Arte&letras

Los mejores libros en español de 2022

La literatura en castellano ha tenido este año una cosecha excelente a un lado y otro del Atlántico

La escritora Sara Mesa, autora de ’La familia’ /

La escritora Sara Mesa, autora de ’La familia’ / / Sonia Fraga

Helena Hevia

Cargando con la orfandad de Javier Marías y Almudena Grandes, el balance de 2022 podría parecernos siniestro si no hubiéramos tenido una cosecha excelente a un lado y otro del Atlántico. Así tenemos a ese veterano siempre juvenil que ha recuperado, y de qué modo, las maneras de antaño, como Enrique Vila-Matas, pero también títulos con los que apuntalar nombres ya troncales como el de Sara Mesa, felices descubrimientos para la ficción como el de Lucía Litjmaer y la dolorosa experiencia familiar de Miguel Ángel Oeste (Vengo de ese miedo. Tusquets. 19 euros), ejercicios de riesgo como Obra maestra (Anagrama. 19.90 euros) de Juan Tallón y la consolidación absoluta de Juan Gómez Bárcena.

Las letras latinoamericanas cada vez más plurales siguen pisando fuerte, en especial en lo que respecta a las autoras, una cantera que no deja de crecer por todo el continente. Una buena muestra es la chilena Nona Fernández, literatura emocional y a la vez comprometida que contrasta con la imaginativa Un crimen japonés (Random House. 21,90 euros), buen título para entrar en el particular universo narrativo del argentino Daniel Guebel. Capítulo aparte merece un trío mexicano: David Toscana y su rusofilia (El peso de vivir en la tierra. Candaya. 20 euros), Eduardo Ruiz Sosa (El libro de nuestras ausencias. Candaya. 20 euros) y la extraordinaria Justo antes del final (Ramdom House. 19,90 euros) de Emiliano Monge.

'La familia', Sara Mesa

La infancia a merced de las fuerzas oscuras de los adultos es uno de los motores de la narrativa de Sara Mesa, pero en ninguna como esta se muestra con tanta exactitud los mecanismos de la máquina de triturar en la que en ocasiones puede convertirse la unidad familiar con un pater familias que pronto se revelará como un monstruo.

'Montevideo', Enrique Vila-Matas

Una visita a la capital uruguaya donde el escritor intenta encontrar en un hotel la pista de un inquietante cuento de Julio Cortázar le sirve para volver a sus orígenes y facturar su mejor novela en años. Siguen estando ahí las marcas de estilo del autor y una prosa más libre y juguetona que nunca para alegría de sus seguidores.

'Cauterio' , Lucia Litjmaer

Uno de los libros del año. La periodista y crítica cultural debuta con acierto en la ficción con una novela binaria que sigue a dos mujeres en tiempos muy distintos: el actual, en el que una decide abandonar Barcelona tras sufrir una ruptura amorosa, y el histórico, centrado en otra que en el siglo XVIII fue condenada por herejía en Salem.

'Space invaders' , Nona Fernández

A través de una serie de novelas de ficción sintéticas y minimalistas, esta chilena ha desbrozado las trampas de su propia memoria vinculándolas a las que el país entero se ha hecho a sí mismo en su historia reciente. Esta obra, excelente, es una de ellas.

'Lo demás es aire', Juan Gómez Bárcena

Siguiendo los registros parroquiales de su pueblo de adopción, Toñanes, en Cantabria, el autor compone una historia coral a partir de distintas capas temporales que se sedimentan en un mismo espacio físico. Parece muy complejo pero no lo es: su lectura es una delicia.

'Un crimen japonés' , Daniel Guebel

Al escritor argentino Daniel Guebel le puede el placer de contar historias y lo hace admirablemente bien gracias a novelas que se ramifican al estilo de Las mil y una noches. Ese fue el motor de su obra maestra, El absoluto, y vuelve a serlo en esta fascinante japonisería.

Internacional

Esta selección viene necesariamente marcada por el peso de la literatura norteamericana que encabeza la última producción de Cormac McCarthy. El gran gigante de las letras estadounidenses casi nonagenario se ha descolgado con dos novelas exigentes y, convengámoslo, poco acogedoras para el lector de a pie (en España publicadas en un solo volumen), que quizá nos hagan añorar la sencillez de La carretera. En el equipo femenino de esa liga juegan Nicole Krauss y la debutante Emily Ruskovich, que despliega una prosa de tono muy clásico.

