Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atletismo

Marc Tur se proclama campeón de Europa de marcha y pone rumbo a los Juegos de Tokio

El ibicenco, atleta la Peña Deportiva, se proclama campeón continental de los 50 kilómetros marcha y logra la mínima para acudir a la cita de Tokio este verano, tras firmar en la República Checa un registro final de 3 horas, 47 minutos y 40 segundos

Tur, con la bandera española, en la llegada de la prueba disputada en la localidad de Podebrady.

Tur, con la bandera española, en la llegada de la prueba disputada en la localidad de Podebrady.

Siempre constante y tenaz, el ibicenco Marc Tur recogió ayer el premio a su trabajo en el mundo del atletismo. El deportista de la Peña Deportiva conquistó este domingo la medalla de oro en el Campeonato de Europa por equipos de marcha, al acabar primero en la prueba de 50 kilómetros marcha. Un éxito que vino acompañado, además, de una marca, 3 horas 47 minutos y 40 segundos, que es mínima olímpica, registro personal en la distancia y supone el pasaporte para los Juegos de Tokio de este verano. Mejor imposible para el balear, que protagonizó una carrera soñada.

En la ciudad de Podebrady (República Checa), Tur lo bordó para entrar por la puerta grande del deporte ibicenco y coronándose, por méritos propios, en el mejor marchador que ha dado la isla, que tiene un futuro arrollador porque, además, sólo tiene 26 años. El precursor en esta disciplina fue Mario Avellaneda, que ayer contempló con orgullo y satisfacción cómo Tur conquistó la cima continental de un deporte exigente y muy sacrificado.

Tur, dos veces campeón de España de 50 kilómetros marcha, consiguió sorprender a todos y entrar primero en la meta, en la que no pudo reprimir la emoción. «Estoy que no me lo creo», contestó a Diario de Ibiza vía Whatsapp tras la competición.

Le acompañaron en el podio el finlandés Aleksi Ojala (3h.48.25) y el italiano (3h.49:52), que también lograron la mínima olímpica.

«He disfrutado mucho la última vuelta, cuando ya vi que ganaba y hacía la mínima olímpica. Me he encontrado muy bien, no he tenido crisis en ningún kilómetro, pero no me imaginaba que pudiera hacer esta marca. Mi mejor regalo este año», comentó Tur ante las cámaras.

Histórico: Tras los pasos del mítico García Bragado

Marc Tur se convirtió ayer en el segundo español que logra conquistar el título de los 50 kilómetros marcha. El anterior, y único hasta este domingo, fue el mítico Jesús Ángel García Bragado. Además, la suya fue la décima mejor marca española de la distancia. Por otra parte, el equipo masculino español de 50 kilómetros marcha acabó cuarto la competición y se quedó a las puertas de subir al podio.

Vigésimo en la edición anterior del campeonato, Marc Tur, discípulo de José Antonio Quintana, culminó a 7 kilómetros de meta una larga persecución al alemán Kark Junghanns, que por delante había hecho competición aparte desde el primer kilómetro.

El Campeonato de Europa de marcha por equipos (antigua Copa de Europa) se presentaba decisivo para obtener las plazas olímpicas, para las que se exige una mínima de 3h.50:00.

Incombustible Bragado

Con 51 años, García Bragado, preseleccionado para los Juegos Olímpicos (que serían los octavos para él) por su octavo puesto en los Mundiales de Doha 2019, tenía por objetivo alcanzar la mínima o al menos una marca que le llevara a Tokio por ‘ranking’ mundial. Su mejor crono este año procedía del Campeonato de España de febrero en Sevilla (4h.04:36).

El madrileño pisaba terreno conocido, 25 años después de su debut en La Coruña. A sus espaldas, 11 actuaciones y 7 podios. Esta vez terminó en el vigésimo puesto, como segundo español, con una marca de 4h.01:14 que le servirá para adelantar en el ‘ranking’.

La salida de los 50 km hombres y los 35 km mujeres se dio a las 8 de la mañana, con 11 grados de temperatura y 81 por ciento de humedad. El alemán Karl Junghanns, subcampeón de Europa sub-23 de 20 km en 2017, se fue por delante desde el primer km. Pasó el décimo en 45:38, con 34 segundos de ventaja sobre un trío perseguidor formado por el italiano Marco de Luca, el ucraniano Ihor Lavan y el alemán Nathaniel Seiler. A 40 segundos marchaba Marc Tur, cuarto.

A mitad de recorrido Junghanns acreditaba un parcial de 1h.54:02, con poco más de un minuto sobre un trío formado por Tur, Seiler y el polaco Jakub Jeloneck.

El alemán pasó por el km 40 en 3h.01:46, con Tur segundo, minuto y medio por detrás, y el finlandés Aleksi Ojala tercero (3h.03:33). Manuel Bermúdez marchaba en el puesto decimosexto (3h.03:38), José Ignacio Díaz vigésimo (3h.00:40) y García Bragado a continuación (3h.01:50).

Pero en cuanto se rebasó el ‘muro’ de los 40 kilómetros, el balear empezó a comerle el terreno al alemán, que a 8.000 metros del final sólo tenía medio minuto de margen, el mismo que separaba a Tur de Ojala.

Adelantamiento clave

El adelantamiento se produjo sólo un kilómetro después y en el 45 Tur había logrado una ventaja de 33 segundos sobre el alemán y 52 sobre el italiano Andrea Agrusti, que progresaba por detrás. El ibicenco tuvo margen para disfrutar en la última vuelta antes de abrazarse con su entrenador y enarbolar la bandera española. Ha derribado la puerta y ha entrado de lleno en la historia del atletismo nacional.

Compartir el artículo

stats