Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte&letras

Vida y tribulaciones de un portero de edificio

Jean Paul-Dubois ganó el Premio Goncourt 2019 con una tragicómica y canadiense novela sobre la libertad y el destino

Vida y tribulaciones de un portero de edificio

Vida y tribulaciones de un portero de edificio

En 2019 el premio literario más importante de Francia, el Goncourt, fue para el periodista y escritor francés Jean-Paul Dubois por su novela ‘No todos los hombres habitan el mundo de la misma manera’, que Amaya García Gallego ha traducido para Alianza de Novelas.

Dubois, nacido en Toulouse en 1950, ya ganó el Fnac de novela por ‘Una vida francesa’. En este caso la obra premiada abandona el ‘hexágono patrio’ para transportar al lector al paisaje más desértico y exótico de Dinamarca y a Quebec, el Canadá francófono.

Con un estilo ágil pero a la vez moderadamente barroco -valga el oximorón-, el autor nos sumerge en la vida y tribulaciones del portero y factótum de un gran edificio residencial.

El punto de partida es tan clásico como efectivo, pues nos encontramos al protagonista compartiendo celda nada menos que con un Ángel del Infierno en la prisión provincial de Montreal.

A partir de ahí, este conserje caído en desgracia rememora su azarosa vida, al tiempo que va desgranando cómo es la existencia en prisión y las peculiaridades de su compañero de celda, un ‘dechado de tópicos’ que, sin embargo, narrativamente funciona muy bien.

Hay ecos del Tom Wolfe más cáustico y divertido en este retrato carcelario que termina siendo lo mejor de esta novela, sin que desmerezcan las tribulaciones que llevaron al protagonista, Paul Hansen, a pasar una temporada a la sombra. Podría pensarse sin errar demasiado en la influencia del Lazarillo de Tormes y del género español por excelencia, la picaresca, pues esta recapitulación no está carente de humor y de anécdotas descarnadas y salvajes por parte de personajes de dudosa extracción ‘moral’ y a veces también social.

Por el mal camino

Ni siquiera se libra de la pincelada picaresca el elemento protestante, simbolizado por el padre del autor, un pastor danés de almas que, al igual que el hijo, enfilará con determinación por el camino menos indicado.

En la novela también podemos encontrar la Canadá más salvaje e inexplorada, simbolizada en la pareja de sangre indígena del conserje, que jugará un papel muy importante.

Actualizada novela picaresca, moral, cosmopolita, carcelaria, con pinceladas de realismo mágico, también contiene una reflexión sobre el papel que en la vida tienen el libre albedrío y el destino. Elementos muy variados que no desentonan, sino que terminan conformando en equilibrio una novela tragicómica, a caballo entre dos mundos.

No todos los hombres habitan el mundo de la misma manera

Jean-Paul Dubois

Traducción: Amaya García Gallego

Editorial Alianza de Novelas

Precio: 18,00€

Compartir el artículo

stats