Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

La Mari: "Me gusta ayudar pero no porque yo tenga la solución, que no la tengo, sino por acompañar"

La malagueña celebrará sus 20 años de carrera, entre Chambao y en solitario, con un concierto en la Plaza de Toros de La Malagueta, acompañada por amigas como Vanesa Martín y La Tremendita | Hablamos con la vocalista sobre la vida, la sanación, ser coach y disfrutar de una gozosa etapa de transición

La Mari celebra sus 20 años en la música.

La Mari se encuentra ahora en un momento muy importante de su vida. Está resurgiendo de sus propias cenizas, como un ave fénix, tras finiquitar a Chambao (aunque durante años sólo ella estuvo detrás de la marca) y buscar a la vida con otros ojos desde el coaching. Serena y madura, María del Mar Rodríguez Carnero no puede parar de cantarle a la vida.

Si tuviera que elegir una cosa de todas las que se lleva de su época con Chambao, ¿qué es lo primero que se le viene a la cabeza?

La música, sin duda alguna. Y todo lo vivido.

¿Qué significa cantar en la Plaza de Toros de La Malagueta, además rodeada de amigas?

Para mí significa una fiesta maravillosa. Estoy viviendo un momento súper bonito con la celebración de este 20 aniversario. Más que nostalgia, me produce alegría. No tengo nada más que alegría en el cuerpo de haber vivido tantas cosas bonitas y con tanta gente bonita. Estoy muy feliz.

Y el repertorio, ¿será un repaso de los últimos 20 años o habrá sorpresas?

En el repertorio también hay un montón de canciones para recordar a los grandes, digamos de los que he estado bebiendo, desde Camarón, Enrique Morente, Pau Donés, Antonio Flores, los Ketama, Lole y Manuel. También haciendo este repaso, ese guiño y ese agradecimiento a la música en general y al público por estar ahí.

¿Qué amigas le acompañarán esa noche?

Van a estar conmigo Maui de Utrera, Nya de la Rubia, Amparo Sánchez, Esmeralda Rancapino, Rosario la Tremendita y Vanesa Martín. Va a ser una fiesta total.

¿Por qué ese nuevo tatuaje en su piel de un Ave Fénix?

Primero porque estoy haciendo una canción que se llama La Mari Fénix y porque estoy resurgiendo de un montón de historias que he estado transitando, mías personales. Me apetecía tatuarme con algo con lo que Mari está viviendo ahora, que es eso, una transición.

¿Le han ayudado sus propias canciones a levantarse después de algún bache en el camino, o la música en general? Siempre cita a Pau Donés y su lema «vivir es urgente».

La música en general me salva, me ayuda a veces a salir de estar tan mental, de estar todo el rato pensando en algo que, como dice mi madre, «si tu mal no tiene cura, para qué te apura y viceversa». Hay que vivir el presente y muchas veces se nos olvida el estar haciendo lo que estás haciendo. Yo llamo «ruido mental» a ese runrún que tenemos en la cabeza, el oleaje del mar cada uno.

En más de una ocasión ha reconocido que le gusta ver la música como un hobby y no como algo con tanta carga que le pague las facturas, ¿Sigue teniendo ese pensamiento?

Sí, me gusta vivir y sentir la música tal cual, no creerme mucho que es mi trabajo porque realmente cuando yo empecé en la música no empecé con ese pensamiento. Quiero seguir manteniendo esas mismas ganas, esa misma ilusión.

Siempre ha dicho que le ha llamado la atención el trato con la gente, ¿surge de ahí el coaching al que ahora se dedica?

Mis estudios de coach surgen desde pequeña. Desde que nací yo he venido a este mundo a comunicar. Me gusta ayudar, pero no porque yo tenga la solución, sino por acompañar. Yo no tengo la solución de nada porque realmente yo no miro la vida con unos ojos de que hay algo roto; la vida yo creo que se vive y en ese mismo vivir cada uno se va poniendo el título de lo que está viviendo.

¿Le da el coaching más satisfacciones ahora mismo que la música o todo viene del mismo lugar?

Todo va unido. De hecho, también me ayudó sin yo saberlo y sin ponerle el nombre de coaching ni coach, yo en su día me hice coaching a mí misma cuando tuve cáncer. ¿Me da satisfacción haber tenido cáncer? Estando viva te puedo decir que sí. Estoy viviendo mientras aprendo muchísimo a través de la enfermedad y una de esas cosas es justo eso: el no dejarme para la última, el disfrutar de lo que hago cuando lo hago y con quien lo hago…

Hace un tiempo comentó que está en una nueva fase de su música, que lo que te interesa ahora son actuaciones al aire libre, «actividades sanadoras y musicales». ¿Ya no volverá jamás al circuito de los hits, de los grandes éxitos, de lo comercial?

Yo nunca he ido a un hit, el hit lo hacéis vosotros cuando os gusta. El público es el que hace que una canción se convierta en un gran éxito. A mí me gusta hacer canciones, componerlas y cantarlas, luego cada uno se lo lleva a su flow y de repente pues, poco a poco, termina gustando más o menos. Así es la música y así son las personas.

Compartir el artículo

stats