Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto - LEB Plata

El CB Sant Antoni debuta en Plata con una victoria histórica y clara

El equipo portmanyí se impone al Mollet (93-60) en sa Pedrera con un estreno espectacular en casa

Stafanuto, jugador del CB Sant Antoni, se dispone a lanzar un tiro libre en la canasta del Mollet.

El Club Bàsquet Sant Antoni inició este sábado su histórica singladura en la Liga LEB Plata y dejó unas muy gratas sensaciones ante sus aficionados en su estreno en la categoría, a los que hizo disfrutar y regaló su primer triunfo en sa Pedrera con un solvente triunfo frente al Mollet por 93-60.

El equipo de Carlos Flores se mostró muy superior en su histórico debut frente a otro de los recién ascendidos, un Mollet al que sometió en la cancha con el paso de los minutos y al que le ganó la partida con mucha claridad.

Con esta victoria el cuadro portmanyí se estrena a lo grande en la LEB Plata, ofreciendo un gran partido y mucho espectáculo a sus aficionados.

decoration

Con esta victoria el cuadro portmanyí se estrena a lo grande en la LEB Plata, ofreciendo un gran partido y mucho espectáculo a sus aficionados, con un comprometido bloque de jugadores que invita al optimismo en una temporada en la que los sanantonienses han arrancado marcando territorio.

Los isleños salieron muy enchufados al parqué del complejo sanantoniense, poniendo tierra de por medio con un 5-0. Un triple de Toms Skuja, que se llevó el honor de ser el autor de los primeros puntos de su equipo en la LEB Plata, y una canasta de dos de Tau Slezas, con asistencia de Jordi Grimau, fueron la carta de presentación del conjunto entrenado por Carlos Flores. Toda una declaración de intenciones de lo que le esperaba a su adversario, con el que se vio las caras en la fase de ascenso del curso pasado disputada en Salou. En aquella ocasión ganó el Mollet.

Dominador de inicio a fin

El Sant Antoni fue el dominador absoluto del primer cuarto. Fue poco a poco abriendo brecha en el marcador, abrumando a un bloque catalán que a falta de poco más de dos minutos para acabar el periodo caía por 23-7.

En el segundo cuarto, el Sant Antoni siguió a lo suyo, hundiendo poco a poco a un Mollet que lo intentó pero que se topó con el buen hacer los locales, muy motivados por su nueva etapa deportiva. Los pitiusos no dieron tregua a su rival y se marcharon al descanso con 40-27. Los baleares, con un acierto de casi el 59% en tiros de dos, de cerca del 43 en triples y del 50% en lanzamientos libres lo estaban bordando.

El espectáculo siguió en el tercer periodo, con un Sant Antoni imparable que cumplidos los treinta minutos reglamentarios dominaba con una ventaja de 26 puntos (66-40). El partido, salvo sorpresa, era para los isleños, como así se acabó confirmando.

De hecho, el último periodo fue una fiesta. Sirvió, por ejemplo, para ver el poderío atlético de Laron Smith, que deleitó a los aficionados locales con dos espectaculares mates.

Compartir el artículo

stats