El turoperador alemán FTI se declara en concurso de acreedores y afecta a miles de turistas de Baleares

Adeuda casi 1.000 millones de euros a la Administración de su país

Turistas.

Turistas. / Toni Escobar

Redacción

El tour operador FTI Group, el tercero más importante de Alemania, se ha declarado hoy en concurso de acreedores, según ha informado en un comunicado. Adeuda a la Administración de ese país casi 1.000 millones de euros. La noticia ha despertado la alarma del sector hotelero, dado que afecta a las reservas de miles de turistas en las islas, según se apunta.

El alcance que esta quiebra no se acerca al que tuvo la de Thomas Cook, debido a que la de FTI se produce a principios de la temporada, lo que hace que la deuda con las empresas hoteleras no sea muy elevada, y la preocupación se centra en lo que sucederá con las reservas que había para este verano. En cualquier caso, se señala que en estos momentos ya hay miles de turistas en Baleares que han venido de la mano de FTI, y que hay también miles de reservas en el aire, según se confirma desde Viajes Sidetours, que es la que atiende a estos visitantes en España y Portugal.

Desde FTI Touristik GmbH se ha comunicado la presentación de una solicitud de apertura de procedimiento de insolvencia en un tribunal de Munich, matizando que esa situación afectará solo de forma directa a esa marca. Pese a ello, se continuará en la misma línea con otras sociedades del grupo. Hay otras sobre las que se asegura que no se verán afectadas.

Falta de liquidez

Desde FTI se admite que desde el anuncio de su compra por parte del fondo estadounidense Certares, durante el pasado mes de abril, las reservas se han situado por debajo de lo esperado. En torno a esta situación se apunta un problema de falta de liquidez, lo que está frenando el pago a las empresas con las que trabaja, como en el caso de las hoteleras.

En este contexto, se añade la negativa de la familia Sawiris, principal accionista de la empresa hasta el momento, de inyectar más fondos hasta que se formalice la compra por parte de Certares, mientras que la Administración alemana ha descartado más ayudas financieras.

La preocupación del sector turístico mallorquón esta ahora fijada en lo que sucederá con las reservas que ya estaban hechas, aunque se apunta que hay tres tour operadores que ya se han postulado para hacerse cargo de las mismas, como son TUI, Der Touristik y Schauinsland-Reisen.