Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armenteros: «Es una alegría subir con un club pequeño después de haber tocado el máximo nivel»

El argentino, que jugó en Primera más de 100 partidos, ascendió el domingo a Tercera con el Inter Ibiza

Emiliano Armenteros tras ascender este domingo. | JUAN A. RIERA

Emiliano Armenteros tras ascender este domingo. | JUAN A. RIERA

El Inter Ibiza ha contado esta temporada con un refuerzo de auténtico lujo para conseguir su histórico ascenso a Tercera División. El club ibicenco vinculó su destino hace un par de años al de Emiliano Armenteros, fruto de la gran amistad que forjó con Carlos Fourcade en 2018, tras su fichaje por la UD Ibiza, y a sus 35 años ha sido una pieza fundamental para el salto de categoría de los interistas.

Armenteros, que llegó a disputar más de un centenar de partidos en Primera División en equipos como el Rayo Vallecano (club con el que logró su segundo ascenso a Primera la pasada campaña), el Osasuna o el Sevilla, comenzó a estrechar lazos con la entidad ibicenca de raíces argentinas y esta temporada ha compatibilizado su desempeño en la parcela deportiva del Rayo Vallecano con su aportación al Inter Ibiza dentro del terreno de juego.

«Estoy muy contento por el ascenso con este grupo y con Carlos al mando. Lo conocí cuando llegué a la isla hace dos años y agradezco a la vida haberlo conocido. Lo único que quería era echarle una mano y se dio un año redondo», explicó el mediapunta argentino tras la victoria del conjunto de Vila sobre el Luchador, en el que firmó dos de los tres tantos del a la postre campeón liguero.

«Hace unos meses –relata Armenteros– no pensábamos que se podía dar [la Penya Independent llegó a tener una ventaja de 9 puntos], pero creímos en nosotros y estoy muy contento por los chicos. Se formó un gran grupo y es una alegría poder festejar en un club chico después de haber tocado el máximo nivel. Es un logro igual de importante que todos los otros que haya tenido», confiesa con humildad el bonaerense, que venía a Ibiza a jugar «cuando podía». «Es lo que había arreglado con Carlos. Entrenando por mi cuenta con Di Gregorio –también jugador del Inter–, nos juntábamos en una casa o hacíamos algún partido de fútbol-7 para intentar mantener el ritmo y dar lo mejor para los chicos, que entrenaban dos o tres veces por semana. Se pudo dar y lo más lindo es esto», añade.

Defensa de Fourcade

Armenteros defendió la figura del hasta ahora presidente y entrenador del Inter Ibiza, Carlos Fourcade, un dirigente cuyo carácter le ha llevado a chocar con otros representantes del fútbol local. «Desde 2014 que fundó el club estuvo siempre ahí con la intención de dar este paso, lo pudimos dar y estoy muy contento por Carlos. Tiene una fama en la isla que no es muy buena –admite Armenteros– pero es una persona con un corazón terrible. A veces cuando te buscan demasiado es normal, creo que mucha gente lo conoce de verdad y sabemos lo que es, por eso estoy muy contento por él», argumenta el nuevo directivo del Inter Ibiza.

Tras la celebración del ascenso a Tercera División, el club se pondrá manos a la obra para confeccionar una plantilla competitiva en la quinta división nacional. «Subir a Tercera es complicado y es algo nuevo para todos. En la isla hay gente muy importante, jugadores que nos pueden ayudar un montón; la idea es esa, con lo que tenemos y lo que se pueda sumar, intentaremos hacer el mejor proyecto posible», explica Armenteros, que quiere construir un bloque humano y solidario que trabaje al unísono por el objetivo. «Tuve un montón de experiencias malas en el fútbol y lo que menos quiero es que los jugadores pasen malos momentos. Estoy trabajando en la parcela deportiva del Rayo Vallecano y lo que también busco ahí es que los chicos estén lo mejor posible, que al final son los que nos dan las alegrías», concluye.

Compartir el artículo

stats