Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Luis Parajuá Pozo: «Ya me gustaría ser el Cid Campeador del sexo, pero no»

Parajuá se estrena como autor con los relatos eróticos de ‘Un verano en Ibiza’, del que firmará ejemplares esta tarde

José Luis Parajuá, con su libro. | VICENT MARÍ

José Luis Parajuá, con su libro. | VICENT MARÍ

«Es un homenaje a la mujer madura. Parece que el sexo es sólo de los jóvenes, que a partir de cierta edad has tenido sexo, pero no sexualidad. Y si te gusta el sexo, si eres un hombre eres un viejo verde y si eres una mujer, una ninfómana. No es así. El sexo no es sólo para jóvenes», comenta José Luis Parajuá, exjefe de Neurología del Hospital Can Misses y que, ya jubilado, se estrena este Sant Jordi como escritor. Hace apenas unos días que ha visto la luz ‘Un verano en Ibiza’ (Ibiza Editions), un compendio de relatos eróticos que escribió hace años, después de una conversación con un amigo escritor sobre el éxito de ‘50 sombras de Grey’. «Hasta ese momento sólo había escrito cosas relacionadas con la medicina, pero ficción, no», comenta Parajuá, que explica que el volumen recoge cuatro de los alrededor de quince cuentos que tenía escritos.

«Los seleccionó el propio editor, Ramon Mayol, que se mostró entusiasmado cuando los leyó. Me dijo que le veía muchas posibilidades», recuerda el médico, que ya adelanta que en los relatos ambientados en Ibiza no faltan «topicazos» sobre la isla. De la misma manera, advierte: «Aquí no hay sadismo ni masoquismo. Es muy blandito, un manual para ursulinas», bromea, riéndose. Parajuá confiesa que siente cierta repugnancia por las filias sexuales que consisten en obtener placer de provocarle daño a alguien «aunque esa persona lo quiera». Está convencido de que eso se debe a que profesionalmente ha estado «rodeado de dolor» y eso, el dolor, le parece insoportable.

A raíz de la publicación del libro, no pocos le han preguntado si se inspira en sus propias experiencias. «Ya me gustaría ser el Cid Campeador del sexo, pero nada que ver», indica el autor, que reconoce que ha sentido cierto pudor tras decidirse a editar sus relatos «pero no tanto por el tema erótico como por el hecho de publicar». Una vez lanzado, no descarta que haya más volúmenes con los relatos que se quedaron en el tintero del editor, entre los que se encuentra, de hecho, uno de los que más le gustaba a él. «Me dice que en ocasiones desvarío filosóficamente», indica Parajuá, que formará ejemplares de su libro estar tarde en Vara de Rey: de las seis a las siete en la carpa instalada por el Ayuntamiento de Ibiza y de las siete a las ocho en el puesto de la editorial. De momento, no se ve dando el paso a la novela. Se queda con los relatos, que escribe en su tableta cada vez que tiene un momento.

Compartir el artículo

stats