Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Marc Tur Picó Diploma olímpico en los juegos olímpicos de Tokio

Marc Tur Picó, atleta olímpico de Ibiza: «Me veía con la plata»

El marchador de Santa Eulària regresa fascinado de sus primeros Juegos Olímpicos, digiriendo aún la cuarta plaza tras perder el bronce por una ‘pájara’, pero convencido de que volverá a luchar por las medallas

Marc Tur posa para la entrevista en el Passeig de s’Alamera de Santa Eulària.

El nombre del marchador ibicenco Marc Tur Picó (Santa Eulària, 30-11-1994) ha teñido de titulares todas las cabeceras deportivas nacionales por el cruel aunque emocionante desenlace vivido en la prueba de 50 kilómetros marcha en los Juegos Olímpicos, donde un desfallecimiento en los últimos metros de la carrera le privó de las medallas, y por dar visibilidad al colectivo gay en el deporte de alta competición. Marc Tur se ha hecho gigante en Tokio. Los miles de aficionados, familiares y amigos que le siguieron de madrugada vibraron con sus remontadas, con su agónico esfuerzo y con el diploma olímpico conseguido merced a una cuarta posición que, aun siendo agridulce, supone el mayor éxito en la historia del deporte ibicenco.

El marchador ibicenco, junto a uno de los podencos del paseo marítimo de su localidad. JUAN A. RIERA

Pasados unos días desde la competición más importante de su carrera deportiva, ¿cómo valora la cuarta posición y la gesta que protagonizó?

Cada día le doy más valor a haber hecho una buena competición. Cuando acabé, los primeros días no paraba de darle vueltas a los últimos metros, el hecho de quedarme tan cerca, verme con la medalla colgada y que me la quitaran. Pero van pasando los días y voy relativizando todo y lo voy viendo desde otro punto de vista: para lo que yo podía conseguir, sobre el papel, sobrepasé mis expectativas. Tenía las medallas muy lejos por marcas, pero al final estuve luchando hasta el final por ellas y lo di todo. Intenté regularme, dosificarme, pero llegué a meta y no podía dar un paso más, casi me desmayo allí. Me quedo con que yo di el cien por cien, quizás podía haberlo hecho mejor, pero poco más podía hacer en Sapporo.

¿Cuántas veces ha visto repetidos por televisión esos últimos kilómetros de la carrera?

No me he atrevido aún a verlo, lo he analizado conmigo mismo y con mi entrenador, no me he visto reflejado en la pantalla primero porque no he parado y segundo porque no me he atrevido a afrontarlo. Al final creo que tengo que ponerme tranquilamente cuando haya pasado todo esto tan mediático, no le doy tantas vueltas pero a veces lo pienso, quiero ver el vídeo y la carrera completa y disfrutarla como lo hice, porque fue una carrera que disfruté mucho.

A toro pasado, ¿cómo habría enfocado esos kilómetros finales para garantizarse una de las medallas? ¿Se arrepiente de haber tirado tanto del alemán?

Sí, totalmente. Quizás tenía que haber sido más reservón en los últimos kilómetros, pero en los últimos kilómetros me encontraba muy fuerte y quería romper el grupo, quería irme y se veía claramente mi intención de dejarlos detrás. Me veía con la plata, si quizás me hubiera quedado en el grupo y hubiéramos llegado juntos al kilómetro 48, igual me hubiera cansado igual y me hubieran ganado ellos. Pero barajo las dos opciones, si el alemán hubiera tirado más...quién sabe, lo hice así, cuando estás allí pensaba que tenía fuerzas suficientes para dejarles atrás pero tenía las reservas justas.

¿De qué habló con el marchador alemán Hilbert cuando se habían quedado solos para repartirse la plata y el bronce?

