Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto - Liga EBA

El Sant Antoni se regala una victoria en su regreso a Sa Pedrera

El conjunto ibicenco logra su séptimo triunfo en la vuelta a su pabellón frente a un combativo Maristes Ademar (81-67)

Jordi Grimau intenta superar a un rival del Maristes Ademar

Jordi Grimau intenta superar a un rival del Maristes Ademar Juan A. Riera

El Club Bàsquet Sant Antoni se regaló aeste domingo el séptimo triunfo de la temporada de su debut en la Liga EBA, después de superar al Maristes Ademar por 81-67 en su regreso al pabellón de Sa Pedrera (Can Coix), que volvió a albergar un partido después de ser reparado tras quedar gravemente dañado por la Dana de finales de octubre de 2019.

El nuevo entrenador de los isleños, Carlos Flores Serrano, se estrenó en el banquillo ‘portmanyí’ con una victoria que mantiene a los de Sant Antoni como el equipo con los mejores números de la conferencia C-5, con un balance de siete triunfos y una sola derrota.

A pesar del resultado final, el plantel ibicenco no pudo desnivelar la balanza a su favor hasta el último cuarto, cuando un parcial de 11-0 acabó con la resistencia de un Maristes Ademar que en el cuarto anterior había conseguido remontar una desventaja de 10 puntos.

El Sant Antoni supo reaccionar a los momentos más complicados del encuentro y celebrar una importante victoria colectiva en el regreso al que es el hogar natural del club ibicenco. 

Martí Duch, con un gran acierto exterior, y Tau Slezas, que ejerció su autoridad en la pintura, fueron los jugadores más destacados de un choque en el que el cuadro balear volvió a demostrar su calidad y su tesón para acabar con el combativo equipo de Badalona, que es el cuarto clasificado de la Liga.

Los de Carlos Flores comenzaron el partido por debajo en el marcador y, tras encadenar cinco ataques fallidos, el nuevo preparador de los sanantonienses pidió tiempo muerto para tratar de levantar el 9-14 en contra. 

Carlos Flores se dirige a sus jugadores en un tiempo muerto. Juan A. Riera

El primer cuarto se desarrolló bajo el mismo guión (13-16) y la reacción del conjunto local no se produjo hasta la incorporación de Martí Duch en el segundo episodio. 

Los pitiusos incrementaron su intensidad defensiva y los triples del ilerdense desarbolaron al bloque catalán. Un parcial de 8-0 en solo dos minutos dejó el marcador en 21-16, pero con Medori, Herrero y Tau Slezas en pista, la diferencia se disparó hasta los 10 puntos en el minuto 18 de partido (35-25). El pívot lituano dominó el juego interior y se marchó al descanso con 10 rebotes, todos ellos defensivos.

Momentos decisivos

El Sant Antoni bajó el ritmo tras el paso por vestuarios, lo que espoleó a su combativo rival para encontrar espacios y neutralizar la brecha con un importante acierto en el lanzamiento exterior. Tres triples casi consecutivos del visitante Carlos Sánchez elevaron las tablas al electrónico de Sa Pedrera (53-53), antes de ingresar en los minutos decisivos, en los que el equipo local tuvo la capacidad de reaccionar por la vía rápida y de administrar su ventaja con buen juego y efectividad.

Los de Flores saltaron a la pista enchufados y comprometidos con la victoria. Con la inestimable aportación de Duch, que acabó el partido con 20 puntos y 24 de valoración, el Sant Antoni se anotó un parcial de 11-0 y manejó los instantes finales a su antojo para asegurarse una victoria que le sitúa a las puertas de luchar por el ascenso.

Compartir el artículo

stats