La cita

Arte en Ibiza: Angela Glajcar invita a mirar por sus ‘terforaciones’ en el Espacio Micus

La artista alemana inaugura este sábado la exposición de verano de la sala, con una veintena de obras entre esculturas e instalaciones en papel y tela

Obras de Angela Glajcar en el Espacio Micus

Obras de Angela Glajcar en el Espacio Micus

Fernando de Lama

Fernando de Lama

Hace años que la artista alemana Angela Glajcar (Mainz, 1970) acuñó el término «terforaciones» para referirse a sus obras. Parte de lo evidente, las perforaciones en sus piezas construidas en papel, y lo une con la voz latina ‘terra’ para referirse a la expresión ‘terra incognita’, porque esas instalaciones y esculturas remiten a una tierra no explorada. Invitan a mirar en su interior, pero no permiten que la mirada las atraviese, como una forma de «aventurarse hacia una tierra desconocida», señala el texto explicativo de la muestra, que se inaugura este sábado, de 19 a 22 horas en el Espacio Micus de Jesús, donde estará hasta el mes de octubre, en su tradicional exposición de verano.

Glajcar vuelve así al espacio en el que ya hizo una exposición individual en el año 2014 y en el que ha participado con sus obras en varias de las habituales muestras colectivas. En esta ocasión vuelve a enseñar sus trabajos en papel, una veintena entre los que se encuentran o en los que mezcla la escultura, las piezas de pared o las instalaciones que cuelgan del techo.

«Mis objetos abrazan el vacío, es una interacción de espacio, material y vacío. Esto crea ligereza y, por supuesto, el vacío ofrece espacio. Es también un invitación para el espectador, mira y percibe la luz, el espacio y el vacío, y los llena con sus pensamientos», señala la propia Glajcar sobre su obra.

Angela Glajcar

Angela Glajcar / DI

La muestra se completa con obras del desaparecido Eduard Micus, con las que dialogan en la sala, entre los blancos del papel y la pintura, la rugosidad de los desgarrados y el uso del espacio y sus límites.

En el texto, Sasa Hansen destaca las conexiones evidentes entre ambos artistas y señala la utilización del color blanco de Micus, como «gran tema» de su obra, pero también de Glajcar, de su «gran relación con el blanco, que naturalmente nunca es simplemente blanco»: «Angela Glajcar trabaja con papel blanco, acrílico blanco-lechoso y tejido de fibra de vidrio blanquecino», y, como Micus, «también ella se sirve del recurso estilístico del desplazamiento».

Detalle de una de las obras

Detalle de una de las obras / DI

Criada en Mainz, Angela Glajcar estudió escultura en la Academia de Bellas Artes de Nuremberg (1991–1998). Primero trabajó con materiales pesados ​como acero forjado o soldado y madera densa, pero no estaba satisfecha con «la mentalidad académica y masculinista», señala en su biografía. Empezó a «explorar un concepto radicalmente nuevo de extensión espacial con materiales mucho más ligeros, frágiles y maleables».

Inauguración

Katja Micus se muestra satisfecha de poder tener de nuevo en casa a una artista muy asociada tanto al Espacio Micus como a su padre y cuya carrera ha alcanzado una gran dimensión en los últimos años. De hecho, viene de mostrar su trabajo en Londres o Cannes y acaba de cerrar una exposición con sus ‘terforaciones’ en Hong Kong.

También destaca que por fin se podrá hacer una inauguración como las de antes de la pandemia, en la que podrá haber de nuevo espacio para sentarse, charlar y comer. Aunque, precisamente, la artista no podrá estar presente porque ha dado positivo en covid.

Suscríbete para seguir leyendo