Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol base

El fútbol base vuelve a sonreír

El regreso de las competiciones en Ibiza para los menores de 12 años durante este fin de semana, tras un largo año de parón y de espera por las restricciones sanitarias, trae de vuelta a los terrenos de juego la vida y la chispa de los más pequeños de la familia

227

El fútbol base vuelve a sonreír. Toni Escobar

Alegría, motivación y felicidad a raudales. El retorno de las Ligas para las categorías de alevines a prebenjamines es acogido con gran satisfacción tanto por los niños como por los padres y los entrenadores, que ven así una puerta abierta a la esperanza y al optimismo de cara a un futuro en el que esperan y desean recuperar, poco a poco, una cierta normalidad en su día a día, tras muchos meses de tedio e incertidumbre.  

La alegría, la ilusión y las espontáneas manifestaciones de felicidad han regresado este fin de semana, por fin, tras una larga y tediosa espera de más de un año, a los campos de fútbol de las Pitiusas, que han vuelto a recobrar vida y chispa con el regreso de las competiciones para los equipos de menores de 12 años.

UD Ibiza - Santa Gertrudis de benjamines. | LUIS HERRERA

El retorno de la actividad de las Ligas para las categorías de alevín a prebenjamín (de infantiles para arriba ya estaban en marcha) se ha acogido con una enorme satisfacción y con unas inmensas ganas tanto por los cientos de niños que militan en los distintos clubes de la isla, como por sus padres y entrenadores, que vuelven de nuevo a respirar esperanza y optimismo de cara al futuro, tras muchos meses de agonía e incertidumbre.

Saludos tras acabar el encuentro.

La felicidad por la posibilidad de que los más pequeños de la familia puedan otra vez disfrutar en los terrenos de juego de la emoción que despierta en ellos la competición es difícil de explicar, pero, sin duda alguna, es un sentimiento que roza la plenitud para unos jóvenes futbolistas que ansiaban como ninguna otra cosa calzarse sus botas, saltar a los campos luciendo sus coloridas equipaciones y jugar junto a todos sus compañeros cada fin de semana sus partidos de fútbol.

Penya Blanc i Blava - Peña de prebenjamines. | LUIS HERRERA

«Ya era hora de que los más pequeños pudieran regresar a sus competiciones porque la verdad es que ha sido una espera muy larga, sobre todo, para los niños», reconoce Vicente Bufí, delegado insular de la Federación Balear de Fútbol (FFIB), a la vez que señala: «Después de tanto tiempo el miedo que tenía era que hubieran dejado de entrenar y que se hubiesen olvidado de jugar al fútbol. Pero hemos podido comprobar que no, que ha sido al revés. Ha sido un fin de semana perfecto porque han retomado la competición con muchas ganas e ilusión y les hemos visto muy bien. Daba gusto verlos jugar», cuenta Bufí.

En lo que respecta a la celebración de dichas competiciones, el delegado insular explica que las Ligas se desarrollarán de una forma «algo atípica» debido al corto calendario del que disponen, pero que, al menos, competirán seguro «hasta el 30 de junio».

«Haremos todo lo que podamos con los peques porque casi todos los equipos se han apuntado en todas las categorías. Se jugará a nivel local todo lo que dé de sí el calendario», detalla Vicente Bufí, que también matiza: «El calendario está hecho y espero que nos dé tiempo a jugar a doble vuelta, aunque habrá que ver cómo queda la cosa al final y si podemos normalizarlo todo sin problemas porque seguimos dependiendo de lo que diga Sanidad. Pero, de momento, ya es todo un logro y los niños están contentos, que es lo más importante, porque saben que van a jugar y que ahora no es solo ir a entrenar. Porque, si no, al final, si no tienen partidos se aburren».

En lo referente al número de fichas en el fútbol base, el directivo de la FFIB asegura que no se ha apreciado ninguna «disminución» y que, más o menos, «todo se ha quedado igual», aunque sí que ha habido clubes que antes presentaban normalmente «más de un equipo por categoría» y ahora «han bajado un poco», pero que la diferencia prácticamente «no se nota».

Los niños retoman protagonismo

Desde los clubes, por otra parte, han destacado «la alegría» y «la felicidad» que han experimentado los niños de sus equipos en estos últimos días por la vuelta a una cierta «normalidad» que les ha hecho recuperar la sonrisa y las buenas sensaciones en su día a día.

«Estamos muy contentos y los niños también porque para ellos es como un premio. Ellos han sido los que mejor han asimilado todo este largo tiempo de espera, que ha sido un fastidio. Han estado entrenando sin contacto durante más de un año y han aguantado como han podido sin hacer partidos. Ahora les ves las caras y sientes que están súper ilusionados otra vez», explica, en este sentido, Oliver Torres, coordinador de la cantera de la Peña Deportiva, al tiempo que cuenta: «Hasta me ha venido algún que otro padre a decirme que su hijo no había dormido la noche anterior de lo nervioso que estaba porque iba a haber partido. La verdad es que para ellos es todo un alivio, aunque tengan que seguir con todos los protocolos ».

Por otro lado, Bruno Montesdeoca, entrenador del benjamín de segundo año de la Penya Blanc i Blava, indica: «A los niños se les nota la falta ritmo por la inactividad en la competición de todos estos meses, pero se les ve felices y con muchas ganas. La ilusión que tienen los chicos por volver a competir es increíble por la importancia que ellos le dan a poder volver a jugar un partido oficial». «Es una puerta al optimismo. Y, ojalá, que la situación se siga recuperando como hasta ahora y volvamos un poquito a la normalidad», declara el técnico.

Compartir el artículo

stats