El Govern 'afloja' la LOMLOE en Baleares: el próximo curso vuelven las notas numéricas

Se mantiene la nota cualitativa a final del periodo escolar para cumplir lo que establece la ley orgánica

Ejemplo de la primera página de los informes que recibieron las familias el curso pasado y que el actual Govern suprimirá CAIB

Ejemplo de la primera página de los informes que recibieron las familias el curso pasado y que el actual Govern suprimirá CAIB

Mar Ferragut

El Govern ha comenzado su labor para 'aflojar' la aplicación de la LOMLOE en Baleares empezando por el sistema de evaluación: el próximo curso vuelven las notas numéricas, del 0 a 10, y desaparecen los informes con semáforo de colores y decenas de criterios de evaluación por cada asignatura.

El Consell de Govern ha tratado hoy el borrador de resolución correspondiente que supondrá la desaparición de los informes que recibían los alumnos y sus familias el curso pasado, que constaba con un semáforo de colores para orientar de manera a los padres sobre el progreso general de sus hijos, además de decenas de páginas en las que se desgranaba la información con una decena de criterios de evaluación para cada materia. El sistema había sido polémico (a lo largo del curso pasado el anterior equipo de Educación lo rectificó dos veces) y criticado por muchos docentes, que lamentaban la carga burocrática que suponía completar tantos criterios para cada materia, y también por las familias, que lamentaban que el informe era farragoso y difícil de entender.

A partir del próximo curso, las familias recibirán tres informes de evaluación como mínimo, con notas numéricas. En la evaluación de final de curso, la nota numérica irá acompañada por una nota cualitativa (Excelente, notable, bien...). Se mantiene esta nota cualitativa para cumplir con la LOMLOE, ya que aunque Marga Prohens habló de "suspender" su aplicación en Baleares, es normativa básica estatal y por tanto de obligado cumplimiento, como ha reconocido Antoni Vera, el conseller de Educación hoy en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern.

Vera ha explicado que el objetivo es "simplificar la evaluación" y que el cambio ha sido demandado por los docentes para "reducir la burocracia" y "facilitar la información y el entendimiento de las familias". El conseller ha tratado este tema ya con los sindicatos, con los que se ha reunido esta semana, y ha asegurado encontrar "una buena disposición" a modificar este sistema.

A principios de septiembre se llevará el borrador a las mesas sectorial de pública y a la mesa de concertada y el compromiso del Govern es que profesores y familias ya sepan a qué atenerse cuando comience el curso escolar "y no en octubre o noviembre como sucedió el curso pasado", según ha criticado el actual ejecutivo autonómico.

Los criterios de evaluación "serán opcionales" para los docentes, ha indicado el conseller. "Si un profesor quiere seguir usándolos podrá", ha señalado, "pero en el GESTIB ya no será obligatorio rellenar el porcentaje para decenas y decenas de ítems". Vera ha criticado este sistema, que como profesor asegura haber sufrido "en su propia piel", y que además al final, por cómo estaba configurando, generaba situaciones como que un alumno que había suspendido en muchos criterios acababa aprobando y viceversa.