PP y Vox derogarán la Ley de Memoria Democrática de Baleares el próximo martes

Populares y ultraconservadores eliminarán una normativa que condenaba por primera vez en el Parlament la dictadura franquista y rechazaba cualquier totalitarismo y régimen antidemocrático

Imagen de la concentración que se produjo hace varias semanas en Palma contra la derogación de dicha normativa.

Imagen de la concentración que se produjo hace varias semanas en Palma contra la derogación de dicha normativa.

Redacción

El Partido Popular y Vox derogarán definitivamente la Ley de Memoria Democrática de Baleares el próximo martes 18 de junio durante el último pleno ordinario que se celebra en el Parlament antes de la llegada del verano. La iniciativa, recogida en el pacto de investidura firmado por ambas formaciones y que el PP ha dejado en manos de los ultraderechistas, elimina la Ley 2/2018, de 13 de abril, de memoria y reconocimiento democráticos de las islas.

Una normativa que, según quedaba recogido en la exposición de motivos, tenía como objeto el reconocimiento y la garantía de los derechos a la reparación, a la verdad y a la justicia de todas las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. Además, con esta ley el Parlament condenaba por primera vez la dictadura franquista y rechazaba cualquier totalitarismo y régimen antidemocrático.

No obstante, la justificación para eliminar esta ley, según queda recogido en el texto presentado por Vox, es el hecho de no actuar como jueces del pasado. "No es potestad de ningún legislador de hoy en día juzgar colectivamente a aquellos españoles de entonces para volver a dividir a las generaciones presentes a costa del pasado. Los poderes públicos reconocerán y protegerán el derecho a expresar y difundir pensamientos, ideas y opiniones de palabra (...) evitando toda intromisión de los poderes públicos en la fijación de una determinada versión de los acontecimientos".

Uno de los objetivos fijados en esta ley, promulgada por los ultraconservadores con el apoyo del Partido Popular, es "evitar que los poderes públicos impongan la formación de criterios sobre el significado de la II República, la Guerra Civil, el Franquismo y sus consecuencias". Asimismo, populares y ultraconservadores defienden que mantendrán la Ley de Fosas.

La ONU se pronunciará al respecto

La derogación en Baleares de la Ley de Memoria y Reconocimiento Democráticos a cargo de PP/Vox no quedará exenta de un pronunciamiento adverso de la ONU. Así lo puso de manifiesto a este diario Fabián Salvioli, el jurista argentino que en su calidad de relator especial sobre la Promoción de la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de No Repetición emitió un duro informe contra las Leyes de la Concordia en las comunidades de Castilla y León, Aragón o Valencia.

La proposición de ley presentada por Vox ante el Parlament, y que cuenta con el apoyo del PP, omite la identificación del franquismo con una dictadura, un punto nuclear de los textos tramitados en las autonomías citadas. Salvioli considera especialmente grave «la omisión de esa palabra», porque escamotearla «hace más patente lo ocurrido» y se pregunta por la obsesión de borrar la identidad dictatorial a la etapa de Franco. «¿Por qué se omite hablar de dictadura? Quizás porque no lo fue para mucha gente».