Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tokio 2020 | Atletismo

Marc Tur: «Me he quedado con ganas de más y ya pienso en París 2024»

El atleta ibicenco, flamante diploma olímpico con su cuarto puesto en la prueba de los 50 kilómetros marcha, es recibido entre aplausos en el aeropuerto de Ibiza por más de un centenar de personas al grito de "¡campeón, campeón!"

Más de cien personas aclaman a Marc Tur a su llegada al aeropuerto de Ibiza Diario de Ibiza

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Más de cien personas aclaman a Marc Tur a su llegada al aeropuerto de Ibiza Rafael Javier Domínguez Orta

El atleta ibicenco Marc Tur, flamante diploma olímpico con su cuarto puesto en la prueba de los 50 kilómetros marcha, ya se encuentra en Ibiza descansando y disfrutando en compañía de los suyos de las inolvidables sensaciones con las que ha regresado de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde el marchador de Santa Eulària ha hecho historia para el deporte pitiuso con una carrera memorable en la ciudad de Sapporo en la que estuvo a punto de colgarse la medalla de bronce.

22

Marc Tur: «Me he quedado con ganas de más y ya pienso en París 2024» J.A. RIERA

En torno a las 21.15 horas de la noche, el deportista de la Peña Deportiva hizo ayer acto de presencia por la puerta de llegadas del aeropuerto de Ibiza, donde alrededor de un centenar de personas, entre las que se encontraban sus padres, su hermana, familiares, amigos y aficionados al deporte de la isla en general, le tributaron entre aplausos, vítores, pancartas y banderas de España una calurosa y sentida bienvenida al grito de ¡Campeón, campeón!

Marc Tur, sensiblemente emocionado por el recibimiento y el cariño que le dispensaban los presentes en nombre de toda Ibiza, corrió a fundirse en un efusivo y afectuoso abrazo con sus padres y con Mariano Riera, su primer entrenador, ofreciendo una estampa entrañable y cargada de sentimientos a flor de piel, tras la que fue agasajado con varios ramos de flores y con una banda conmemorativa en reconocimiento a su histórico logro olímpico.

Templados ya los ánimos y tras los pertinentes saludos, el marchador olímpico santaeulaliense explicó que su experiencia en los Juegos Olímpicos de Tokio ha sido «un sueño» y que ha «disfrutado» durante toda la competición.

Marc Tur, rodeado de familiares, amigos y aficionados de la isla, muestra el diploma olímpico conseguido en los 50 km marcha. Juan A. Riera

Rafa Domínguez Tur, rodeado de gente, enseña el diploma olímpico.

«Desde el principio hasta el final, aunque no haya regresado con una medalla, me he sentido muy bien. Quería ir a por la plata porque me veía con fuerzas, pero esa obsesión me hizo no saber calcular en los últimos kilómetros y, a falta de 200 metros o así, me pasó el canadiense Dunfee y me dejó al final con esa cuarta plaza», indicó Marc Tur, al tiempo que señaló: «Estoy muy, muy contento porque en ningún momento me esperaba yo estar tan cerca de las medallas y mucho menos acabar con un diploma olímpico por ser cuarto, que, al final, es estar muy cerca de una medalla, y que me hace también sentirme muy feliz».    

Asimismo, el atleta ibicenco reconoció que al acabar la carrera en Sapporo se quedó con un poco de «sentimiento de rabia» por no poder hacerse con esa medalla que tuvo tan cerca, pero que, poco a poco, eso ha ido cambiando.

En París ondea ya la bandera de los Juegos Olímpicos

París recibió este lunes la bandera olímpica como pistoletazo de salida a su cita de 2024, en la que la ciudad, cien años después de haber sido sede olímpica, volverá a acoger ese gran acontecimiento deportivo con los terceros Juegos de su historia.

«Cuánto camino recorrido desde la obtención de los Juegos junto con los equipos de #Paris2024. Hagamos vivir ahora el espíritu olímpico hasta la ceremonia de apertura el 26 de julio de 2024», dijo a través de las redes sociales la alcaldesa, Anne Hidalgo.

La bandera desembarcó en la capital francesa un día después de la ceremonia de clausura de Tokio, en la que París tomó el relevo de la antorcha olímpica. Su izado fue precedido este lunes también por otro acto en París, en el que se ofrecido este domingo un aperitivo de sus terceros Juegos, tras los de 1900 y 1924, con una fiesta junto a la Torre Eiffel abierta al público y en la que entre hubo un espectáculo de «break dance», disciplina que debutará en los Juegos en 2024. Efe París

«He analizado muchas vueltas de la competición tanto solo como con mi entrenador y sí que podría haber cambiado algo mi estrategia, pero, claro, en aquel momento no lo sabes. También hay que pensar que podría haber sido todo lo contrario, que si no hago eso a lo mejor podría haber acabado peor», comentó Marc Tur, al tiempo que reconoció: «Obviamente quería esa medalla y ha sido una pena no conseguirla en una llegada tan ajustada, pero ese es el nivel que exigen unos Juegos Olímpicos. Has de llegar en buen momento y en el mejor estado físico. Creo que nosotros lo hemos hecho bien y ahora estoy contento y lo estoy disfrutando». 