Él me habló, me dijo que nos ayudáramos lo que quedaba y que consiguiéramos las medallas y se fueran para Europa. Yo no daba crédito a que me estuviera diciendo eso con lo que nos estábamos jugando. Le dije «sí, sí» por decir algo, nos podíamos ayudar pero venían los otros por detrás y no venían a tanta distancia. Me dijo eso pero fui tirando yo todo el rato. Pero esto es así, yo le felicité y le di la enhorabuena, no venimos a hacer amigos. Hay mucho compañerismo pero a la hora de competir todos vamos a ganar. No sabía muy bien qué contestarle jugándonos las medallas en los Juegos Olímpicos.

¿Miraba para atrás porque no se fiaba de sus rivales, la mayoría de ellos con mejor marca que la suya?

Sí, yo tenía claro que tenía que dar el cien por cien si quería ganar la medalla porque yo sé quiénes son. Quizás ellos no sabían quién era yo, pero yo sabía perfectamente quiénes eran. Joao Vieira, el canadiense, el alemán... estaban todos por delante de mí en marcas. Sabía contra quién me enfrentaba y que tenía que dejarlos atrás, pero era consciente de que no sería fácil como en un Campeonato de España o en un Campeonato de Europa.

Como médico, ¿qué fue exactamente lo que sufrió en ese cruel último kilómetro que le privó de las medallas?

Las consecuencias de un esfuerzo casi sobrehumano y la deshidratación, el hecho de estar horas y horas bajo el sol a pesar de beber sales y todo tipo de suplementación que se bebe durante la competición, todo eso no suple la pérdida de líquidos, que es brutal. Los síntomas típicos de golpe de calor, empecé a ver borroso, a ver doble y cuando estaba apunto de cruzar la meta me estaba mareando, llegando a mi límite antes de perder el conocimiento.

¿Cómo podría haber evitado ese desfallecimiento?

Intenté beber al máximo y pensaba que lo llevaba bien, pero siempre se puede más, pero llegar al punto medio es complicado porque si te pasas puedes llegar a vomitar. Es más importante beber que no beber pero si te pasas puedes vomitarlo, intenté encontrar ese punto medio pero no es fácil. No existe la competición perfecta, pero lo ajusté casi casi, poco más podría haber mejorado de lo que hice.

« Sabía contra quién me enfrentaba y que tenía que dejarlos atrás, quizás tenía que haber sido más reservón» « Lo que más me impactó fue llegar a la villa olímpica de Tokio, con tantos deportistas juntos, de culturas diferentes»

decoration

¿Qué es lo que más le ha impresionado de los Juegos Olímpicos?

Muchas cosas, lo que más me impactó fue llegar a la villa olímpica de Tokio, mis primeros Juegos, con tantos deportistas juntos, culturas diferentes, todos unidos para dar nuestra mejor versión, me parecía sobrecogedor todo, estar con todos los deportistas ya fueran famosos, buenos, malos, destacados… Poder comer con Djokovic o Simon Biles a mi lado, y ser uno más, estar al mismo nivel cuando en la vida real llevan una vida totalmente diferente, pues me parece súper bonito. Incluso con los del fútbol, que volví con toda la selección española. Con Marco Asensio que tiene una cámara siempre detrás. Es increíble porque allí éramos todos iguales, todos súper majos y cercanos. Fue una experiencia muy bonita, yo quería vivirla, era mi sueño y estoy contento de haberlo vivido de esta forma.

¿Cuáles han sido los mensajes más especiales que ha recibido tras su gesta?

He recibido muchos, los más especiales eran de la familia y mis amigos, no los que han surgido ahora por el resultado, pero me llamó la atención el mensaje de Iniesta que compartió en su Instagram. Luego, de deportistas muy reconocidos, como Ruth Beitia, Valentí Massana, María Vasco que estuvo durante toda la retransmisión sufriendo conmigo. Ha sido un aluvión de personajes del deporte y de fuera de él que me han felicitado o que sufrieron conmigo durante la competición. La verdad es que me ha llegado, me ha sorprendido.