Pero sin duda el país que más músculo ha exhibido este año ha sido Francia, no solo porque el Nobel ha ido a parar a Annie Ernaux, de obligada lectura, sino porque en esa misma línea confesional Christine Angot cierra su trilogía sobre los abusos sexuales a los que la sometió su padre. Sello francés y aires de thriller tiene también Los reyes de la casa (Anagrama. 20,90 euros) de Delphine de Vigan, así como el muy entretenido Goncourt de 2021, firmado por el senegalés Mohamed Mbougar Sarr. En la misma estela europeísta se sitúa el griego Theodor Kallifátides, que ha cosechado en España un éxito que no tiene parangón en ningún otro país.

La invasión rusa de Ucrania nos ha traído de rebote un mayor conocimiento de la literatura ucraniana y en concreto del extraordinario y muy divertido Andréi Kurkov, cuya novela Abejas grises (Alfaguara. 21,90 euros) nos ofrece nuevas perspectivas de un conflicto que viene de lejos. Por el lado invasor, también ha sido el año del reconocimiento de la disidente rusa Liudmila Ulítskaya, gracias a la concesión del Premio Formentor.

'Los armarios vacíos', Annie Ernaux

Este es un Annie Ernaux muy poco Annie Ernaux. No utiliza la primera persona y se vende como ficción, pero los hechos que la han convertido en lo que es, están ahí: los padres proletarios, la vergüenza de la hija de saber qué ha salido de ahí y se convertido en otra cosa, aunque nunca será una buena burguesa. La primera novela de la premio Nobel ya contenía la semilla de lo que acabaría siendo esta autora.

'El pasajero' , Stella Maris

A sus 89 años y tras 16 años de silencio en su literatura de ficción, el considerado gran pope de las letras norteamericanas, se descuelga con dos novelas que funcionan como cara y cruz de sus últimas inquietudes: la responsabilidad de la ciencia en el posible apocalipsis o la desorientación moral de su país.

'La más recóndita memoria de los hombres', Mohamed Mbougar Sarr

¿Se puede escribir algo muy bueno siguiendo los pasos de una obra maestra como Los detectives salvajes? La respuesta es sí y lo constata esta novela del joven autor senegalés que toma la obra de Roberto Bolaño para contar la búsqueda de un Rimbaud negro, un autor que se aisló del mundo tras ser acusado de plagio. Intensa y adictiva, Mbougar Sarr se ha hecho con el Goncourt gracias a ella.

'Ser un hombre', Nicole Kraus

Certera analista de los trasfondos de las relaciones sentimentales entre hombres y mujeres y en especial de esas situaciones contradictorias en las que se hace difícil delimitar la violencia de la ternura, a Nicole Krauss se le da bien el diagnóstico de las masculinidades tóxicas, que analiza sin intención de aportar soluciones. Las malas lenguas dice que sus últimos escritos, beben de su ruptura matrimonial con Jonathan Safran Foer.

'Salir a robar caballos' , Per Petterson

Asteroide reedita ahora la que quizá sea la mejor novela -que Club Editor ya publicó en catalán en el 2016- de este escritor noruego de prosa esencial al que hay que leer sí o sí. Una historia de formación en la que un hombre adulto, que acaba de abandonar la ciudad para instalarse en una cabaña en el bosque, rememora sus años de adolescencia cuando un amigo le incitó a llevar a cabo las actividades delictivas del título.

'Idaho' , Emily Ruskovich

Un suceso terrible, el asesinato de una niña a manos de su madre, de la que no se sabe si ha enloquecido, sirve para que eche a andar esta novela, la primera de su autora, que ha situado a esta joven estadounidense en el podio de los grandes. Emily Ruskovich, madre de dos niñas, explora con elegancia ylos abismos psicológicos de una situación extrema para la que no halla, quizá no la haya, la menor explicación.

Selección 'Best-Sellers', por Carmela García Prieto

Hay un cierto gusto en leer lo que todo el mundo lee. Quien no devoró a Jöel Dicker en verano aún está a tiempo y, por supuesto, de descubrir a Annie Ernaux. Este año, con la resaca de una pandemia larga y despiadada pero, según dicen, muy lectora, en las sobremesas se hablará de ensayos muy bien narrados, de El infinito en un junto (Siruela, 2019), Agua y jabón (Anagrama, 2022) y de La muerte contada por un sapiens a un neandertal (Alfaguara, 2022), y se debatirá sobre nuevas y viejas distopías que tuvieron que esforzarse por superar la realidad. Con las copas de cava, se reivindicarán los clásicos y el que se ha pasado al digital confesará. 

'Obra maestra', Juan Tallón

Juan Tallón tiene la frescura periodística para contar la historia de una escultura desaparecida y reflejar con ella la irónica realidad de este país. Admiradora de sus coros de voces, es fácil disfrutar de cada enfoque que regala y, habiendo visto la escultura, pasé a formar parte de su narración imposible y, sin embargo, tan real.

