en el estadio del conjunto albinegro, donde hace tres cursos, en Segunda B, ya cayó por un abultado 6-0, y evidenció a domicilio graves problemas defensivos.

Gálvez cometió un penalti y acabó el partido expulsado. | LOM

Los de Luis Carrión pudieron adelantarse muy pronto, cuando a los tres minutos Gastón Silva estrelló un balón en el poste tras ganar la posición a la zaga celeste. Poco después fue Vázquez quien acarició el 1-0 con un testarazo a la salida de un córner y pasado el primer cuarto de hora, Goldar desbarató un pase de tiralíneas al espacio para Rubén Castro, que ya tenía armada su pierna para disparar sobre Germán. Tras varios rechaces, Delmás enganchó un derechazo desde fuera del área que se marchó por encima del larguero. Okazaki insistió para el Cartagena tras aprovechar una mala entrega de Germán sobre Escobar, pero el japonés no atinó en la definición.

Pese a la presión del cuadro local, fue Javi Lara el que más cerca estuvo de mover el marcador tras una excelente presión ejercida por Castel en ataque, pero su delicado remate no encontró portería. Ahí murió el Ibiza.

Una sucesión de errores de Manu Molina y Herrera, con un mal despeje en el área, propició una salida descontrolada del debutante Gonzalo Escobar, quien arrolló a Mo Dauda cometiendo penalti a instancias del VAR. Rubén Castro no perdonó y adelantó a su equipo antes de cumplirse el minuto 24 de juego.

Los celestes no reaccionaron y el gol de penalti fue el principio del fin. Otra pérdida en medio campo, ahora de Manu Molina, permitió a Mo Dauda enfilar hasta el balcón del área y sacar un trallazo con la pierna zurda que sorprendió a Germán por alto para ampliar el marcador (min. 29).

La UD Ibiza estaba contra las cuerdas y a Carcedo no le tembló el pulso para tratar de enmendar su planteamiento. Pasada la media hora de juego retiró a Escobar y a Javi Lara, visiblemente molesto con la sustitución, dando entrada a Davo y al central Gálvez, que se estrenaba con la elástica celeste.

Cuando los isleños trataron de reaccionar, otra intervención del VAR acabó por cercenar sus esperanzas con un claro penalti del debutante Gálvez sobre Castro que había pasado desapercibido para el colegiado. El delantero albinegro consiguió su doblete particular para sentenciar a un Ibiza en pleno naufragio (min. 43).

Nula capacidad de reacción

Los de Carcedo nunca le tomaron el pulso al partido y Okazaki amplió la goleada tras el paso por vestuarios con un cabezazo cruzado en una acción que escenificó el desastroso partido defensivo de los celestes (min. 56).

Con un Ibiza desfigurado llegó el quinto, obra de Delmás mediante un derechazo a la escuadra desde la frontal del área. Los fantasmas del 6-0 se le habían aparecido a la escuadra celeste, que parecía jugar en inferioridad ante el mejor Cartagena de su etapa en Segunda.

Antes de ser sustituido, Rubén Castro pudo conseguir su hat-trick particular pero se topó con Germán en el mano a mano. Al final, ‘Nono’ maquilló la ‘manita’ con un gran golpeo desde la frontal que entró raso junto al poste de Marc Martínez en el tiempo de descuento. La expulsión de Gálvez a cinco minutos para el final fue el gris epílogo de un partido para olvidar.

Compartir el artículo

stats