Una lucha extenuante

En cuanto a sus pensamientos durante la prueba a medida que iba desarrollándose y él seguía metido en la pelea por la cabeza de la carrera, el marchador ibicenco detalló que su intención fue la de ir «kilómetro a kilómetro» y «sin querer verse con la medalla colgada».

El deportista olímpico es agasajado con flores.

«Se me pasaba por la cabeza mientras iba compitiendo, pero evitaba pensar en eso porque son muchos kilómetros y podía pasar cualquier cosa, como me ocurrió a mí, que un poco más y casi que no llego a cruzar la meta», apuntó Marc Tur, que además declaró: «Me vi muy bien y muy fuerte durante toda la competición, pero creo que pequé un poco de eso, de confianza, de querer ir a por la plata cuando, a lo mejor, debería de haberme asegurado el bronce y no tirar tanto en los últimos kilómetros».

No obstante, el deportista santaeulaliense puso en valor su extenuante lucha y lo conseguido en Sapporo, y calificó con una nota de «un nueve y medio» su paso por la competición en los Juegos Olímpicos de Tokio, o incluso con «un nueve con setenta y cinco», afirmó.

Finalmente, Marc Tur subrayó que estar en estas Olimpiadas en Japón era «un sueño» para él y que se ha quedado «con ganas de más», por lo que ya piensa «en prepararse para París 2024».

Mari Ángeles Picó, madre de Marc Tur: «Lo que él ha conseguido en estos Juegos Olímpicos es muchísimo. Hizo una carrera excelente»

decoration

«Es muy difícil mantener un estado de forma durante tantos años, pero, desde luego, yo ahora mismo pienso en descansar unos días aquí y cuando empiece otra vez la temporada ponerme a pensar en París», avanzó.  

Orgullo de madre

Mari Ángeles Picó, madre de Marc Tur, visiblemente orgullosa y emocionada por la vuelta a casa de su vástago tras la histórica proeza realizada en la cita olímpica, aseguró que estaba «súper contenta y muy feliz» y completamente «conmovida» por el recibimiento que la isla le estaba rindiendo con todo su cariño a su hijo    

« Lo que ha conseguido Marc en estos Juegos Olímpicos es muchísimo. Seguí su carrera con muchos nervios y con mucha alegría. No me sentí triste, aunque una medalla es una medalla, pero al final me sentí muy contenta y muy feliz porque creo que hizo una carrera excelente con los mejores del mundo. Estuvo ahí hasta el final y lo único que quería cuando cruzó la línea de meta era hablar con él para saber que se encontraba bien y nada más», expresó Mari Ángeles Picó, que no puso en duda en ningún instante que su hijo vaya a estar en París en 2024: «Él es una persona con mucha fuerza de voluntad y yo creo que sí, que lo conseguirá, seguro».

Los Juegos Olímpicos de Tokio dejan a España con un total de 171 medallas 

La cita en el país del Sol Naciente supone el adiós de los Gasol, Entrerríos, o García Bragado  

Desde el debut de España en las Olimpiadas de París que se celebraron en el año 1900, los deportistas de nuestro país han obtenido 171 medallas en total, repartidas en 49 medallas de oro, 72 de plata y 50 de bronce.

En lo que respecta a las estadísticas históricas que ha acumulado España en los Juegos Olímpicos, cabe destacar que la representación española recibió el número más alto de medallas de oro en los Juegos Olímpicos que Barcelona albergó en 1992, competición que cerró la delegación española con la suma total de 13 preseas. 

La segunda vez que recibió más medallas de oro fue en la pasada edición de 2016 en Río de Janeiro, con siete. 

Contando también las medallas de plata y bronce fue Barcelona el año con más medallas, cuando reunió hasta un total de 22 metales.

Craviotto y Cal, los más laureados

Saúl Craviotto (Canoa y Kayak) añadió una plata a su palmarés en esta última edición de Tokio. Contando también las de oro y bronce de las otras competiciones alcanzó 5 en total, igualando a David Cal (Canoa y Kayak). 

Craviotto tiene, además, dos oros, al igual que Gervasio Deferr (Gimnasia), Rafa Nadal (Tenis), Luis Doreste (Navegación) y Theresa Zabell (Navegación). 

La navegación, precisamente, cerró Tokio situándose como la primera en total, con 21 metales, y la primera en oros (13), seguida de canoa y kayak (5 oros y 19 en total) y ciclismo (5 oros y 16 en total).

Las Olimpiadas de Tokio 2020 han sido el punto y final olímpico para algunas estrellas del deporte nacional, que en algunos casos alargaron sus carreras para despedirse en la cita japonesa y en otros se beneficiaron por su aplazamiento por la pandemia para recuperarse de sus lesiones. 

Entre los que se despiden, dijeron adiós los jugadores de baloncesto Pau y Marc Gasol; el marchador Jesús García Bragado, a los 51 años y tras sus octavos Juegos; así como Raúl Entrerríos, capitán de la selección de balonmano. 

Compartir el artículo

stats