Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueños de Libertad
Entrevista Santi Balmes Vocalista del grupo Love of Lesbian

Santi Balmes, vocalista de Love of Lesbian: «Soñaba con un concierto como este en el confinamiento»

Love of Lesbian es el grupo estrella del festival ibicenco Sueños de Libertad que, pese a todas las restricciones sanitarias, se celebra este viernes y sábado en el muelle comercial del puerto de Vila

Santi Balmes, segundo por la izquierda, con el resto de componentes de Love of Lesbian.

Santi Balmes, segundo por la izquierda, con el resto de componentes de Love of Lesbian.

Sueños de Libertad. El grupo Love of Lesbian, que acumula casi un cuarto de siglo a sus espaldas en el mundo de la música, actúa como cabeza de cartel del festival Sueños de Libertad este sábado en el muelle comercial del puerto de Vila. Balmes, vocalista del grupo, espera un público «sentado, pero con actitud de estar levantado»

El barcelonés Santi Balmes ha dedicado, de sus 50 años, casi la mitad a la música. Empezó en el año 1997 como vocalista y compositor del grupo de indie-pop Love of Lesbian y a día de hoy continúa dándole voz. El cantante, que visita por primera vez Ibiza junto a la banda, atiende a este medio por teléfono. Se muestra optimista ante la «catástrofe» sanitaria, en parte, porque considera que los artistas están «psicológicamente» preparados para cualquier situación adversa. Asegura que está deseando subirse al escenario y que tiene ganas de hacerlo junto al público ibicenco con quien, según dice, tiene «una cuenta pendiente».

Es la primera actuación del grupo en Ibiza después de más de dos décadas en el mundo de la música. ¿Qué ha demorado tanto su paso por la isla?

Es una auténtica novedad para nosotros que todavía podamos sorprendernos con algo en nuestra carrera. Tocar en Ibiza es una de esas cosas que nos quedan por hacer.

¿Cómo se siente ante su concierto en ‘Sueños de Libertad’? Son cabeza de cartel en un festival sobre el que pesan aún las circunstancias excepcionales de la pandemia, pero que se celebra tras una larga temporada marcada por la ausencia de conciertos en vivo.

Toca estar un poco resignados. El público deberá tener la actitud de estar levantado y con el culo inquieto pese a tener que estar sentado, que al final es lo que provocamos con nuestra música. También toca apartar la mirada negativa, pensar en que vas a hacer un concierto y que se parece de alguna manera a la época precovid. Lo primero es la salud de las personas y que la cultura genere seguridad. Por nuestra parte vamos a pedir eso, placer y prudencia.

Su grupo fue de los primeros en sacar adelante los conciertos adaptándose a estos tiempos de convivencia con el virus. El Palau Sant Jordi de Barcelona fue testigo de ello el pasado 27 de marzo, también los 5.000 espectadores que asistieron ¿Ha sido difícil para los músicos adaptarse a tantos controles sanitarios?

Creo que la cultura siempre está preparada. Es medicación para el alma porque contribuye a la curación psíquica de las personas al dejarte absorto ante algo que no son tus propios problemas. Esto aún no lo han aprendido las autoridades. Nosotros, como músicos, estamos preparados psicológicamente como insectos ante una catástrofe nuclear. Esto fue una catástrofe, y artistas que quizá estaban empezando, habrán tenido que aparcar sus proyectos y dar un cambio radical a su vida, hay muchas situaciones dentro del mundo musical.

¿Se pierde un poco la magia y la forma de vivir la música en este contexto, o simplemente hay que verlo de otro modo?

Es un contexto diferente, hay que positivizar y pensar en términos de reencuentro, de que poco a poco estamos volviendo. De alguna manera, en la época del primer confinamiento soñaba con un concierto, aunque fuera de estas características. Ahora me digo ‘mira, pues ya lo tienes’ y para lo de antes, a esperar un poquito más, si no es así te vuelves loco.

¿Cómo vivió la pandemia a nivel personal y profesional?

Estábamos grabando el nuevo disco en ese momento y tuvimos tiempo de rectificar lo que no nos convencía, algo que con los demás trabajos nunca hemos podido hacer porque hemos ido más a saco. También ayudó que había un silencio reinante que hacía que fueras más proclive a escucharte a ti mismo.

Hace poco ha visto la luz ese nuevo álbum, ‘Viaje épico hacia la nada’, ¿Escuchará el público alguna de sus doce canciones este sábado?

Me quedo con ‘Irrompibles’, porque trata de combatir todo lo que venga y viene muy a colación con el momento actual.

Ha dicho con anterioridad que en este nuevo trabajo les apetecía ser más «contundentes» ¿Qué refleja esa contundencia que no estaba presente en álbumes anteriores? ¿Se ve influido por el entorno social que les rodea?

Hay una intención y una apuesta por ser más directo, fruto denuestro enfado político, social y mediático, que se ha ido acentuando durante los últimos años. Hemos querido expresar más esta mala leche.

« Los músicos estamos preparados como insectos ante una catástrofe nuclear»

decoration

Hablando de contextos sociales, ¿qué opina de la cancelación de Yotuel por lo que está sucediendo en Cuba? ¿Qué papel desempeña un artista dentro de la sociedad a la que pertenece y que le escucha?

Es una situación sobre la que me falta información y no quiero hacer de cuñado opinando acerca de cosas que ignoro. En cuanto al artista,para mí no tiene ninguna obligación de mostrar sus opciones políticas o su ideología, pero creo que cuando las cosas salen del corazón y la teoría trasciende al terreno emocional, entonces sí hay que pronunciarse.

¿Qué mensaje le mandan al público de Ibiza antes de su ‘sueño de libertad’?

Espero que se nos reciba con ganas y también con prudencia por la situación. Pero sobre todo con ilusión por saldar esta cuenta pendiente que teníamos.

Compartir el artículo

stats