Es uno de los marchadores más jóvenes del pelotón internacional. ¿Está convencido de que se colgará una medalla olímpica tarde o temprano?

Ojala que así sea, espero que esto sea el inicio y no el fin de algo muy bueno, de algo muy emocionante. Llevo mucho tiempo marchando pero jamás me había encontrado tan bien como esta temporada. Ha sido un antes y un después, a principio de año ya sabía que podía hacer un buen resultado pero no me imaginaba que estaría luchando por las medallas en los Juegos Olímpicos, y desde luego que tengo ganas de más y esto debe servir de motivación para seguir luchando. Cambio la distancia a 35 km, ya será así en el Mundial, y espero poder adaptarme. Creo que se me puede dar bien, si fuera 50 desde luego que te diría que sí, que para las próximas Olimpiadas tendría muchas posibilidades de medalla. Con esta nueva distancia yo creo que sí, pero es un nuevo cambio, un nuevo ciclo, volver a empezar nueva rutina de entrenamientos, competiciones y sensaciones.

« Espero que esto sea el inicio y no el fin de algo muy bueno, de algo muy emocionante» « Representar a mi pueblo me enorgullece mucho y mientras pueda, continuaré en la Peña Deportiva»

decoration

Han sido los últimos Juegos para la distancia de 50 km. ¿Cree que le puede perjudicar una reducción de kilómetros?

Antes de ir a Tokio decía que los 35 km me beneficiaban más que los 50, pero ahora no sé si opino lo mismo [risas]. Creo que puedo hacer también una buena actuación en los 35. En 2014 fui campeón de España de 35 km, ha pasado mucho tiempo, era más joven pero no tenía tanta experiencia. La base la tengo y los kilómetros también. Si se puede, tengo que mejorar todo lo bueno que he hecho esta temporada.

¿Puede compatibilizar el ejercicio de la medicina con la alta competición deportiva?

Trabajar como médico no, tengo claro que no que esto es otra carrera de fondo. Tengo la carrera de medicina, he continuado los estudios con un máster en urgencias y emergencia y luego un experto de cardiopatía isquémica (infarto de corazón). Hice estos dos cursos pero con la idea de si no me clasificaba para Tokio prepararme el MIR. Pero llegado a este punto ni quiero ni creo que sea momento de dejar la carrera deportiva. Siempre hay tiempo, siempre podré presentarme al MIR, y la verdad es que tengo mucha ilusión de hacer la especialidad pero estoy a tope con el atletismo. Cuando vea que esto no va a ningún sitio lo dejaré, mientras tanto, a seguir formándome. No tengo claro lo que quiero hacer pero tengo que seguir en contacto con la medicina porque realmente me gusta.

¿Cuántas ofertas de clubes y patrocinadores ha recibido?

No he tenido tiempo de hablar con nadie ni nada, ha sido llegar aquí y atender entrevistas y estar con mi familia. Tengo muchos frentes abiertos pero no he cerrado nada. Lo del club no me preocupa tanto, me gustaría seguir con la Peña, han estado en los buenos y los malos momentos. No sé aún, tengo que hablar con ellos, pero espero poder continuar con la Peña. Representar a mi pueblo me enorgullece mucho, mientras pueda, continuaré.

¿Considera importante manifestar su condición sexual para dar mayor visibilidad al colectivo, como ha defendido en redes sociales?

Yo es algo que nunca he escondido, he puesto un post en Instagram pero revisando Twitter he visto un personaje importante público del colectivo que había compartido ese tuit conmigo y lo retuiteé porque me parece algo importante. A mí me ayudó en su día, no hace daño y puede ayudar más que otra cosa porque a mí me ayudaron en su día deportistas como Javier Raya o Tom Daley. Si dando visibilidad no ayudo, al menos no hago daño a nadie. Aunque no sea la persona más mediática o socialmente activa en las redes, dado que lo publicaron pues pienso que cada granito cuenta y lo quería compartir.

Compartir el artículo

stats