Música

Ses Honorables Virtuts Il·lògiques, un tándem de música y poesía nacido en el campo de Ibiza

El grupo que integran Jèssica Ferrer y Diego Martínez actúa mañana en Galicia y el domingo en Cataluña

Diego Martínez González y Jèssica Ferrer Escandell posan en su finca de Sant Llorenç.   | DIEGO MARTÍNEZ

Diego Martínez González y Jèssica Ferrer Escandell posan en su finca de Sant Llorenç. | DIEGO MARTÍNEZ / maite alvite. eivissa

Maite Alvite

Maite Alvite

La poeta y performer ibicenca Jèssica Ferrer Escandell y el clown y músico uruguayo Diego Martínez González han decidido fusionar su destrezas artísticas para formar Ses Honorables Virtuts Il·lògiques.

El dúo se dio a conocer al público el pasado febrero en la presentación en Ibiza del primer poemario de Ferrer, ‘Som aquí’ (Premi Francesc Garriga de poesía catalana 2022), aunque el estreno formal tuvo lugar en el Mercat de Forada el 8 de abril.

Después de esta actuación, el tándem tiene una pequeña minigira, que comienza mañana en Galicia con un evento programado a las 17.30 horas en la Facultad de Filología de la Universidad de Santiago de Compostela que ha propiciado el Institut Ramon Llull. El próximo domingo, 16 de abril, a las 12 horas, Ferrer y Martínez participarán en el ciclo ‘Poesia als parcs’ que organiza la Diputació de Barcelona con una actuación en Can Badorics, en Òrrius.

Algunos de los instrumentos de este proyecto multidisciplinar que aúna poesía y música.

Algunos de los instrumentos de este proyecto multidisciplinar que aúna poesía y música. / Diego Martínez

Jèssica Ferrer y Diego Martínez son pareja y se conocieron en 2018 en São Paulo, en Brasil, donde ella estuvo trabajando de profesora de catalán. Después de vivir allí y en Montevideo, la capital de Uruguay, en 2020 decidieron establecerse en Ibiza, en Sant Llorenç, donde Ferrer tiene a su familia. Fue allí, en el campo ibicenco, donde hace un año aproximadamente empezó a gestarse este proyecto multidisciplinar que ofrece espectáculo, concierto y recital, todo al mismo tiempo. «Queríamos reinventarnos y teníamos ganas de trabajar juntos así que decidimos unir nuestras artes», explica la poeta.

Martínez lleva la batuta musical de Ses Honorables Virtuts Il·lògiques tocando instrumentos como el acordeón y también otros nada convencionales como el piano de juguete o el serrucho musical. Mientras, Ferrer recita versos creados exprofeso y poemas que publicará en un próximo libro y que ha adaptado para la ocasión.

Suscríbete para seguir leyendo