'Las formas del querer' , Inés Martín Rodrigo

Con su estilo desenvuelto, Inés Martín Rodrigo tocó todas las fibras sensibles que tengo. Su libro me reconcilió con el acto de recordar. Fue un punto de partida para buscar la forma de estar en este mundo cuando las personas que más nos quieren ya no está nuevo.

Todo va a mejorar', Almudena Grandes

La imaginación de Almudena Grandes mientras estuvimos confinados discurrió tan cerca de la realidad que tras leer su libro fue difícil sacudirme el miedo a algunos personajes y el cariño hacia otros.

'Tostonazo', Santiago Lorenzo

He pasado muy cerca del escepticismo social de los personajes de Santiago Lorenzo. La mejor forma de vivir con ello, es unirse a su humor ácido, huir de las importancias y mofarnos de la profundidad que parece rodear al ser humano. 

Selección fantástica, por Ernést Alós

Seamos coherentes. Coherencia es lo que se le debe pedir a cualquier universo fantástico para garantizar la suspensión de la incredulidad al cubo que requiere el género sin tener que colgar las neuronas en el perchero de la entrada. Es lo que hacía Terry Pratchett, nos cuenta su biógrafo Rob Wilkins en Terry Pratchett. Una biografía con notas al pie* (Mai Més. 26,50 euros). Segunda parada: Joe Abercrombie (La sabiduría de las multitudes. Runas. 25,50 euros) lleva una revolución a su mundo oscuro, aplicando la cínica sabiduría pratchettiana. Tercera: Brandon Sanderson, que para quienes ya estén metidos en su mundo ofrece la séptima entrega de Mistborn, El metal perdido (Nova. 21,90 euros). Y cuarta: aplausos a P. Djelí Clark por su Egipto djinn-punk en El señor de los djinn (Duermevela. 21,95 euros).

'El mar de la tranquilidad' / 'El mar de la tranquil·litat ', Emily St. John Mandel

Historias independientes que podrían ser leídas fuera de las convenciones de la ciencia ficción (una pandemia inminente, una escritora en irritante gira de promoción, un viaje al norte, un fracasado profesional) hasta que la conexión que une las tramas provoca interferencias y anomalías.

'Babel', R. F. Kuang

La guerra cultural que está viviendo el género tiene muchos frentes: feminismo, diversidad sexual, ruptura de barreras entre ficción literaria y especulativa Rebecca F. Kuang ha dado el campanazo con un novelón de aire decimonónico y al mismo tiempo fábula sobre apropiación cultural en el que Babel es una institución que pone la magia de la traducción al servicio del Imperio británico.

'Herederos del caos', Adrian Tchaikovsky

'Decía Ursula K. LeGuinn que hacer que una inteligencia alien fuese algo más que un humano disfrazado era uno de los grandes retos para el escritor de ciencia ficción. Adrian Tchaikowsky lo superó con matrícula en Herederos del tiempo, inicio de la trilogía de la que acaba de llegar su segunda entrega.

Selección clásicos, por Juan Tallón

Jean-Jacques Rousseau era el tema preferido de Jean-Jacques Rousseau, y con ese egocentrismo erigió un género. Es común citar Las confesiones como la obra fundadora de la autobiografía moderna. No menos difícil fue la existencia de Fiódor Dostoievski. Crimen y castigo empieza con Raskolnikov asesinando a su patrona y desencadenando uno de los más tormentosos y bellos descensos a las simas humanas. La narración horada continuamente, extrayendo cada pensamiento que atosiga a los personajes, hasta mostrar el alma humana desnuda. 

Virginia Woolf se preguntaba si merecía la pena leer a otro autor que no fuese Dostoievski, quitando a William Shakespeare. En realidad, merece la pena leerla a ella. Contribuyó a fundar la novela contemporánea. La señora Dalloway, al igual que Ulises, transcurre durante un día, lo que le basta para fotografiar a la sociedad inglesa de entre siglos. Pero lo que hace valiosa la novela es el modo en que el narrador se instala en cada mente de los personajes, generando monólogos interiores y saltos en el punto de vista. 

'El proceso', Franz Kafka

Un libro asfixiante, impregnado por lo absurdo, con el que se demuestra que el hombre está solo, y que tal vez esa sea la gran experiencia de la modernidad, que a menudo sitúa al individuo ante un mundo que no entiende, mientras padece el poder que ejerce sobre él. 

'Ficciones',   Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges era tan bueno que no escribió novelas porque no hizo falta. Los cuentos de Ficciones son cimas absolutas, y más complejos que cualquier novela. En los 40, creó la ficción especulativa, suerte de variante de la literatura fantástica, y al hacerlo creó una fórmula para otros escritores. 

'Nuestro común amigo', Charles Dickens

Nuestro amigo común sirve al doble propósito de conocer a los seres humanos a la vez que a la sociedad en que se desenvuelven, en este caso un Londres donde domina la fascinación por el dinero.

Selección historia/ensayo, por Leticia Blanco

Acaba 2022, el año del fin del amor y, en general, del mundo. Nunca antes se había escrito tanto sobre la crisis del relato clásico romántico y el colapso de nuestra civilización. Eso es lo que propone Jeremy Rifkin en La era de la resiliencia (Paidós. 24 euros), donde explica cómo será la vida en un futuro sin combustibles fósiles. También otros como el científico Antonio Turiel en Sin energía (Alfabeto), al antropólogo Eudald Carbonell en El porvenir de la humanidad (Alfabeto) y el experto Antxon Olabe en Necesidad de una política de la tierra (Galaxia Gutenberg). ¿Qué lecciones nos enseña la fauna y flora que nos rodea? De eso va el delicioso Vuelos vespertinos (Anagrama) de Helen Mcdonald y Ecología como nueva Ilustración (Herder) de Corine Pelluchon. 

Otra francesa, Mona Chollet, ha ganado el premio Europeo de Ensayo 2022 con Reinventar el amor, donde desgrana cómo el patriarcado sabotea las relaciones heterosexuales. Algo de eso hay también en El buen sexo mañana (Alpha Decay) de Katherine Angel, sobre la complejidad de la feminidad construida a través del deseo en la era del consentimiento y en Mi herida existía antes que yo (Tusquets) de Laura Llevadot. 

'Prométeme que te pegarás un tiro', Florian Huber

Por imposible que parezca, todavía quedan nuevos horrores del nazismo por descubrir como el que explora Florian Huber: los suicidios en masa de la población alemana en los últimos meses del Tercer Reich, cuando familias enteras se dieron al cianuro, se ahogaron en ríos, se ahorcaron, se cortaron las venas o se dispararon, como Adolf Hitler, ante la amenaza de «las bestias soviéticas». 

'Reinventar el amor' , Mona Chollet

Uno de los dilemas del feminismo es el amor romántico. ¿Cómo relacionarse con una construcción heteropatriarcal que durante siglos ha educado a las mujeres en la sumisión y el sentimentalismo? Mona Chollet no está dispuesta a renunciar a él y en este libro aborda cuestiones espinosas (como la romantización de la violencia o las fantasías de dominación) y desgrana cómo el sistema educa a hombres y mujeres para amar distinto.

Selección negra, por Ana Abella

Valores seguros son siempre Leonardo Padura y Joyce Carol Oates. Tanto el cubano como la estadounidense nadan como peces en el agua dentro y fuera del género negro. 

Personas decentes (Tusquets. 22,90 euros) es la aventura más desencantada protagonizada por el expolicía Mario Conde y la más policiaca y con más muertos de las novelas de Padura. Aquí despliega una ambiciosa doble trama en una misma Cuba adolorida, la de 1910, y la de 2016, durante las históricas visitas de Barack Obama y los Rolling Stones a la isla. 

Por su parte, Oates desliza su escalpelo literario por la peor cara del alma humana en Babysitter (Alfaguara. 21,90 euros), trama en la que actúa un asesino de niños, con temas como la pederastia en la Iglesia, el racismo y la violencia machista. Aunque en realidad nos muestra la complicada psique de una madre y ama de casa blanca en el Detroit de 1977. 

Y, como guinda, la despedida póstuma del comisario Montalbano, Riccardino (Salamandra), que Andrea Camilleri entregó a su editor en 2005 con instrucciones de guardar su último caso en un cajón hasta su muerte.  

'Las horas oscuras', Michael Connelly

Regresa el icónico y muy televisivo Harry Bosch haciendo tándem con la policía Renée Ballard. En Nochevieja de 2020, aún en pandemia y sin vacuna, buscan en Los Ángeles a una pareja de violadores en serie e investigan una muerte que tiene que ver con un caso sin resolver del veterano detective creado por Connelly. 

'Esperando el diluvio', Dolores Redondo

La superventas vasca abandona el mitológico universo del Baztán para presentar a un nuevo protagonista: el policía Noah Scott Sherrington, al que un médico descubre que tiene los días contados. Obsesionado con John Biblia, un misterioso asesino en serie que existió en la realidad en el Glasgow de los años 60, sigue sus pasos hasta el Bilbao de la devastadora y trágica riada de 1983.

Suscríbete para seguir leyendo